1. DESECHOS SOLIDOS UNA CONSECUENCIA DE LA VIDA

Los desechos sólidos son todos los desechos que proceden de actividades humanas y de animales que son normalmente sólidos y que se desechan como inútiles o indeseados. El término, como se usa en este texto, incluye todo, y abarca las masas heterogéneas de desechos de comunidades urbanas lo mismo que acumulaciones más homogéneas de desechos agrícolas, industriales y minerales. En un ambiente urbano, la acumulación de desechos sólidos es una consecuencia directa de la vida. De esta consecuencia ha evolucionado lo que hoy en día (1976) es en los Estados Unidos una actividad asociada con el manejo de los desechos sólidos de 3 billones a 4 billones de dólares por año.

Para introducir al lector en el campo del manejo de los desechos sólidos, en este capitulo se presenta un resumen de los siguientes tópicos: 1) impactos sobre la salud pública y ecológicos de los desechos sólidos, 2) producción de desechos sólidos en una sociedad tecnificada, 3) la magnitud del problema de los desechos sólidos en términos de las cantidades producidas, 4) proyecciones para el futuro, y 5) retos y oportunidades futuras con respecto al manejo de los desechos sólidos.

1.1. LOS IMPACTOS DE LA PRODUCCION DE DESECHOS SOLIDOS

El hombre y los animales han usado los recursos de la tierra para sustentar la vida y disponer desechos desde tiempos ancestrales. En tiempos antiguos, la disposición de desechos humanos y de otra naturaleza no presentaron un problema significativo, debido a que la población era pequeña y la cantidad de tierra disponible para la asimilación de desechos era grande. Hoy día hablamos de reusar el valor energético y fertilizante de los desechos sólidos, pero el agricultor de los tiempos antiguos probablemente hizo un intento más audaz de esto. Todavía se pueden ver indicaciones de reuso en las prácticas agrícolas primitivas, aún sensibles, en muchas naciones en desarrollo donde los granjeros recirculan desechos sólidos por su valor combustible o fertilizante.

Los problemas con la disposición de desechos sólidos pueden ser encontrados desde el tiempo en que los seres humanos empezaron a congregarse en tribus, poblaciones y comunidades y la acumulación de desechos se convirtió en una consecuencia de la vida (vea la Fig. 1.1). la dispersión de alimentos y otros desechos sólidos en ciudades medioevales - la práctica de botar desechos en calles sin pavimentar, carreteras y terrenos desocupados condujo a procreación de ratas, con su compañía de pulgas acarreando gérmenes de enfermedades, y la erupción epidémica de la peste. La falta de planes para el manejo de los desechos sólidos condujo a la epidemia de peste, la Muerte Negra, que mató a la mitad de los europeos en el siglo catorce y ocasionó muchas epidemias subsiguientes y un elevado tributo de muertes. No fue hasta el siglo diez y nueve que las medidas de control de salud pública se convirtieron en una consideración vital de los funcionarios públicos, quienes empezaron a darse cuenta de que los desechos de alimentos se debían recolectar y disponer en forma sanitaria para controlar vectores de enfermedades.

La relación entre salud pública y el almacenamiento, recolección y disposición inadecuados de desechos sólidos es muy clara. Autoridades de Salud Pública han demostrado que las ratas, moscas y otros vectores de enfermedades procrean en botaderos a campo abierto, lo mismo que en viviendas pobremente construidas o mantenidas, en instalaciones de almacenamiento de alimentos, y en muchos otros lugares donde hay alimento y albergue disponible para las ratas y los insectos asociados con ellas. El Servicio de Salud Pública de

los Estados Unidos (USPHS) ha publicado los resultados de un estudio (3) que señala la relación de 22 enfermedades humanas al manejo impropio de desechos sólidos. También hay datos disponibles para mostrar que la tasa de enfermedad- accidente para trabajadores empleados en la recolección y disposición de desechos sólidos es varias veces mayor que para empleados de industrias (3).

Los impactos ecológicos, tales como polución del agua y el aire, también han sido atribuidos a manejo impropio de los desechos sólidos. Por ejemplo, líquido de botaderos y rellenos pobremente diseñados y operados han contaminado aguas superficiales y subterráneas. En áreas mineras el líquido lixiviado de los botaderos de desechos puede contener elementos tóxicos, tales como cobre, arsénico y uranio, o pueden contaminar abastecimientos de agua con sales indeseadas de calcio y magnesio. Mientras la capacidad de la naturaleza para diluir, dispersar, degradar, absorber, o disponer de otra manera de sus residuos indeseados en la atmósfera, en los cursos de agua, y sobre el suelo es bien conocida, los seres humanos no pueden exceder esta capacidad natural para la disposición de sus desechos indeseables o se impondrá un desequilibrio ecológico sobre la biósfera.

1.2. PRODUCCION DE DESECHOS EN UNA SOCIEDAD TECNIFICADA

Se pueden encontrar señales de desarrollo de una sociedad tecnológica en los Estados Unidos a principios de la Revolución Industrial en Europa; desafortunadamente, de esta manera se produce un aumento de los problemas de disposición de los desechos sólidos. En realidad, en la última parte del siglo diez y nueve, las condiciones urbanas en Inglaterra eran tan lamentables que en 1888 se aprobó una ley prohibiendo botar desechos sólidos en canales, ríos y aguas. Esta precedió en unos 11 años a la promulgación de la ley de Ríos y Puertos de 1899 en los Estados Unidos, que intentaba reglamentar la descarga de desechos en las aguas navegables y terrenos adyacentes.

Entonces, junto con los beneficios de la tecnología también han venido los problemas asociados con los desechos resultantes. Para comprender la naturaleza de estos problemas, será útil examinar el flujo de materiales y la producción asociada de desechos en una sociedad tecnificada y considerar el impacto directo de los avances tecnológicos sobre el diseño de las instalaciones para desechos sólidos.

Fig. 1.1.- Los problemas de Desechos Sólidos no son nuevos.

(A:C: con el permiso de Johnn Hart y Field Enterprises, Inc.)

Flujo de Materiales y Producción de Desechos

Una indicación de cómo y cuándo se producen desechos sólidos en nuestra sociedad tecnológica se muestra en un flujo simplificado de materiales del diagrama presentado en la Figura 1.2. Los desechos sólidos (desperdicios) se producen al iniciar el proceso, empezando con la extracción de materias primas (6). Los desperdicios dejados de operaciones de minería a campo abierto, por ejemplo, son bien conocidos. De allí en adelante, se producen desechos sólidos en cada etapa del procesado a medida que las materias primas son transformadas en productos para el consumo.

De la Figura 1.2 se desprende que una de las mejores maneras de reducir la cantidad de desechos sólidos a ser dispuestos es limitar el consumo de materias primas y aumentar la tasa de recuperación y reuso de materiales de desecho. Aunque el concepto es simple, se ha encontrado extremadamente difícil efectuar este cambio en una sociedad tecnológica. Este tema es considerado con mayor detalle en la última sección de este capitulo.

Fig. 1.2. Flujo de materiales y producción de desechos sólidos en una sociedad tecnológica.

El efecto de los Avances Tecnológicos

Los avances tecnológicos modernos en empacado de bienes crean un conjunto de parámetros que cambian continuamente para el diseñador de instalaciones de desechos sólidos. De particular importancia son el uso creciente de plásticos y el uso de alimentos congelados, que reducen las cantidades de desechos de alimentos en las viviendas pero aumentan las cantidades en plantas de procesado de productos agrícolas. La aceptación de las llamadas comidas TV, por ejemplo, resulta en casi ningún desecho en las viviendas a excepción de los materiales de empaque (1). Estos cambios continuos ofrecen problemas al diseñador de instalaciones debido a que las estructuras para el procesado de los desechos sólidos involucran grandes inversiones de capital y se deben diseñar para que sean funcionales durante un período de aproximadamente 25 años. Entonces, los ingenieros responsables del diseño de instalaciones para desechos sólidos deben estar conscientes de las tendencias, aunque no puedan ser clarividentes en la predicción de los cambios en la tecnología que afectarán las características de los desechos sólidos en los próximos 25 años.

Por otro lado, se debe usar toda técnica posible de predicción en esta sociedad tecnológica cambiante de manera que se incluyan en el diseño de las instalaciones la flexibilidad y utilización. Idealmente, una instalación debe ser funcional y eficiente durante su vida útil, que debe coincidir con la madurez de los bonos que se emitieron para financiarías. Pero surgen preguntas importantes: ¿Cuáles elementos de la sociedad producen las mayores cantidades de desechos sólidos y cuál es la naturaleza de estos desechos? También,

¿Cómo se pueden minimizar esas cantidades? ¿Cuál es el papel de la recuperación de recursos?

1.3. CANTIDADES DE DESECHOS

Cada uno de nosotros está familiarizado con los desechos sólidos, especialmente los producidos en municipalidades, tales como desechos de alimentos y desperdicios, vehículos abandonados, desechos de demolición y construcción, barrido de calles y desechos de jardines. Sin embargo, resultan cantidades mucho mayores de fuentes agrícolas, industriales y mineras.

Cantidades Estimadas Totales y Per Cápita

Aunque los datos varían, estimativos recientes indican que en los Estados Unidos se producen 4.4 billones de toneladas cortas de desechos cada año. De este total, los desechos municipales representan aproximadamente 230 millones de toneladas; los desechos industriales, 140 millones de toneladas; y los desechos agrícolas, 640 millones de toneladas. La mayor cantidad de desechos sólidos proviene de minas y minerales y de desechos de animales, cada uno con un promedio de 1.7 billones de ton/año. La cantidad total a ser producida en el año 2000 se puede aproximar a 12 billones de ton/año.

Observando sólo a los desechos urbanos e industriales, la tasa de producción en los Estados Unidos es de aproximadamente 3.600 lb/cápita/año. En comparación, otros países industrializados tienen tasas más bajas, aunque afrontan problemas similares. En base a estimativos aproximados, Japón es el más cercano a los Estados Unidos con un promedio de 800 lb. La tasa en Holanda está sobre las 600 lb; en Alemania Occidental es de alrededor de 500 lb. De estas cifras se puede concluir que en esos países la tasa de consumo de bienes es menor o se hace un mayor esfuerzo para recuperar y reusar desechos.

Datos de Estudios Recientes

Se han hecho muchos estudios para municipalidades y autoridades regionales sobre la producción de desechos sólidos por intermedio de ingenieros consultores y planificadores. Agencias Estadales y Federales, particularmente el Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos (USPHS) y la Agencia para la Protección Ambiental (EPA) , también han sido activas en esta área. Hay tantos valores reportados que no se puede alegar ninguno en particular debido al ya mencionado impacto de los desarrollos tecnológicos, el mercado de los productos al consumidor y su empaque, y las prácticas comerciales e industriales. Por ejemplo, instituciones que tienen grandes computadoras, con sus largas impresiones han tenido un impacto apreciable en la producción de desechos de papel en ciertas comunidades. Por estas razones es imperativo hacer estudios para una municipalidad específica o región para determinar los rangos de valores de desechos sólidos producidos de fuentes municipales e industriales.

Datos de Servicio de Salud Publica de los Estados Unidos. En 1968 el USPHS publicó datos obtenidos en su National Survey of Community Solid Waste Practices (4). En la Tabla 1.1 se muestran las tasas promedio de producción para fuentes urbanas en los Estados Unidos.

Se debe hacer énfasis en que estos son promedios anuales y que las tasas reales de producción para una ciudad dada varían con las estaciones (recortes de jardín, hojas, papel de Navidad y recipientes para regalos, etc., se discute más adelante en este capítulo). Las cantidades exactas para una ciudad dada pueden estar muy por encima del promedio, tal es el caso de la gran cantidad de papel desechado en Washington, D.C., las capitales de estado, y los grandes centros comerciales e industriales. Nuevamente, cuidado con los promedios en el diseño de instalaciones, pero guíese por ellas en el análisis de resultados para un lugar específico!. En el Capitulo 4 se presentan valores detallados de la producción de desechos sólidos.

TABLA 1.1. CANTIDADES PROMEDIO PER CÁPITA DE DESECHOS SÓLIDOS RECOLECTADOS DE FUENTES URBANAS EN LOS ESTADOS UNIDOS, 1968*.

Fuente

Lb/cápita/día

Combinado residencial y comercial

4,29

Industrial

1,90

Institucional

0,16

Demolición y construcción

0,72

Limpieza de calles y avenidas

0,25

Árboles y paisajismo

0,18

Parques y playas

0,15

Cuenca de captación

0,04

Sólidos de plantas de tratamiento de aguas residuales

0,50

Total

8,19+

* Adaptado de la Ref. 4

+ Como se reporta en la Tabla 4.12, las cantidades totales correspondientes per cápita para todas las áreas (7,92 lb/cap/día) son algo más bajas que aquellas para áreas urbanas.

NOTA: lb/cápita/día x 0,4536 = kg/cápita/día.

Agencia para la Protección Ambiental. La EPA ha continuado los estudios del USPHS y en 1971 publicó un informe (5) al Congreso que contiene los estimativos de la producción presente y futura de desechos sólidos. El estimativo de la producción de desechos en los Estados Unidos por componentes se muestra en la Tabla 1.2. Nótese que las cantidades que se muestran como dispuestas son mayores que las que se muestran como producidas. La diferencia se atribuye a aumento del contenido de humedad en los desechos dispuestos y a la medida de los desechos producidos en base seca. En esta tabla se excluyen los lodos de plantas de tratamiento, desechos de demolición y construcción, y desechos especiales tales como automóviles abandonados.

TABLA 1.2. COMPONENTES DE DESECHOS SOLIDOS MUNICIPALES PRODUCIDOS EN LOS ESTADOS UNIDOS, 1971*.

Componente

Total producido

Total dispuesto

Toneladas millones

%

Toneladas millones

%

Papel

39,1

31,3

47,3

37,8

Vidrio

12,1

9,7

12,5

10,0

Metal

11,9

9,5

12,6

10,1

Ferroso

10,6

8,5

-

-

Aluminio

0,8

0,6

-

-

Otros no ferrosos

0,5

0,4

-

-

Plástico

4,2

3,4

4,7

3,8

Caucho y cuero

3,3

2,6

3,4

2,7

Textiles

1,8

1,4

2,0

1,6

Madera

4,6

3,7

4,6

3,7

Alimentos

22,0

17,6

17,7

14,2

Subtotal

99,0

79,2

104,8

83,9

Desechos de patios

24,1

19,3

18,2

14,6

Inorgánicos misceláneos

1,9

1,5

2,0

1,5

Total

125,0

100,0

125,0

100,0

Variaciones Mensuales y Estacionales

Los desechos sólidos de fuentes residenciales- potencialmente uno de los principales problemas de salud pública en cualquier comunidad- varían considerablemente en composición y cantidad. Los autores han encontrado variaciones importantes, dependiendo del estatus económico, la composición étnica, y los hábitos sociales del vecindario (ejemplo, quema de papel y hojas en el patio). Las cantidades también varían con las estaciones, las selecciones de horticultura de los vecindarios, las características geográficas de la tierra, la precipitación, el clima, y los hábitos de la gente que comen, beben y el empaque de lo que ellos compran. La lista es virtualmente interminable.

Estos datos son importantes en el diseño y la operación de cualquier instalación para desechos sólidos. Los datos que se muestran en la Figura 1-3, obtenidos en 1940 en un estudio completo (2) en la ciudad de Nueva York, son útiles para ilustrar la variación en la composición de los desechos producidos en base mensual y estacional. Como se muestra, estos datos estuvieron influenciados en gran parte por el uso de carbón para la calefacción residencial en 1940, una condición que puede volver a ocurrir a medida que la importación de petróleo y propano líquido se vuelva más restrictiva y se utilicen los recursos abundantes de carbón de los Estados Unidos.

Para el diseño de cualquier operación de desechos sólidos se deben obtener da tos semejantes a los que se muestran en la Figura 1-3, de manera que todos sus componentes puedan ser suficientemente flexibles para compensar con las cargas permanentemente variables de desechos descartados por los residentes, lo mismo que por la producción comercial e industrial. Los componentes de los desechos sólidos producidos en Nueva York en 1940, no son indicativos de los componentes a ser esperados en 1976, lo mismo que aquellos del año 2000 lo fueran de los de hoy día; sin embargo, se puede predecir el futuro en base al pasado.

1.4. PROYECCIONES PARA EL FUTURO

Si los valores del USPHS de la Tabla 1.1 o los valores de la EPA en la Tabla 1.2 son usados para hacer proyecciones para el futuro, las cifras se basan necesariamente en tasas anuales supuestas de crecimiento de la población y en el consumo humano y disposición de productos desechados. La EPA ha supuesto que habrá un aumento en alimentos preparados industrialmente (con los desechos sólidos producidos en la categoría agrícola o industrial en lugares remotos) y un aumento en desechos de empaques. De otro lado, los desechos de patios, que alcanzan al 14,6 por ciento de los desechos dispuestos (Tabla 1.2), no aumentarán tan rápidamente en el futuro debido a que se espera que los tipos de vivienda cambien de casas unifamiliares a edificios de apartamentos.

Fig. 1.3. Distribución mensual de los componentes de los desechos sólidos que llegan a un relleno sanitario en Nueva York, 1940 (2)

En vista de los muchos factores que influencian las predicciones para el futuro, se deben usar rangos. Debido a que los estimativos para el futuro son necesarios en el diseño de instalaciones de procesado y disposición de desechos sólidos, el ingeniero de diseño debe intentar la predicción del uso de la instalación para un mínimo de 25 años con el fin de justificar los gastos de capital involucrados. EPA ha desarrollado la Tabla 1.3 para ayudar al ingeniero en las proyecciones de diseño, suponiendo tres tasas diferentes de crecimiento de la producción de desechos sólidos.

De la experiencia obtenida durante los años 1960, se podría esperar que la producción de desechos sólidos aumente a una tasa del 4,5 por ciento anual. Una cifra más razonable, en base a un mejor conocimiento del público con respecto a la recuperación y reuso de recursos, podría ser del 3,5 por ciento. Si fueran efectivos los mayores esfuerzos en la recuperación y recirculación de recursos, la tasa de aumento podría ser tan baja como el 2,5 por ciento.

El impacto económico de los costos de manejo de desechos sólidos se puede proyectar usando los valores contenidos en la Tabla 1.3 y aplicando algún promedio nacional estimado de costos unitarios de recolección y disposición desarrollados por la EPA. Datos de estudios de la EPA, junto con estimativos para 1980 y 1985, se presentan en la Tabla 1.4. Así, se espera que el manejo de desechos sólidos se convierta en una industria de US$4 billones a US$5 billones para 1985 (en base a dólares de 1971). Dependiendo de la tasa de inflación estos valores podrían cambiar apreciablemente.

TABLA 1.3 CANTIDADES PROYECTADAS DE DESECHOS

SÓLIDOS, 1980 A 1990*,+

Crecimiento compuesto anual, supuesto, porcentaje

Toneladas, millones

1980

1985

1990

2,5 (bajo)

155

175

200

3,5 (medio)

170

200

230

4,5 (alto)

185

230

290

+ De la Ref. 5

NOTA: ton x 907,2 = kg.

1.5. RETOS Y OPORTUNIDADES FUTURAS

La industria multimillonaria del manejo de los desechos sólidos sólo puede ser costeada por el público responsable de la producción de las inmensas cantidades de desechos - alrededor de 200 millones de toneladas por año, como se muestra en la Tabla 1.4. Se deben estimular nuevas actitudes públicas en un intento para reducir la carga económica impuesta sobre la sociedad. La preocupación nacional debe trascender el concepto de que el público pueda aportar el pago y no puede insistir en reducir la carga económica ya sea mediante acciones individuales o sociales necesarias.

Desafortunadamente, el nivel de vida en los Estados Unidos está inevitablemente vinculado a la producción de desechos sólidos - el despilfarro de recursos naturales en este país y en el exterior, el uso de materiales de muchos tipos por una sola vez, y la filosofía del desperdicio y la rápida obsolescencia de los productos. Es razonable presumir que el abandono de esta filosofía del desperdicio pudiera reducir el tonelaje de desechos a ser manejados. Este concepto inevitablemente conduce a la necesidad de recuperar recursos y a recircular los materiales recuperados a la corriente principal de la industria. Además, los hábitos de la gente deben cambiar por su propia voluntad, guiados por grupos

TABLA 1.4 COSTOS DE RECOLECCIÓN Y DISPOSICIÓN DE DESECHOS SÓLIDOS EN LOS ESTADOS UNIDOS,

1971 A 1985*

 

1971

(ESTIMADO)

1980 (PROYECTADO)

1985 (PROYECTADO)

Bajo

Medio

Alto

Bajo

Medio

Alto

Desechos recolectado (ton, millones)+

120

150

160

175

165

190

220

Costos unitarios ($/ton)

             

Recolección

18

18

18

18

18

18

18

Disposición

4

5

5

5

5

5

5

Total

22

23

23

23

23

23

23

Total de costos nacionales, millones de dólares (1971)

             

Recolección

2.160

2.700

2.880

3.150

3.150

3.410

3.960

Disposición

480

750

800

875

875

950

1.100

Total

2.640

3.450

3.680

4.025

4.025

4.370

5.060

* Adaptado de la Ref. 5

+ Se supones que el 95 por ciento de los desechos producidos (Tabla 1.3) son recolectados.

NOTA: ton x 0,0011 = $/kg

conservacionistas, y producir información disponible a través de agencias industriales y gubernamentales. Se deben hacer esfuerzos para reducir la cantidad de materiales usados en empaques y mercancías obsoletas, y empezar procesos de recirculación en la fuente - la casa, la oficina, o la fábrica - de manera que muchos materiales no se conviertan en parte de los desechos a ser dispuestos de una ciudad. Esta es una alternativa que conservará recursos y tendrá también viabilidad económica.

Otra alternativa es continuar las prácticas de desperdicio de la sociedad industrial moderna y pagar la sanción pecuniaria. Como se muestra en la Tabla 1.4, la diferencia entre las cifras máximas y mínimas para 1985 podría ser de $1 billón. Podría ser todavía mayor si la conservación llegara a ser una manera de vida de los ciudadanos, el comercio y la industria.

Otra alternativa es continuar las prácticas pobres de manejo de desechos sólidos que prevalecen en muchas lugares del país. Esta alternativa implica una severa sanción pecuniaria en el abuso de la tierra y el uso derrochador de los recursos cada vez más escasos de materiales, energía, fuerza de trabajo y dinero. Esto no es aceptable para la sociedad. Su contraparte consiste en el manejo progresista de los desechos sólidos y es el tema de todos los capítulos de este libro.

1.6. TÓPICOS PARA DISCUSIÓN

1.1. Discuta los diferentes factores que pueden tomarse en cuenta para las grandes diferencias en la producción de sólidos en municipalidades de varias naciones industrializadas de la tierra.

1.2. ¿Como líder de la comunidad, qué acciones pudiera tomar o cuáles consejos daría para reducir el impacto económico de la producción de desechos en su ciudad?

1.3. ¿El gas y el petróleo se están convirtiendo en bienes caros y escasos, aunque son combustibles limpios que no producen desechos sólidos. Qué otras fuentes de energía podría sugerir para la calefacción de las casas para dos regiones diferentes (tales como Nueva Inglaterra y Texas o Arizona) y todavía minimizar la producción de desechos sólidos?

1.4. ¿Cuál sería el impacto de la variación mensual en la composición de los desechos sólidos, que se muestra en la Figura 1.2, sobre la operación del sistema de manejo de desechos sólidos?

1.5. Discuta los factores más importantes que han influenciado los cambios que han tenido lugar en la composición de los desechos sólidos desde principios de siglo. ¿Cree usted que los cambios en la composición de los desechos sólidos serán importantes en los próximos 10, 25 o 50 años?. Explíquese.

1.6. ¿Cuál es su concepto actual de la recuperación de recursos? ¿Cómo puede afectar los costos de disposición de desechos sólidos?

1.7. ¿Qué se está haciendo en su comunidad para la recirculación de botellas, latas y papel? En su opinión ¿el programa es un éxito? ¿Cómo se puede mejorar y cuál agencia debiera tomar el liderazgo en esta mejora?.

1.8. ¿Cuál es su opinión del plan de Oregón (Todos los recipientes de refrescos y cerveza deben ser reusables)? ¿Piensa que tal plan trabajará en su estado? (Referencia: The Wall Street Journal, Friday, January 9, 1976).

1.7. REFERENCIAS

1. Darnay. A. and W. E. Franklin: The Role of Packaging in Solid Waste Management 1966 to 1976, U.S. Department of Health. Education, and Welfare, Public Health Service, Publication SW-5c. Rockville, Md. 1969.

2. Eliassen, R.: Decomposition of Landfills, American Journal of Public Health, vol. 32, no 3,1942.

3. Hanks, T.G.: Solid Waste/Disease Relationships, U.S. Department of Health, Education and Welfare, Solid Wastes Program, Publication SW-1c, Cincinnati, Ohio, 1967.

4. Muhich, A.J., A. J. Klee, and P.W. Britton: Preliminary Data Analysis, 1968 National Survey of Community Solid Waste Practices, U.S. Department of Health, Education and Welfare, Public Health Service, Publication 1867, Washington, D.C. 1968.

5. Resource Recovery and Source Reduction, Second Report to Congress. U.S. Environmental Protection Agency, Publication SW-122, Washington, D.C. 1974.

6. Surface Mining and Our Environment, A Special Report to the Nation, U.S. Department of the Interior, Washington, D.C. 1967.