REGLAMENTO PARA EL MANEJO DE LOS DESECHOS SOLIDOS.

 

Acuerdo Ministerial No. 14630. RO/ 991 de 3 de Agosto de 1992.

 

 

TITULO I

 

CAPITULO I

 

AMBITO DE APLICACION

 

 

Art. 1.- Del Ambito de aplicación.

 

El  presente Reglamento tiene por objeto regular los servicios de almacenamiento  barrido,  recolección, transporte, disposición final y demás aspectos relacionados con los desechos sólidos cualquiera sea la actividad  o fuente de generación de conformidad con las disposiciones del  Código  de  la  Salud,  de  la  Ley de Prevención y Control de la Contaminación  Ambiental,  del  Código de Policía Marítima y la Ley de Régimen Municipal.

 

 

CAPITULO II

 

DE LAS DEFINICIONES Y TERMINOLOGIA

 

    

Art. 2.- De las definiciones.

 

Para  efectos  de  la  aplicación  del  presente  Reglamento,  se establecen las siguientes definiciones:

 

·       Almacenamiento;  Es  la  acción  de  retener temporalmente los desechos, en tanto se procesan para su aprovechamiento, se entregan al servicio de recolección o se dispone de ellos.

 

·       Aseo urbano: Es la limpieza y mantenimiento de la ciudad libre de los desechos sólidos, producidos por sus habitantes.

 

·       Basura:   Se  entiende  por  basura  todo  desecho  sólido  o semisólido, putrescible o no putrescible, con excepción de excretas de origen  humano  o  animal.  Se  comprenden  en la misma definición los desperdicios,  desechos,  cenizas,  elementos  del  barrido de calles, desechos  industriales,  de  establecimientos hospitalarios, plazas de mercado, ferias populares, playas, escombros, entre otros.

 

·       Biodegradable:  Propiedad de toda materia de tipo orgánico, de poder ser metabolizada por medio biológicos.

 

·       Caracterización  de un desecha: Es la determinación precisa de su calidad físico - química y bacteriológica de modo que claramente se distinga de los demás.

 

·       Confinamiento   controlado:   Obra   de  ingeniería  para  el almacenamiento   o  disposición  final  de  desechos  peligrosos,  que garantice su aislamiento.

 

·       Contaminación:  La  presencia  en  el  ambiente  de  uno o más contaminantes  o  cualquier  combinación  de ellos, que perjudiquen la vida,  la salud y el bienestar humano, la flora y la fauna constituyan una  molestia  o  degraden la calidad del aire, agua, suelo o de otros bienes nacionales o particulares.

 

·       Contaminante: Cualquier factor orgánico inorgánico o energético que por si solo o en combinación con otros, produzca al ser vertido un cambio perjudicial en un medio ecológico.

 

·       Contenedor:  Recipiente  de  gran  capacidad,  metálico  o  de cualquier otro material apropiado, utilizado para el almacenamiento de los  desechos  sólidos  generados  en  centros  de gran concentración, lugares  que  presentan  difícil acceso o bien en aquellas zonas donde por su capacidad es requerido.

 

·       Control:  Conjunto de actividades efectuadas por la entidad de aseo,  teniente  a  que el manejo de desechos sólidos sea realizado en forma técnica y de servicio a la comunidad.

 

·       Desecho:  En  cualquier  producto  deficiente,  inservible  o inutilizado  que  su  poseedor  destina  al abandono o del cual quiere desprenderse.

 

·       Desecho sólido: Es todo objeto, sustancia o elemento en estado sólido, que se abandona, bota o rechaza.

 

·       Desecho sólido combustible: Es aquel que puede arder por acción de un agente exterior, como chispa o cualquier fuente de ignición.

 

·       Desecho  sólido  comercial:  Es  aquel  que  es  generado  en establecimientos  comerciales  y  mercantiles  tales  como  almacenes, bodegas, hoteles, restaurantes, cafeterías y plazas de mercado.

 

·       Desecho  sólido  domiciliario:  El  que  por  su  naturaleza, composición,  cantidad y volumen es generado en actividades realizadas en viviendas o en cualquier establecimientos asimilable a éstas.

 

·       Desecho sólido explosivo: Es aquel que genera grandes presiones en su descomposición instantánea.

 

·       Desecho  sólido  industrial:  Es  aquel  que  es  generado  en actividades  propias de este sector, como resultado de los procesos de producción.

 

·       Desecho   sólido   inflamable:   Es   el   que   puede  arder espontaneamente bajo ciertas condiciones de presión y temperatura.

 

·       Desecho  sólido institucional: Se entiende por desechos sólido institucional  aquel  que es generados en establecimientos educativos, gubernamentales,   militares,   carcelarios,   religiosos,  terminales aéreos, terrestres, fluviales o marítimos y edificaciones destinadas a oficinas, entre otras.

 

·       Desecho  sólido patógeno: Es aquel que por sus características físicas,  químicas  o biológicas puede causar daño a la salud humana o animal por ser reservorio o vehículo de infección.

 

·       Desecho  sólido peligroso: Es todo aquel desecho, en cualquier estado   físico,  que  por  sus  características  corrosivas,  tóxicas venenosas  reactivas explosivas, inflamables, biológicas infecciosas e irritantes  representan  un  peligro para el equilibrio ecológico o el ambiente.

 

·       Desecho  sólido  radiactivo:  Aquel  que contiene uno o varios núclidos   que   emiten   espontaneamente   partículas   o   radiación electromagnética o que se fisionan espontaneamente.

 

·       Desecho  sólido  tóxico:  Aquel  que  por  sus características físicas  o  químicas,  dependiendo  de  su  concentración  y tiempo de exposición, puede causar daño a la salud humana o el medio ambiente.

 

·       Desecho  sólido  volatilizable:  Aquel  que  por su presión de vapor, a temperatura ambiente se evapora o volatiliza.

 

·       Desechos  incompatibles:  Aquellos  que,  cuando  se mezclan o entran  en contacto, pueden reaccionar produciendo efectos dañinos que atentan  contra  la  salud  humana,  contra el medio ambiente o contra ambos.

 

·       Disposición  final: Es la acción de depósito permanente de los desechos  en  sitios  y  condiciones  adecuadas  para  evitar daños al ambiente.

 

·       Entidad  de  aseo: Es la persona natural o jurídica, pública o privada,  encargada  o  responsable en un municipio de la presentación del  servicio  de  aseo,  como  empresas,  organismos,  asociaciones o municipios directamente.

 

·       Escombros: Son los desechos, brozas y cascote que quedan de la creación o derrumbe de una obra de ingeniería.

 

·       Estación  de  transferencia:  Es el lugar físico dotado de las instalaciones  necesarias,  técnicamente  establecido,  en  el  que se realiza  el  traslado  de  los desechos sólidos desde los vehículos de recolección  a los medios de transporte que los lleva a la disposición final.

 

·       Generación:  Cantidad  de  desechos sólidos originados por una determinada fuente en un intervalo de tiempo dado.

 

·       Lixiviado: Líquido contaminante que resulta del paso de agua a través de un estrato de desechos sólidos.

 

·       Reciclaje: Operación de separar y clasificar selectivamente los desechos sólidos para volver a utilizarlos convenientemente.

 

·       Relleno sanitario: Método de disposición de desechos sólidos en el  suelo  que  consiste en esparcirlos, acomodarlos y compactarlos al volumen  más práctico posible, cubrirlos diariamente con tierra u otro material de relleno y ejercer los controles requeridos al efecto.

 

·       Reuso:   Acción   de  usar  un  desecho  sólida,  sin  previa tratamiento.

 

·       Tratamiento:  Proceso  de  transformación  física,  química  o biológica de los desechos sólidos para modificar sus características o reaprovechar  su  potencial,  y  en  el cual se puede generar un nuevo desecho sólido, de características diferentes.

 

·       Vía pública: Son las áreas de la ciudad destinadas al tránsito peatonal,  vehicular  y a la recreación. Se incluye en esta definición las calles, avenidas, plazoletas, parques, jardines, alamedas y playas de veraneo.

 

·       Vigilancia:  Control  ejercido por la autoridad de salud a las entidades   de   aseo,   orientado   a   que   estas  cumplan  con  su responsabilidad  en  cuanto  a  protección  de  la  salud  y del medio ambiente.

 

 

 

 

 

TITULO II

 

CAPITULO I

 

DE LOS ORGANISMOS COMPETENTES

 

    

Art. 3.- De las competencias.

 

La  aplicación  del  presente Reglamento compete al Ministerio de Salud  Pública, a través del Instituto Ecuatoriano de Obras Sanitarias (IEOS),  en  coordinación  con  las  municipalidades  y la Comisión de Energía  Atómica,  en materia de planificación, regulación, normación, limitación   y   supervisión   de   los  sistemas  de  almacenamiento, recolección,  transporte  y  disposición final de basuras, en el medio urbano  y  rural,  y  de  disposición final de desechos radiactivos de cualquier origen que fueren.

 

Las   autoridades   de   organismos   nacionales,   regionales  y seccionales  deberán  apoyar  a  las  instituciones  mencionadas en la aplicación  de  este Reglamento, sin perjuicio de las atribuciones que les son propias.

 

 

TITULO III

 

CAPITULO I

 

DISPOSICIONES GENERALES

 

    

Art. 4.- Del manejo de desechos sólidos.

 

El  manejo  de  los  desechos  sólidos  comprende  las siguientes actividades:

 

     - Producción y almacenamiento

 

     - Entrega

 

     - Recolección

 

     - Transporte

 

     - Transferencia

 

     - Tratamiento

 

     - Disposición Final

 

     - Barrido y limpieza de vías y áreas públicas

 

     - Recuperación

 

     - Educación ambiental.

 

 

Art. 5.- De las clases de servicio.

 

Para efectos de este Reglamento el servicio de manejo de desechos sólidos  se  clasifica  en dos modalidades: a) servicio ordinario y b) servicio especial.

 

 

Art. 6.- Del servicio ordinario.

 

La  prestación  del  servicio  ordinario  tendrá como objetivo el manejo de las siguientes clases de basuras:

 

a)       Basuras domiciliarias.

 

b)       Basuras  que por su naturaleza, composición, tamaño y volumen pueden  ser  incorporadas  en su manejo, por la entidad de aseo y a su juicio de acuerdo con su capacidad.

 

c)       Basuras que se producen en la vía pública.

 

d)       Basuras no incluídas en el servicio especial.

 

 

Art. 7.- Del servicio especial.

 

La  prestación  del  servicio  especial  tendrá  como objetivo el manejo de la siguientes basuras:

 

a)       Basuras   patógenas,   tóxicas,  combustibles,  inflamables, explosivas, radiactivas y volatilizables.

 

b)       Basuras  que por su naturaleza, composición, tamaño y volumen deben  considerarse  como especiales a juicio de la entidad de aseo de acuerdo con su capacidad.

 

c)       Empaquen  o  envases  de  productos  químicos  de  cualquier naturaleza,  en  especial   de  plaguicidas  y de preparaciones de uso agrícola o pecuario.

 

d)       Basuras  que  por  su ubicación, presenten dificultades en su manejo por inaccesibilidad de los vehículos recolectores.

 

e)       Basuras  no  contempladas  en  los  literales anteriores, que requieran  para  su  manejo condiciones especiales distintas a las del servicio ordinario.

 

 

Art. 8.- De la responsabilidad de  materia de basuras.

 

El  manejo de las basuras en todo el país será responsabilidad de las  municipalidades  de  acuerdo  a  la Ley de Régimen Municipal y el Código de la Salud.

 

Las municipalidades o personas responsables del servicio de aseo, de conformidad con las normas administrativas correspondientes, podrán contratar,  conceder y coordinar con otras entidades cualquiera de las actividades   del   servicio   cuando  la  conveniencia  de  ello  sea justificada  entre  otras  razones  por  la calidad de servicio que se preste.

 

La  contratación o la concesión para la prestación del servicio a que  hace referencia este artículo, no libera a las municipalidades de su  responsabilidad  y por lo mismo, deberán ejercer severo control de las  actividades propias del citado manejo.

 

 

Art. 9.- De la contratación de servicios de aseo.

 

Si   se  celebrase  contrato  entre  la  entidad  de  aseo  y  un contratista,   deberán   estipularse   claro   y  específicamente  las condiciones  de  prestación  del servicio y la actividad o actividades que  se efectuarán en el manejo de basuras.

 

 

Art. 10.- De los programas para el manejo de basuras.

 

Independientemente de quien lo realice, el manejo de los desechos sólidos  deberá  obedecer a un programa que responda a las necesidades del  servicio  de  aseo  y  que  incluya,  entre otros, los siguientes aspectos:

 

a)       Establecimiento  de  rutas y horarios para recolección de las basuras, que serán dados a conocer a los usuarios.

 

b)       Mantenimiento de los vehículos y equipos auxiliares destinados al servicio de aseo.

 

c)       Entrenamiento  del  personal  comprometido en actividades del manejo de basuras en lo que respecta a prestación del servicio de aseo y a las medidas de seguridad que deban observar.

 

d)       Actividades  a desarrollar en eventos de fallas ocurridas por cualquier  circunstancia,  que  impidan  la prestación del servicio de aseo.

         

e)       Mecanismos  de  información  y  educación  a los usuarios del servicio, acerca de la entrega o presentación de las basuras en cuanto a  ubicación,  tamaño  o  capacidad  del  recipiente  y otros aspectos relacionados con la correcta prestación del servicio.

 

 

Art.  11.- De las situaciones que se deben evitar en el manejo de basuras.

 

Las  actividades  de  manejo de las basuras deberán realizarse en forma tal que se eviten situaciones como:

 

a)       La permanencia contínua en vías y áreas públicas de basuras o recipientes   que   las  contengan  de  manera  que  causen  problemas sanitarios y estéticos.

 

b)       La  proliferación  de vectores y condiciones que propicien la transmisión de enfermedades y seres humanos o animales.

 

c)       Los  riesgos a operarios del servicio de aseo o al público en general.

 

d)       La contaminación del aire, suelo o agua.

 

e)       Los incendios y accidentes.

 

f)        La generación de olores objetables, polvo y otras molestias.

 

g)       La disposición final no sanitaria de las basuras.

 

 

Art. 12.- Del manejo de las basuras fuera del perímetro urbano de los Cantones.

 

El  manejo de las basuras generadas fuera del perímetro urbano de los  municipios  estará  a  cargo  de sus productores, quienes deberán cumplir   las  disposiciones  del  presente  Reglamento  y  las  demás relacionadas con la protección del medio ambiente.

 

 

Art. 13.- De los trituradores de basuras.

 

La  instalación  y funcionamiento de trituradores de basuras para cuya  evacuación  se  utilice  el  sistema  de alcantarillado público, requieren  permiso  previo  por  parte  de  la entidad encargada de la prestación de dicho servicio.

 

Para  la concesión del permiso se considerarán los efectos de las basuras sobre los usos del agua y desechos líquidos y sobre el sistema de  alcantarillado  sanitario.

 

 

Art. 14.- De las campañas para el manejo de basuras.

 

El   IEOS,  las  Municipalidades  y  otras  entidades  realizarán campañas en cuanto a la generación de basuras con la finalidad de:

 

a)       Minimizar la cantidad producida.

 

b)       Controlar las características de los productos para garantizar su degradación cuando no sean recuperables.

         

c)       Propiciar la producción de empaques y envases recuperables.

 

d)       Evitar,  en  la  medida  en  que técnica y económicamente sea posible,   el   uso   de  empaques  y  envases  innecesarios  para  la presentación  de  los productos finales.

 

 

Art.  15.-  De los programas y campañas educativas para el manejo de basuras.

 

Los   Ministerios,  las  Municipalidades  y  otras  instituciones públicas  o  privadas,  dentro  de  sus  correspondientes  ámbitos  de competencia,  establecerán y pondrán en prácticas los planes, campañas y  otras  actividades  tendientes  a la educación y difusión sobre los medios  para  mejorar  el  manejo de los desechos sólidos.

 

 

Art. 16.- De las especificaciones del equipamiento para el manejo de basuras.

 

Los  vehículos, la maquinaria y los equipos que se empleen en las actividades  comprendidas  en  el  manejo  de las basuras reunirán las especificaciones  mínimas  contempladas  en  este Reglamento y las que señale  el  IEOS,  las  que deberán ser cumplidas por las entidades de aseo.

 

 

Art. 17.- De los métodos de análisis para basuras.

 

Los  análisis  de  desechos  sólidos,  que  sean  exigidos  a los usuarios  y  a las entidades de aseo, se realizarán de acuerdo con los métodos  de  análisis establecidos, adoptados o definidos por el IEOS.

 

 

 

TITULO IV

 

DEL SERVICIO ORDINARIO DE ASEO

 

 

CAPITULO I

 

DEL ALMACENAMIENTO DE BASURAS

 

    

Art.  18.-  De  las  obligaciones  de  los  usuarios del servicio ordinario de aseo.

 

Los   usuarios   del  servicio  ordinario  de  aseo  tendrán  las siguientes  obligaciones,  en cuanto el almacenamiento de basuras y su presentación para recolección:

 

a)       Almacenar  en  forma  sanitaria  las  basuras  generadas  de conformidad con lo establecido en el presente Reglamento.

 

b)       No depositar sustancias líquidas, excretas, ni basuras de los contempladas para el servicio especial, en recipientes destinados para recolección en el servicio ordinario.

 

c)       Colocar los recipientes en el lugar de recolección, de acuerdo con el horario establecido por la entidad de aseo.

 

d)       Las demás que establezcan las respectivas ordenanzas para los usuarios  del  servicio.

 

 

Art. 19.- De los recipientes para el almacenamiento de basuras.

 

Los  recipientes  utilizados para almacenamiento de basuras en el servicio  ordinario  deberán ser de tal forma que se evite el contacto de  éstas  con  el  medio  y  los recipientes podrán ser retornables o desechables.

 

 

Art. 20.- De las características de los recipientes retornables.

 

Los  recipientes retornables para almacenamiento de basuras en el servicio    ordinario    tendrán,    entre   otras,   las   siguientes características:

 

a)       Peso  y  construcción  que  faciliten  el  manejo  durante la recolección.

 

b)       Construídos  en  material impermeable, de fácil limpieza, con protección al moho y a la corrosión, como plástica caucho o metal.

 

c)       Dotados  de tapa con buen ajuste, que no dificulte el proceso de vaciado durante la recolección.

 

d)       Construídos  en  forma tal que estando cerrados o tapados, no permitan  la  entrada  de  agua,  insectos o roedores, ni el escape de líquidos por sus paredes o por el fondo.

 

e)       Bordes  redondeados  y de mayor área en la parte superior, de forma que se facilite la manipulación o el vaciado.

 

f)        Capacidad  de  acuerdo  con  lo que establecen la entidad que presta el servicio de aseo.

 

Las  recipientes retornables para almacenamiento de basuras en el servicio  ordinario,  deberán  ser  lavados  por  el  usuario  con una frecuencia   tal   que  sean  presentados  en  condiciones  sanitarias inobjetables.

 

 

Art. 21.- De las características de los recipientes desechables.

 

Los  recipientes  desechables  utilizados  para almacenamiento de basuras  en  el  servicio ordinario, serán bolsas o fundas de material plástico o de características similares y deberán reunirá por lo menos las siguientes condiciones:

 

a)       Su  residencia  deberá  soportar  la tensión ejercida por las basuras contenidas y por su manipulación.

 

b)       Su  capacidad  estará  de  acuerdo  con  lo que establezca la entidades que preste el servicio de aseo.

 

c)       De color opaco, preferentemente.

 

    

Cuando  se  utilicen  bolsas  o  fundas de material plástico o de características  similares  como  recipientes  desechables, el usuario deberá  presentarlas  cerradas  con  nudo  o  sistema  de amarre fijo.

    

 

Art. 22.- De los sistemas de almacenamiento colectivo de basuras.      A partir de la vigencia de este Reglamento, toda edificación para uso  multifamiliar,  institucional o comercial y las que la entidad de aseo  determine,  tendrán  un  sistema  de almacenamiento colectivo de basuras,  diseñado de acuerdo con las normas del presente Reglamento y demás  disposiciones  relacionadas con la materia.

 

Art. 23.- De las áreas para almacenamiento de basuras.

 

Las  áreas destinadas para almacenamiento colectivo de basuras en las  edificaciones de que trata el artículo anterior, cumplirán por lo menos con los siguientes requisitos:

 

a)       Ubicados en áreas asignadas por la entidad de aseo.

 

b)       Los  acabados  serán lisos, para permitir su fácil limpieza e impedir  la  formación  de  ambiente  propicio  para  el desarrollo de microorganismos en general.

 

c)       Tendrán  sistemas  de ventilación, de suministros de agua, de drenaje y de prevención y control de incendios.

 

d)       Serán  construídas  de  manera  que  se  impida  el acceso de insectos, roedores y otras clases de animales.

 

Las  áreas  a  las  que  se refiere este artículo serán aseadas y fumigadas  para  desinfección  y desinfestación con la regularidad que exige  la  naturaleza  de  la  actividad  que  en ellas se desarrolla.

    

 

Art. 24.- Del empaque de basuras para evacuación de ductos.

 

Las  basuras  que  sean  evacuados por ductos, serán empacadas en recipientes  impermeables  que cumplan las características exigidas en el  Artículo  21 de este Reglamento.

 

 

Art. 25.- Del uso de contenedores para almacenamiento.

 

El  uso  de  contenedores  para  almacenamiento  como depósito de basuras,  podrá  permitirse  en  el servicio ordinario, a juicio de la entidad  de  aseo. Los contenedores podrán ser utilizados directamente por   los   usuarios  para  almacenamiento  de  basuras  del  servicio ordinario, en forma pública o privada.

 

Para la instalación por particulares de uno o más contenedores de basuras  o  similares,  en el servicio ordinario, se deberá obtener la aprobación  de  la  entidad  de  aseo  respectiva.

 

 

Art.   26.-   De   los   contenedores   de   almacenamiento  para multifamiliares.

 

Los   conjuntos  residenciales  y  multifamiliares  si  como  las entidades  o  instituciones  cuya ubicación que facilite la prestación del servicio ordinario de recolección, podrán solicitar que la entidad de   aseo  instale  contenedores  para  almacenamiento  dentro  de  su perímetro.

 

 

Art.   27.-   De  las  características  de  los  contenedores  de almacenamiento

 

El  tamaño,  la  capacidad  y  el  sistema de carga y descarga de contenedores de almacenamiento públicos o privados, serán determinados por  las  entidades de aseo, con el objeto de que sean compatibles con su  equipo  de recolección y transporte.

 

 

Art.  28.-  De  la  prohibición  de  arrojar basuras fuera de los contenedores de almacenamiento.

 

Se  prohibe arrojar o depositar basuras fuera de los contenedores de almacenamiento.

 

El  aseo  de los alrededores de contenedores de almacenamiento de uso privado, será responsabilidad de los usuarios.

 

Las  entidades  de  aseo  deberán  recolectar  las basuras de los contenedores  de  almacenamiento  con  una frecuencia tal que nunca se rebase  la  capacidad  de contenido máxima del contenedor.

 

 

Art.  29.-  De  los  sitios de ubicación para los contenedores de almacenamiento.

 

El sitio escogido para ubicar contenedores de almacenamiento para desechos  sólidos  en  el  servicio  ordinario,  deberá  permitir como mínimo, lo siguiente:

 

     a) Accesibilidad para los usuarios.

 

     b)  Accesibilidad  y facilidad para el manejo y evacuación de las basuras.

 

     c)   Limpieza   y  conservación  de  la  estética  del  contorno.

    

 

Art.  30.- De la prohibición de contenedores de almacenamiento en áreas públicas.

 

Se  prohibe  la localización de contenedores de almacenamiento de basura en áreas públicas. Sin embargo la entidad de aseo podrá remitir su localización en tales áreas, cuando las necesidades del servicio lo hagan conveniente, o cuando un evento o situación específica lo exija.

    

 

Art.  31.-  De  la prohibición de depositar animales y basuras de carácter especial.

 

Se  prohibe  la colocación de animales muertos, partes de éstos y basuras de carácter especial, en contenedores de almacenamiento de uso público  o  privado,  en  el  servicio  ordinario.

 

 

Art. 32.- De la prohibición de quemar basuras

 

Se prohibe la quema de basuras en contenedores de almacenamiento.

    

 

Art.  33.-  De  las  obligaciones  en  caso  de  esparcimiento de basuras.

 

Cuando  las  operaciones  de  carga y descarga en contenedores de almacenamiento  den  origen al esparcimiento de basuras, éstas deberán ser  recogidas  por  la entidad de aseo.

 

 

Art. 34.- De la prohibición de instalar incineradores.

 

Se prohibe la instalación de incineradores de desechos sólidos en edificios  comunales  o  viviendas  multifamiliares; los incineradores existentes  a  la  fecha  de expedición de este Reglamento deberán ser reemplazados  por  otro  sistema  de  almacenamiento  aprobado  por la entidad de aseo.

 

 

Art. 35.- De la responsabilidad de vendedores ambulantes

 

Los  vendedores ambulantes o asociaciones que los agrupan deberán disponer de su propio sistema de almacenamiento que sea probado por la entidad  de  aseo  y  al final de cada día deberán dejar perfectamente limpia la vía pública donde realicen sus actividades.

 

 

Art. 36.- De la prohibición de basurales.

 

Los  propietarios  de  terrenos  sin  construir,  situados  en el perímetro  urbano,  están  obligados  a  mantenerlos con el respectivo cerramiento  a  fin  de  evitar que se conviertan en basurales; si los propietarios  no contribuyeren los cerramientos éstos serán efectuados por  el  municipio  a  costa  del  dueño  del  predio quien demás será acreedor  a la sanción correspondiente, de conformidad al artículo 334 de  la  Ley  de  Régimen  Municipal.

 

 

 

CAPITULO II

 

DE LA ENTREGA DE BASURAS

 

    

Art. 37.- De la prohibición de entregar basuras en incumplimiento de las normas.

 

Se  prohibe  la  entrega de desechos sólidos para recolección, en recipientes  que  no  cumplan  con  los  requisitos contemplados en el presente  Reglamento.

 

 

Art.  38.-  De  la  obligación de trasladar las basuras hasta los sitios de recolección.

 

En  el caso de urbanizaciones, barrios o conglomerados con calles internas  a  cuyas condiciones impidan la circulación de los vehículos de  recolección, así como en situaciones de emergencia, los habitantes están  en la obligación de trasladar las basuras hasta el sitio que se determine  como de recolección por la unidad de aseo.

 

 

Art. 39.- De las obligaciones de los productores de basuras.

 

Los  productores de desechos sólidos deberán presentarlos para la recolección  en las condiciones establecidas en el presente Reglamento y  en  las normas de las entidades de aseo.

 

 

Art.  40.-  De  la  responsabilidad  conjunta por mala entrega de basuras.

 

En  caso  de  que  el productor de basuras las entregue a persona natural  o  jurídica  que no posea autorización de la entidad de aseo, aquel y ésta responderán solidariamente de cualquier perjuicio causado por  las mismas y estarán sujetos a la imposición de las sanciones que establezcan las autoridades pertinentes.

 

 

Art.  41.-  De la colocación de los recipientes de recolección de basuras.

 

En  el  servicio  ordinario los recipientes de recolección de las basuras deberán colocarse en la acera, evitando obstrucción peatonal o en  los  lugares  que  específicamente  señale  la entidad de aseo. Se prohibe  la  entrada  y circulación de los operarios de recolección en inmuebles  o  predios  de  propiedad  pública o privada, con el fin de retirar  las  basuras.

 

 

Art.  42.-  De  la prohibición de entregar basuras a operarios de limpieza.

 

Se  prohibe  entregar basuras a operarios encargados del barrio y limpieza  de  vías y áreas públicas.

 

 

Art.  43.-  De la permanencia de los recipientes en los sitios de recolección.

 

Los  recipientes  colocados en sitios destinados para recolección de  basuras  en  el servicio ordinario, no deberán permanecer en tales sitios  durante  días diferentes a los establecidos por la entidad que preste el servicio.

 

 

Art. 44.- De la entrega de basuras compactadas para recolección.

 

Las basuras compactadas que se presenten para recolección deberán cumplir las exigencias contenidas en el presente capítulo.

 

 

CAPITULO III

 

DE LA RECOLECCION DE BASURAS

 

    

Art.  45.- De la responsabilidad de recolección de las basuras en los municipios.

 

Es  responsabilidades  de las entidades de aseo recoger todas las basuras que presenten o entreguen los usuarios del servicio ordinario, de  acuerdo  con  este tipo de servicio y con la forma de presentación que  previamente  hayan  establecido dichas entidades para cada zona o sector.

 

 

Art. 46.- De la oportunidad de la entrega.

 

Los  usuarios sacarán a la vía sus recipientes, bolsas o paquetes con  los  desechos  sólidos,  solo  en el momento que pase el vehículo recolector,  salvo  el  caso  de  que  se posea cestas metálicas donde colocar los paquetes.

 

Las cestas estarán ubicadas a una altura suficiente de tal manera que  se  impida  el  acceso  a  ellas  de  los  niños  y  los animales domésticos.

 

 

Art. 47.- De la prohibición de extraer objetos de los recipientes entregados para recolección.

 

Se  prohibe  a  toda persona distinta a las del servicio del aseo público,  destapar,  remover o extraer el contenido parcial o total de los  recipientes  para  basuras  una  vez  colocados  en  el  sitio de recolección.

 

 

Art. 48.- De la frecuencia de la recolección.

 

Las  entidades  encargadas  del servicio de aseo, establecerán la frecuencia  óptima para la recolección, por sectores, de tal forma que los  desechos sólidos no se alteren o propicien condiciones adversas a la  salud  tanto  en  domicilios como en los sitios de recolección. La frecuencia,  el  horario  y  las  rutas  de recolección de las basuras contenidas  en  los  recipientes de almacenamiento, serán establecidos por  las  entidades  encargadas  del  servicio  en base a los estudios técnicos  correspondientes.

 

 

Art. 49.- En la recolección de las basuras.

 

La  recolección  de  los desechos sólidos será efectuadas por los operarios  designados  por  las  entidades encargadas del servicio, de acuerdo  con  las  rutas  y las frecuencias establecidas para tal fin.

    

 

Art.  50.-  Del  equipamiento  para  el  personal encargado de la recolección.

 

El  personal  encargado  de  la  recolección  y transporte de los desechos  sólidos  cumplirá  sus  jornadas  de  trabajo  utilizado  la vestimenta y los equipos adecuados para proteger su salud.

 

 

Art.  51.-  De  las  obligaciones en caso de esparcimiento de las basuras durante la recolección.

 

En  el  evento  de  que  las  basuras  sean esparcidas durante el proceso  de  recolección,  los  encargados  del mismo deberán proceder inmediatamente  a  recogerlas.

 

 

Art.  52.-  De  la  acumulación  de  basuras  en lotes y terrenos descuidados.

 

Cuando por ausencia o deficiencia de los cerramientos de lotes de terreno  se acumule basuras en los mismos, la recolección y transporte hasta el sitio de disposición final estará a cargo del propietario del lote. En caso de que la entidad encargada del servicio de aseo proceda a  la recolección, este servicio podrá considerarse como especial y se lo  hará con cargo al dueño del terreno.

 

 

CAPITULO IV

 

DEL TRANSPORTE DE BASURAS

 

    

Art. 53.- De las condiciones de los vehículos de transporte.

 

Los  vehículos  destinados  para el transporte de basuras deberán reunir  las condiciones propias para esta actividad y las establecidas en  este  Reglamento y su modelo cumplirá con las especificaciones que garanticen  la  correcta  prestación  del  servicio  de  aseo público.

    

 

Art.  54.-  De  las  obligaciones  de  adaptación  y reemplazo de vehículos.

 

Los vehículos y equipos destinados al transporte y recolección de basuras,  que  no  reúnan los condiciones necesarias para la eficiente prestación    del    servicio,    serán   reemplazadas   o   adaptadas suficientemente,  dentro del plazo que establecerá el IEOS, de acuerdo con el respectivo municipio, y según el cronograma que elaborará éste.

    

 

Art. 55.- De la necesidad de disponer de un taller adecuado.

 

Los   municipios,  los  contratistas  o  los  concesionarios  del servicio  de  recolección  de basuras dispondrán de un local, garage - taller  -  bodega, suficientemente amplio y equipado de modo que pueda ofrecer  la  mayor  seguridad  y  mejor  mantenimiento  de la flota de vehículos.

 

 

Art.  56.-  De  la  responsabilidad  en  el  mantenimiento de los vehículos.

 

La  operación  y  el mantenimiento de los vehículos destinados al transporte  de  basuras  estarán a cargo de la entidad responsable del servicio de aseo, obligación de la que no quedará eximida bajo ninguna circunstancia.

 

 

Art. 57.- De las condiciones de los equipos para el transporte de basuras.

 

Los  equipos,  accesorios  y  ayudas  de  que  estén  dotado  los vehículos   destinados   al   transporte  de  basuras,  deberán  estar permanentemente  en  correctas condiciones para la prestación oportuna del servicio.

 

 

Art. 58.- Del lavado de los vehículos y equipos

 

El  lavado  de los vehículos y equipos a que hacen referencia los artículos  anteriores  deberán  efectuarse  al  término  de la jornada diaria, para mantenerlos en condiciones que no afecten contra la salud de las personas.

 

 

Art.  59.- Del acondicionamiento de los vehículos que transportan tierra o escombros.

 

A  los  vehículos destinados al transporte de tierra, escombros a cualquier  otro material que pueda ser esparcido por el viento, deberá proveerse  de  los  mecanismos  apropiados  como carpas o cubiertas de material  resistente  para  garantizar  el transporte seguro de dichos residuos  sólidos  e  impedir  que  se  derramen  en  la  vía pública.

    

 

Art.  60.-  De  la  localización  del  escape  de  los  vehículos transportadores de basuras.

 

Los  vehículos  destinados para el transporte de basuras, deberán tener  la  parte  final  del escape por encima de la altura máxima del vehículo  y  dirigida  hacia arriba.

 

 

Art. 61.- Del cumplimiento de las normas de tránsito.

 

Los vehículos destinados al transporte de basuras deberán cumplir las  normas  de  circulación  y  tránsito  vigentes en cada localidad.

                             

 

CAPITULO V

 

DE LA TRANSFERENCIA DE BASURAS

 

    

Art. 62.- De las estaciones de transferencia.

 

Las  entidades  encargadas del servicio de aseo podrá disponer de estaciones  de  transferencia,  cuando las necesidades del servicio lo requieran, de ser éste el caso, se prohibe la transferencia de basuras en  sitios  diferentes  a las estaciones de transferencia.

 

 

Art.  63.-  De  la  construcción  e  instalación de estaciones de transferencia.

 

El   diseño   y  construcción  o  instalación  de  estaciones  de transferencia  de  basuras,  se  sujetarán  a las normas de planeación urbana;   para  su  aprobación  el  Municipio  respectivo  exigir  una autorización  previa  del  Ministerio  de  Salud Público, a través del IEOS.

 

 

Art. 64.- Del estudio de impacto ambiental previo.

 

Para  los efectos del artículo anterior, el IEOS, podrá solicitar al  interesado  la presentación de un estudio de impacto ambiental, de conformidad  con  las  disposiciones  dadas en este Reglamento y en el Reglamento  pertinente  expedido para este propósito.

 

 

Art. 65.- De la localización y funcionamiento.

 

La   localización  y  el  funcionamiento  de  las  estaciones  de transferencia  de  basuras deberán reunir, como mínimo, las siguientes condiciones:

 

a)       Facilitar el acceso de vehículos;

 

b)       No   estar   localizadas   en   áreas   de   influencia   de establecimientos educativos, hospitalarios, militares, de recreación y otros sobre cuyas actividades pueda interferir;

 

c)       No  obstaculizar  el tránsito vehicular o peatonal, ni causar problemas de estética;

 

d)       Tener sistema definido de carga y descarga;

 

e)       Tener  sistema  alterno  para  operación en casos de fallas o emergencias;

 

f)        Tener  sistema  de  suministros de agua en calidad suficiente para realizar actividades de lavado y limpieza; y,

 

g)       Disponer   de   los   servicios   básicos  que  permitan  su funcionamiento.

 

 

Art.  66.-  De  la  transferencia  y  recuperación  de basuras en estaciones de transferencia.

 

Cuando se realicen actividades de transferencia y de recuperación en  un  mismo  establecimiento,  éstas  se  someterán  también  a  las disposiciones  de  este  Reglamento  y  se deberá disponer de sistemas alternos  que  permitan,  en  casos de fallas o emergencias, el normal funcionamiento  de  las  estaciones.

 

 

Art.  67.-  De  la  prohibición  de  acceso  a  las estaciones de transferencia.

 

Se  prohibe  el  acceso  de personas y vehículos no autorizados a estaciones  de transferencia de basuras.

 

 

Art. 68.- De la definición de las estaciones de transferencia.

 

Al  término  de  cada  jornada de trabajo se deberá proceder a la desinfección  general  de  todos  los locales y áreas que conforman la estación  de transferencia.

 

 

CAPITULO VI

 

DEL TRATAMIENTO DE BASURAS

 

    

Art. 69.- De las plantas de tratamiento.

 

El  funcionamiento  de  los  plantas  de  tratamiento  de basuras requiere  autorización  sanitaria  de  funcionamiento  expedida por el Ministerio  de  Salud  Pública,  previo  el  informe técnico del IEOS.

    

 

Art.  70.-  De  la  construcción  o  modificación  de  plantas de tratamiento.

 

Todo  proyecto  de  construcción,  ampliación  o  modificación de plantas  de  tratamiento de basuras requiere aprobación del Ministerio de  Salud Pública, en cuanto a sus aspectos sanitarios, previo informe técnico  del  IEOS.  Cuando  se trate de la construcción, junto con la solicitud   deberá   presentarse  un  estudio  de  impacto  ambiental.

                            

 

CAPITULO VII

 

DE LA DISPOSICION FINAL SANITARIA DE BASURAS

 

    

Art.   71.-   De   la   disposición   sanitaria  de  las  basuras correspondientes al servicio ordinario deberá someterse a lo dispuesto en  el  Código  de  la Salud y en la Ley de Prevención y Control de la Contaminación  Ambiental y sus reglamentos.

 

 

Art.   72.-  De  la  selección  de  sitios  y  técnicas  para  la disposición sanitaria de basuras.

 

Los  municipios  expedirán  las  regulaciones técnicas necesarias para  el  manejo y disposición sanitaria de las basuras en el servicio ordinario. Para el efecto, en base del informe técnico del IEOS, sobre el  estudio  de  impacto  ambiental que obligatoriamente presentará el respectivo   municipio   y   el  informe  técnico  del  Ministerio  de Agricultura  y  Ganadería,  el  Ministerio de Salud Pública emitirá su informe,  de  acuerdo  con  el  cual  deberán  expedirse las indicadas regulaciones.

 

 

Art.  73.-  De  la  prohibición de disponer o abandonar basuras a cielo abierto, en vías públicas, en cuerpos de agua, etc.

 

A  partir  de  la  vigencia  de  este  Reglamento  se  prohibe la disposición  o  abandono  de basuras, cualquiera sea su precedencia, a cielo abierto, en patios, predios, viviendas, en vías o áreas públicas y  en  los  cuerpos  de agua superficiales y subterráneos.

 

 

Art.  74.-  De  los  requisitos para los sitios de disposición de basuras.

 

Todo sitio para disposición sanitaria de basuras provenientes del servicio  ordinario  deberá  cumplir  como  mínimo, con los siguientes requisitos:

 

a)       Estar  aislado  de  centros  poblados,  para  garantizar  la interferencia  con  actividades  diferentes  a  las  allí realizadas y evitar efectos nocivos a la salud de las personas y al medio ambiente.      b) Tener el cerramiento adecuado.

 

c)       Tener  rótulos  y  avisos que lo identifiquen en cuanto a las actividades  que  en el se desarrollan; entrada y salida de vehículos; horarios  de  operación  o  funcionamiento; medidas de prevención para casos  de accidentes y emergencias; y, prohibición expresa de acceso a personas  distintas a las comprometidas en las actividades que allí se realicen.

 

d)       Constar  con  los  servicios  mínimos  de suministro de agua, energía  eléctrica,  línea  telefónica,  sistema  de  acuerdo  con  la complejidad de las actividades realizadas.

 

e)       Constar con programas y sistemas para prevención y control de accidentes  e  incendios,  como  también  para  atención  de  primeros auxilios  y cumplir las disposiciones reglamentarias que en materia de salud  ocupacional,  higiene  y  seguridad  industrial  establezcan el Ministerio de Salud Pública y demás organismos competentes.

 

f)        Mantener  un  registro diario, disponible para el IEOS, en la relacionado  con  cantidad,  volúmenes, peso y composición promedio de las basuras sometidas a disposición sanitaria.

 

g)       Mantener  condiciones sanitarias para evitar la proliferación de vectores y otros animales que afecten la salud humana o la estética del contorno.

 

h)       Ejercer  el  control  sobre  el esparcimiento de las basuras, partículas,  polvo y otros materiales que por acción del viento puedan ser transportados a laos alrededores del sitio de disposición final.

 

i)        Controlar,  mediante caracterización y tratamiento adecuados, los  líquidos  percolados  que  se  originen por descomposición de las basuras  y  que  puedan  llegar  a  cuerpos  de  agua  superficiales o subterráneos.

 

 

Art. 75.- De la disposición final de basuras al mar.

 

La  disposición  final de basuras al mar se regirá por las normas del  Código de la Salud, del Código de Policía Marítima y del presente Reglamento;  en  todo  caso esta práctica estará restringida solo para cuando  no  se tenga otra opción y el estudio de impacto ambiental así lo recomiende.

 

 

Art.   76.-   De  la  utilización  posterior  de  los  sitios  de disposición final.

 

Los  sitios  destinados  para la disposición final de basuras del servicio  ordinario, podrán tener usos posteriores previa autorización del Ministerio de Salud Pública, cuya expedición se fundamentará en el informe técnico del IEOS, que incluya el pronunciamiento del MAG sobre los  estudios  de  suelos  que  garanticen  su  estabilidad  para  los propósitos deseados y respecto a los estudios de saneamiento ambiental para  la  protección de la salud humana.

 

 

Art.  77.-  De  la responsabilidad en vigilancia y control en los sitios de disposición final.

 

En  los  sitios  a  que  se refieren los artículos anteriores, la entidad de cargada de su manejo será responsable de ejercer el control y  la  autoridad  de  salud  ejercerá  la  vigilancia  hasta cuando se eliminen  las  condiciones  que  puedan  originar efectos nocivos a la salud  humana  o  al medio ambiente.

 

 

Art.  78.-  En  la  disposición final de basuras mediante relleno sanitario.

 

Cuando  se  utilice  la  técnica  de disposición final de basuras mediante  relleno  sanitario,  el interesado deberá presentar al IEOS, para su aprobación los siguientes requisitos:

 

A.- Memoria completa que incluya la siguiente:

 

     1) De estudios y diseños técnicos y económicos

 

     2) De infraestructura periférica

 

     3) De infraestructura del relleno

 

     4) Estudios de suelos e hidrológicos del sector

 

     5) De construcción del relleno

 

     6) De construcción de lotes especiales

 

     7)  Del  control del tratamiento de afluentes líquidos y gaseosos de relleno

 

     8) De construcciones auxiliares

 

     9) De las condiciones paisajísticas

 

     10) Plan de inversiones y costos

 

     11)   Plan  de  implementación,  operación  y  mantenimiento  del relleno.

 

     B.- Planos con de talles de:

 

     1) Localización y topografía

 

     2) Cortes generales y de construcción

 

     3) Construcciones auxiliares

 

     4) Instalaciones

 

     5) Tratamiento de afluentes líquidos y gaseosos

 

     6)  Información  general.

 

 

CAPITULO VIII

 

DEL BARRIDO Y LIMPIEZA DE VIAS Y AREAS PUBLICAS

 

    

Art.  79.-  De la responsabilidad en barrido y limpieza de vías y áreas públicas.

 

Las  labores  de  barrido y limpieza de vías y áreas públicas son responsabilidad  de  las  entidades  de aseo y deberán realizar con la frecuencia  y  condiciones  tales  que las vías y áreas públicas estén siempre  limpias y aseadas.

 

 

Art.  80.-  De la obligación de colocar en las calles recipientes de almacenamiento de basuras.

 

Las  entidades  de  aseo  deberán  colocar  en  las aceras de las calles,   recipientes   para   almacenamiento   exclusivo  de  basuras producidas  por  transeúntes  se  hará  de  conformidad  con programas especiales  que  elaborará  cada  municipalidad.

 

 

Art.  81.-  De la obligación de mantener limpias las vías y áreas públicas.

 

Los  vendedores  ambulantes y de puestos fijos en áreas públicas, deberán mantener limpios los alrededores de sus puestos. Cuando por la naturaleza  de  los  productos que se ofrezcan se generen basuras, los vendedores ambulantes y los de puestos fijos en vías y áreas públicas, deberán  disponer de recipientes para depósitos de basuras, accesibles al público.

 

 

Art.  82.-  De  la  prohibición general de arrojar basuras en las vías y áreas públicas.

 

Se   prohibe   arrojar  basuras  en  vías,  parques  y  áreas  de esparcimiento  colectivo.

 

 

Art. 83.- De las prohibiciones de lavado y limpieza de objetos en vías y áreas públicas.

 

Se  prohibe  el  lavado  y limpieza de cualquier objeto en vías y áreas  públicas,  cuando  con  tal  actividad se originen problemas de acumulación  o esparcimiento de basuras.

 

 

Art. 84.- De la obligación de almacenar conjuntamente las basuras de las edificaciones y andenes.

 

Las  basuras  provenientes del barrido de andenes o interiores de edificaciones deberán ser almacenados junto con las basuras originadas en las mismas.

 

 

Art. 85.- De la prohibición de almacenar materiales y residuos de obras en las vías y áreas públicas.

 

Se prohibe el almacenamiento de materiales y residuos de obras de construcción  o demolición en vías y áreas públicas. En operaciones de carga  descarga  y  transporte, se deberá mantener protección adecuada para  evitar  el  esparcimiento  de  los mismos y previa accidentes de trabajo.

 

 

Art.  86.- De la obligación de recoger las basuras originadas por carga y descarga de mercaderías.

 

Los  responsables de la carga, transporte y descarga de cualquier tipo  de  mercancías  o  materiales  se  deberán  recoger  las basuras originadas  por  estas  actividades.

 

 

Art.  87.- Del almacenamiento y recolección de basuras en eventos especiales públicos.

 

Es  la  realización  de  eventos  especiales  y  de  espectáculos públicos  masivos se deberá disponer de un sistema de almacenamiento y recolección  de  las  basuras  que  allí  se  generen, para lo cual la entidad organizadora deberá coordinar las acciones con lo encargada de prestar  el  servicio  de  aseo.

 

 

Art.  88.- De la responsabilidad de los anunciantes en materia de limpieza.

 

La  limpieza  y  remoción  de  avisos  publicitarios o propaganda colocados  en  vías  públicas, puentes, muros, monumentos y similares, correrán  a cargo exclusivo del anunciante.

 

 

Art.  89.-  De  las  prohibiciones  para  el  personal que preste servicios de barrido y limpieza.

 

Se  prohibe  el personal de las entidades que prestan el servicio de  barrido  y limpieza de vías y áreas públicas, realizar actividades de separación de los componentes de las basuras.

 

Se  prohibe  a los operarios encargados del servicio de barrido y limpieza de vías y áreas públicas, la recolección de basuras generadas en  el interior de cualquier clase de edificación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TITULO V

 

CAPITULO I

 

DEL SERVICIO ESPECIAL DE ASEO

 

    

Art. 90.- Del régimen aplicable al servicio especial del aseo.

 

El  manejo de los desechos sólidos con características especiales deberán  cumplir,  además  de las disposiciones de carácter general de este  Reglamento,  las de este Capítulo.

 

 

Art.  91.-  De  los  sistemas  de  manejo de desechos sólidos con características especiales.

 

Todos  sistema  de manejo de desechos sólidos con características especiales  deberán ser sometido a la aprobación del IEOS.

 

 

Art.   92.-   Del   almacenamiento   de   desechos   sólidos  con características especiales.

 

El  almacenamiento  de  los  desechos sólidos con características especiales   deberán   efectuarse   en  recipientes  distintos  a  los destinados  para  el  servicio  ordinario,  claramente identificados y observando  medidas  especiales  de  carácter sanitario y de seguridad para  protección  de la salud humana y del medio ambiente.

 

 

Art. 93.- Del manejo de materiales no biológicos patógenos.

 

Los   materiales  no  biológicos  desechables  considerados  como desechos sólidos patógenos, tales como agujas hipodérmicas y otro tipo de  instrumental,  solo  podrán ser mezclados con éstas cuando cumplan las  medidas tendientes a evitar riesgos en el manejo del conjunto; de no  ser  así,  deberán  ser almacenados en forma separada.

 

 

Art.  94.-  De  los  recipientes  para almacenamiento de desechos sólidos con características especiales.

 

Los  recipientes  para  almacenamiento  de  desechos  sólidos con características  especiales  deberán  ser  de cierre hermético y estar debidamente  marcados  con las medidas a seguir en caso de emergencia. El  material  que se utilice en su fabricación deberá estar de acuerdo con las características de los desechos a ser almacenados.

 

 

Art.   95.-  De  los  requisitos  que  deben  cumplir  las  áreas destinadas al almacenamiento de desechos sólidos patógenos.

 

Las   áreas   de  almacenamiento  temporal  de  desechos  sólidos patógenos  en  las  edificaciones  donde se generen deberán cumplir al menos, con los siguientes requisitos:

 

a)       Disponer de extractores de aire con filtro biológico.

 

b)       Estar  marcadas  en  forma  tal  que pueden ser identificadas fácilmente  y  bajo  la  prohibición expresa de permitir la entrada de personas ajenas a las comprometidas con esta actividad.

 

c)       Ser  desinfectadas  y  desodorizadas  con  la  frecuencia que garantice condiciones sanitarias.

         

d)       Contar  con  los dispositivos de seguridad necesarios para la prevención  y  control  de accidentes e incendios.

 

 

Art.  96.-  De la prohibición de almacenar en un mismo recipiente sustancias peligrosas que puedan interactuar.

 

Se  prohibe  el  almacenamiento  de  desechos sólidos en un mismo recipiente,   cuando   puedan   interactuar   ocasionando  situaciones peligrosas;   para   tal   efecto,  se  deberán  observar  las  normas específicas que expida el IEOS al respecto.

 

 

Art.  97.-  De  los  equipos  y materiales para los operarios del manejo de desechos sólidos con características especiales.

 

Los  operarios  encargados  del  manejo  de  desechos sólidos con características especiales deberán contar con los equipos y materiales necesarios, de acuerdo con las disposiciones que en materia de higiene y   seguridad  industrial  expida  el  Ministerio  de  Salud  Pública.

    

 

Art.  98.- De los desechos sólidos con características especiales empacados.

 

Los   desechos   sólidos  con  características  especiales  serán considerados como tales aunque para su manejo se presenten empacados o envasados.

 

 

Art.  99.-  De  otros  Desechos  sólidos  que  se  consideran con características especiales.

 

Toda  mezcla  de  basuras  que incluya desechos sólidos patógenos será  considerada  como desecho sólido con características especiales.

    

 

Art.   100.-   Del   tratamiento  de  los  desechos  sólidos  con características especiales.

 

Para  el tratamiento  de los desechos sólidos con características especiales  podrán  utilizarse el método de incineración, para la cual el  interesado deberá obtener Autorización Sanitaria de Funcionamiento otorgada por el Ministerio de Salud Pública previo informe técnico del IEOS.

 

 

Art. 101.- De los requisitos para la construcción y ampliación de incineradores de desechos sólidos con características especiales.

 

Todo  proyecto  para  construcción,  modificación o ampliación de incineradores  de  desechos  sólidos  con  características especiales, requiere  la  aprobación  del  IEOS, para lo cual el interesado deberá presentar, junto con la solicitud la siguiente información:

 

1)       Nombre o razón social del peticionario.

 

2)       Datos de ubicación, dirección y teléfono.

 

3)       Información sobre los desechos sólidos a incinerar, indicando la producción promedio diaria en composición, peso y volumen.

 

4)       Memorias y planos del proyecto

 

5)       Información  adicional  que  el  IEOS  considere  pertinente.

Art.  102.-  De las disposiciones sobre emisiones atmosféricas de los incineradores.

 

En   el   funcionamiento   de   los  incineradores  deberá  darse cumplimiento a las disposiciones contempladas en el Reglamento para la Prevención y Control de la Contaminación del Aire.

 

 

Art. 103.- Del transporte de desechos sólidos con características especiales.

 

El  interesado  o  responsable del transporte de desechos sólidos con   características   especiales,   deberá   solicitar   y   obtener autorización  del  Ministerio  de Salud Pública previo informe técnico del IEOS.

 

El  IEOS establecerá las condiciones mínimas que deben reunir los vehículos    destinados   para   el   transporte   de   desechos   con características especiales.

 

 

Art.  104.-  De los métodos de tratamiento y disposición final de desechos sólidos con características especiales.

 

Los  métodos  de tratamiento y disposición final sanitaria de los desechos    sólidos   con   características   especiales   serán   los establecimiento  por  el  IEOS.

 

 

Art.  105.-  Del  estudio  de impacto ambiental para el manejo de desechos sólidos con características especiales.

 

Para   el   manejo   de   desechos  sólidos  con  características especiales,  el  IEOS  exigirá  al  interesado  un  estudio de impacto ambiental  de  acuerdo  con las disposiciones de este Reglamento y del Reglamento  sobre  Estudios  de Impacto Ambiental.

 

 

TITULO VI

 

CAPITULO I

 

DE LA RECUPERACION DE BASURAS

 

    

Art.  106.-  De  los  propósitos  de  la recuperación de desechos sólidos.

 

El  reuso  y  reciclaje  de desechos sólidos tiene dos propósitos fundamentales:

 

a)       Recuperación  de  valores  económicos y energéticos que hayan sido utilizados en el proceso primario de elaboración de productos.

 

b)       Reducción  de  la  cantidad  de  basura  producida,  para  su disposición  final  sanitaria.

 

 

Art.  107.-  De  la obtención de permisos para la recuperación de basuras.

 

Las   personas  naturales  o  jurídicas  que  de  los  sitios  de disposición  final  de basuras deseen recuperar materiales útiles para la  industrialización, deben obtener permiso previo de la autorización de salud.

 

 

Art. 108.- De las prohibiciones para la recuperación de basuras.

 

Se  prohibe  terminantemente  emplear  a  menores  de  edad en la recolección eliminación e industrialización de basuras. De igual forma se  prohibe al personal del servicio de aseo urbano efectuar cualquier clase  de manipulación o recuperación de desechos sólidos.

 

 

Art. 109.- De las campañas educativas de recuperación de basuras.      Las  entidades  encargadas del servicio de aseo deberán propiciar el reuso y reciclaje de desechos sólidos, mediante campañas educativas dirigidas  a  la  comunidad con tal fin.

 

 

Art.  110.-  De  las  condiciones de manejo de las basuras en los programas de recuperación.

 

El  Ministerio de Salud Pública a través del IEOS establecerá las condiciones  de  manejo  y  las  características  sanitarias que deben cumplir  las basuras, en especial las susceptibles de causar daño a la salud  humana,  cuando  sean incorporadas a programas de recuperación.

    

 

Art. 111.- De las características de los empaques y envases.

 

Todos los empaques, envases y similares deberán ser de materiales tales  que  permitan,  posteriormente  al uso o consumo del respectivo producto,  su  reciclaje,  recuperación  o reuso o, en su defecto, que sean  biodegradables.

 

 

Art. 112.- De la promoción de reuso de empaques.

 

En la etiqueta de todo producto se debe promover el reciclaje, la recuperación  o  el reuso del respectivo empaque o envase.

 

 

Art. 113.- De la recuperación de desechos sólidos radiactivos.

 

Para  la recuperación de desechos sólidos radiactivos se requiere el  informe  técnico  previo  de  la  Comisión  Ecuatoriana de Energía Atómica.

 

 

Art. 114.- Del almacenamiento de elementos recuperables.

 

La   recolección   y   almacenamiento   temporal   de   elementos recuperables  podrá  efectuarse  en  bodegas,  antes de su traslado al sitio  de  clasificación  y  empaque,  siempre  y  cuando  se observen condiciones sanitarias y de protección del medio ambiente.

 

 

Art.  115.-  De la ubicación de bodegas, centros de recolección y plantas de recuperación.

 

La  ubicación  de bodegas, centros de recolección y de plantas de recuperación  de  basuras  deberá hacerse de acuerdo con las normas de planeación urbana vigentes.

 

 

Art.   116.-   De   las  autorizaciones  para  la  instalación  y funcionamiento de bodegas y plantas de recuperación.

 

Para  la  instalación  y  funcionamiento  de bodegas y plantas de recuperación  de  basuras,  se  requerirá de Autorización Sanitaria de Funcionamiento,  expedida  por  el Ministerio de Salud Pública, previo informe técnico del IEOS, de acuerdo con lo contemplado en el presente Reglamento en coordinación con la entidad de aseo.

 

 

Art.  117.-  De  las  condiciones  de  operación de las bodegas y plantas de recuperación.

 

La  operación  de bodegas y de plantas de recuperación de basuras deberá desarrollarse bajo las siguientes condiciones:

 

a)       Cumplir con las disposiciones de salud ocupacional, higiene y seguridad  industrial, control de contaminación del aire, agua y suelo expedidas para el efecto.

 

b)       Mantener  las  instalaciones fachada y acera, limpias de todo desecho sólido.

 

c)       Asegurar aislamiento con el exterior, para evitar problemas de estética, proliferación de vectores y de olores molestos.

 

d)       Realizar operaciones de carga, descarga y manejo de materiales recuperables, en el interior de sus instalaciones.

 

e)       Desinfectar  y  desodorizar  con  la frecuencia que garantice condiciones  sanitarias.

 

 

Art.  118.-  De  los lugares permitidos para la separación de las basuras.

 

Solo  se permitirá la separación de las basuras en las fuentes de origen  y  en los sitios autorizados expresamente por el Ministerio de Salud  Pública  previo el informe técnico del IEOS en coordinación con las  entidades  de  aseo.

 

 

Art.  119.-  De  las  industrias  que no se consideran plantas de recuperación.

 

No  se  considerarán  como  plantas de recuperación a las plantas industriales   que   utilicen  como  materia  prima  desechos  sólidos reciclables   y   las  que  empleen  desechos  sólidos  reutilizables.

 

 

 

TITULO VII

 

DE LA ORGANIZACION DE SERVICIOS DE ASEO

 

 

CAPITULO I

 

DEL REGISTRO DE ENTIDADES DE ASEO

 

    

Art. 120.- Del registro de las entidades de aseo.

 

Toda   entidad   de   aseo,   cualquiera   sea  su  naturaleza  o característica,  dentro  de  un  plazo  de  doce (12) meses contados a partir  de  la  fecha  de  vigencia  del  presente  Reglamento, deberá registrarse  ante  las Direcciones Provinciales del IEOS. Sin embargo, podrá  exigirse un registro prioritario antes de vencimiento del plazo señalado, en el tiempo que el IEOS establezca para el efecto.

 

Las entidades que se organicen después de la fecha de vigencia de este Reglamento, también deberán ser registradas en el IEOS.

 

El  registro  a  que  se  refiere  el  presente  artículo  deberá efectuarse en el "Formulario de Registro" elaborado y suministrado por el IEOS.

 

 

Art. 121.- Del contenido del registro.

 

Para   efectos  del  registro  deberá  presentarse  al  menos  la siguiente información:

 

     a) Objetivos de la entidad.

 

     b) Estructura técnica, administrativa y financiera.

 

     c) Ubicación, área y porcentaje de cobertura del servicio.

 

     d)   Detalles   y   especificaciones   de  vehículos,  equipos  y maquinarias a utilizar.

 

     e)  La  requerida  por  el IEOS de acuerdo con la complejidad del servicio.

 

 

 

 

 

 

 

CAPITULO II

 

DEL FUNCIONAMIENTO DE LAS ENTIDADES DE ASEO

 

    

Art. 122.- De las obligaciones de las entidades de aseo.

 

Las  municipalidades  encargadas  del  manejo de desechos sólidos están  en la obligación de realizar sus actividades de acuerdo con los métodos  técnicos establecidos por el IEOS.

 

 

Art.  123.-  Del  programa  de  aseo y de la responsabilidad para establecerlo.

 

En  todos los municipios se deberá establecer, de acuerdo con sus necesidades,  un programa para el manejo de los desechos sólidos de su jurisdicción  que  tenga  como objeto garantizar la prestación regular del  servicio  de aseo y asegurar el cumplimiento de las disposiciones del  Código  de  la  Salud,  la  Ley  de  Régimen Municipal, la Ley de Prevención  y  Control  de  la  Contaminación  Ambiental, del presente Reglamento y demás disposiciones legales pertinentes.

 

Los  Municipios  establecerán  las tasas para su financiamiento y harán  constar  las partidas presupuestarias de conformidad al literal a)  del  artículo 398 de la Ley de Régimen Municipal y el artículo 205 del  Código  de  Salud.

 

 

Art. 124.- Del programa de aseo en poblaciones del área rural.

 

Los  Municipios en coordinación el IEOS establecerá los programas de   manejo   de  basuras  en  las  poblaciones  del  área  rural;  la organización   del   servicio   será  promovida  por  las  Direcciones provinciales  del  IEOS  a  través  del  personal  técnico  y  de  los promotores  y educadores sanitarios.

 

 

Art.  125.- De las ordenanzas y reglamentos para el manejo de los desechos sólidos.

 

Las  municipalidades  expedirán,  mediante  ordenanza, las normas reglamentarias  que estimarán necesarias para la recolección, manejo y destino  final  de  los desechos sólidos. Para el efecto, acogerán las normas  aprobadas  por  el Ministerio de Salud Pública, de acuerdo con los  informes  técnicos  que  presentará  el IEOS.

 

 

Art.  126.- Del contenido de las ordenanzas y reglamentos para el manejo de los desechos sólidos.

 

Las ordenanzas y reglamentos de servicio de que trata el artículo anterior  deberán establecer las relaciones entre la entidad de aseo y los usuarios y comprender, entre otros, los siguientes aspectos:

 

a)       Responsabilidades y derechos de la entidad y los usuarios.

 

b)       Canales de comunicación entre la entidad y los usuarios.

 

c)       Programas y sistemas de prestación del servicio, que incluyan rutas, frecuencias, horarios y demás condiciones del servicio.

 

d)       Las  prohibiciones  y  sanciones  por  la  violación  de  las disposiciones  de  conformidad  con lo establecido en este Reglamento.

    

 

Art.  127.-  De  la  obligación  de  proveer el personal y equipo necesarios.

 

Toda entidad de aseo deberá asignar el personal idóneo y provisto de  los equipos y elementos indispensables para la correcta prestación del  servicio  y  el  control  de las operaciones.

 

 

Art. 128.- De la obligación de capacitación y adiestramiento.

 

Las  entidades  de  aseo  deberán  proporcionar  a su personal la capacitación  y el adiestramiento requeridos para el ejercicio técnico y  eficiente  de  sus  funciones.

 

 

Art.  129.-  De  la  Obligación  de  proveer  los  implementos  y protección necesarios.

 

Las  entidades  de  aseo  serán responsables de suministrar a los empleados  y  operarios  encargados de la prestación del servicio, los implementos   y   la   protección   necesarios   de  acuerdo  con  las disposiciones  sobre  higiene y seguridad industrial.

 

 

Art.  130.-  De la obligación de establecer un programa mínimo de operaciones.

 

Toda  entidad  de  manejo  y  administración  de desechos sólidos deberá  establecer  un  programa  de  operaciones que contemple, entre otros, los siguientes aspectos:

 

a)       Definición del sistema y del programa de barrido y limpieza de las  calles  zonas verdes, áreas de esparcimiento público, así como de poda de árboles.

 

b)       Definición del sistema y programa de recolección y transporte.      c)   Definición   de   las   estaciones  bases  y  estaciones  de transferencia, si es el caso.

 

d)       Disposición final sanitaria de los desechos sólidos.

 

e)       Promoción y educación sanitaria.

 

Cuando  las  entidades  encargadas de la poda y limpieza de zonas verdes  sean  diferentes  a  las de recolección y disposición de otros desechos  sólidos  deberán  coordinar  sus  actividades  con  las  del servicio  ordinario  de recolección.

 

 

Art. 131.- De la propiedad de los desechos sólidos.

 

Las  entidades  encargadas  del  manejo  y  administración de los desechos  sólidos  adquirirán  los derechos de propiedad de los mismos desde  el momento de su recolección.

 

 

Art.  132.- De la función de dar asistencia técnica las entidades de aseo.

 

Es  función  del  IEOS  atender  y  gestionar  las solicitudes de asesoría y asistencia técnica que sean formuladas por las entidades de manejo  de  los  desechos  sólidos.

 

 

CAPITULO III

 

DE LOS ESTUDIOS DE IMPACTO AMBIENTAL

 

    

Art. 133.- De los estudios de impacto ambiental.

 

El  IEOS  podrá  exigir  a  las  entidades  de aseo un estudio de impacto ambiental cuando la clase y magnitud de las actividades y tipo de  entidad  de  aseo  lo ameriten, y comprenderá todas o parte de las actividades  que  realice o se proponga realizar de conformidad con el Reglamento  sobre  Estudios  de Impacto Ambiental.

 

 

Art. 134.- Del contenido del estudio de impacto ambiental.

 

El  estudio de impacto ambiental deberá tener en cuenta además de los  aspectos  señalados  en  el  Reglamento  correspondiente y de los factores  físicos.  los  de  orden  económico y social y determinar la incidencia  que  sobre  el ambiente tendrán las obras o actividades en proyecto o en ejecución.

 

En el estudio deberán ser contemplados los siguientes aspectos:

 

a)       Descripción de la acción propuesta, que incluya:

 

1.       Declaración del propósito.

 

2.       Evaluación  de condiciones ambientales existentes antes de la acción propuesta.

 

3.       Información  técnica  con  detalles  de  procesos,  equipos y operación.

 

4.       Mapas y diagramas de flujo.

 

5.       Estimaciones  de cantidades y volúmenes de desechos sólidos a manejar en la sesión propuesta.

 

6.       Estimación  de  cantidades y volúmenes de desechos líquidos y sólidos  y  de  emisiones a la atmósfera que se originan con la acción propuesta.

 

7.       Identificación y delimitación de las áreas de influencia de la acción propuesta.

 

8.       Identificación   de   efectos   probables  de  ocurrir  como consecución   de   la  acción  propuesta  en  su  área  de  influencia previamente señalada.

 

9.       Identificación  e  inventario de fuentes de contaminación del aire, suelo y aguas en el área de influencia.

         

10.     Datos de población y proyección a 5 y 10 años y factores socio - económicos culturales.

 

11.     Estudios de suelos.

 

12.     Condiciones topográficas.

 

13.     Condiciones meteorológicas.

 

 

b)       Relación  entre  la  acción propuesta y los planes de uso del suelo.

 

c)       Evaluación  técnica  y selección de alternativas de la acción propuesta.

 

d)       Evaluación de alternativas de control de la contaminación del aire, suelo y agua, con la debida justificación técnica y económica.

 

e)       Evaluación  de  los  efectos  sobre  el ambiente de la acción propuesta  con  sistemas de control de contaminación.

 

 

Art. 135.- Del trámite de los estudios de impacto ambiental.

 

La presentación y aprobación de los estudios de impacto ambiental se   sujetarán   al   trámite  que  se  establezca  en  el  Reglamento correspondiente.

 

 

TITULO VIII

 

 

CAPITULO I

 

DE LA VIGILANCIA Y EL CONTROL

 

    

Art. 136.- De las facultades de control

 

De  acuerdo  a  las leyes pertinentes corresponde a las entidades encargadas  del manejo de derechos sólidos ejercer el estricto control del  cumplimiento de las actividades y responsabilidades propias de un correcto  manejo  de tales desechos.

 

 

Art. 137.- De las facultades de vigilancia.

 

Corresponde  al  Ministerio  de  Salud  Público a través del IEOS ejercer  la  vigilancia  indispensable  para  dar  cumplimiento  a las disposiciones  del  presente Reglamento.

 

 

Art.  138.-  De  las  facultades para inspección por parte de los funcionarios de salud.

 

Las  instalaciones,  las  plantas  de recuperación, los sitios de disposición   final,   las   estaciones   de   transferencia  y  demás edificaciones  y  sitios  donde  se  realicen  actividades propias del manejo  de  los  desechos  sólidos  podrán  ser visitados en cualquier momento  por  parte  de funcionarios del Ministerio de Salud Pública y del  IEOS, previamente identificados para tal propósito, con el fin de inspeccionar  las  obras,  los sistemas de recolección, los vehículos, maquinaria  y  equipos  utilizados para el efecto.

 

 

Art. 139.- De la divulgación de las normas de este reglamento.

 

Las  autoridades  del  Ministerio  de  Salud  Pública  y del IEOS divulgarán las disposiciones sanitarias contenidas en este Reglamento, para  garantizar  su  cumplimiento,  proteger  a  la comunidad, y para prevenir  sanciones  que  con  lleve  el incumplimiento de las mismas.

    

 

Art. 140.- Del incumplimiento por parte de las Municipalidades.

 

Cuando las Municipalidades dejen de cumplir con las disposiciones del  Código  de  Salud,  de  la  Ley  de  Régimen  Municipal y de este Reglamento,  en  el  campo del manejo de los desechos sólidos, el IEOS asumirá  temporalmente  esas  funciones  de  conformidad  con  lo  que establecen el artículo 206 del Código de Salud, y el artículo 20 de la Ley  de  Régimen Municipal.

 

 

CAPITULO II

 

DE LAS MEDIDAS DE ORIENTACION, EDUCACION, PROMOCION E INVESTIGACION

 

    

Art. 141.- De la orientación educación y promoción.

 

Los  Ministerios,  las  Municipalidades,  las entidades de aseo y otras  Instituciones  Públicas  o  Privadas,  dentro de sus ámbitos de competencia,  elaborarán  y pondrán en práctica los planes, campañas y otras  actividades tendientes a la orientación y difusión de lo que el problema de manejo de desechos sólidos significa, sus consecuencias y, en general, los medios para su solución.

 

 

Art. 142.- De la educación.

 

El  Ministerio  de  Educación, Cultura y Deportes incluirá en sus programas   educativos   la  enseñanza  obligatoria  de  los  aspectos fundamentales  sobre  el  correcto  manejo  de  los  desechos sólidos.

    

 

 

Art. 143.- De la investigación.

 

Las  Universidades  y Escuelas Politécnicas y el Consejo Nacional de  Ciencia  y  Tecnología  (CONACYT),  promoverán  y  auspiciarán  la investigación  científica y de tecnologías apropiadas relacionadas con el  manejo  de los desechos sólidos, su tratamiento, su recuperación y disposición  final, incluyendo dentro de sus programas las prácticas y cursos  correspondientes,  así  como  la difusión en tesis, revistas y otros medios de las recomendaciones a que haya lugar.

 

 

TITULO IX

 

 

CAPITULO I

 

DE LAS SANCIONES

 

 

Art. 144.- De la competencia para establecer sanciones.

 

Las  infracciones  a  este  Reglamento  serán sancionadas por los Comisarios  de  Salud,  de conformidad con las Normas del Código de la materia  y  de  la  Ley  de  Prevención  y Control de la Contaminación Ambiental;  las  infracciones  contra las ordenanzas municipales serán sancionadas  por  los  Comisarios  Municipales, de conformidad con las normas  de  la  Ley  de Régimen Municipal. En todo caso, se evitará la duplicación  de  sanciones  por  una misma infracción, para lo cual se establecerán  los  mecanismos  de coordinación necesarios.

 

 

Art. 145.- De los recursos.

 

Contra las resoluciones que se dicten con motivo de la aplicación de  este Reglamento, se concederán los recursos previstos en el Código de  la Salud y la Ley de Régimen Municipal.

 

 

CAPITULO II

 

DE LA ACCION POPULAR

 

    

Art. 146.- Del ejercicio de la acción popular.

 

Se  concede  acción  popular  para  denunciar  ante  al autoridad competente  todo  hecho  que  provoque  un  mal manejo de los desechos sólidos, en los términos del artículos 225 del Código de la Salud y el Artículo  29  de  la  Ley  de Prevención y Control de la Contaminación Ambiental  y  este  Reglamento.

 

 

Art. 147.- Del procedimiento para la acción popular.

 

La  acción  popular para denunciar la existencia de alguna de las fuentes generadoras de mal manejo de desechos sólidos a que se refiere el  presente Reglamento se ejercitará por cualquiera persona o entidad ante   el   Ministerio   de  Salud  Pública  o  ante  las  Direcciones Provinciales  de  Salud,  ante  el  IEOS  y  ante las Municipalidades, detallando  las  razones  de la queja y señalando los datos necesarios que  permitan  localizar  el nombre y domicilio del denunciante. Estas denuncias  serán  objeto del estudio técnico correspondiente por parte del  IEOS  en  coordinación  con  los  Municipios.