El RECICLAJE INFORMAL: Una alternativa para la equidad  en los Centros Urbanos de  Colombia

Experiencia investigativa desde la Economía Ambiental en el Centro-Occidente de Medellín

 

Por: Luis Aníbal Sepúlveda Villada.  anibalsepulveda@epm.net.co

Ingeniero Sanitario (U de A), Especialista en Ingeniería Ambiental( U de San Pablo, Brasil), Candidato a Maestría Medio Ambiente y Desarrollo( U. Nacional –Medellín), Consultor, Director del Proyecto Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Regional del Valle de Aburrá  UdeA-  AINSA ACODAL.

_____________________________________________________________________________________________

         

 

 

 

 

 

 

Antecedentes

Empresas Varias de Medellín  inició  en el 2.002,  la contratación de una Planta Seleccionadora  de Residuos Sólidos, con base en la “Solicitud Pública de Ofertas No 01 de 2.002, de carácter Internacional”[1]  con un valor inicial  estimado de  12 millones de dólares. A través de AINSA-ACODAL,   se presentaron argumentos  económicos, sociales, ambientales,  para soportar la inviabilidad de esta contratación y se propuso alternativamente, estructurar y desarrollar proyectos de aprovechamiento de reciclables residenciales, con base en la tradición y el trabajo  de los recicladores informales de la ciudad, que han estado en el oficio  desde hace más de 20 años, cuando se cerró el botadero a cielo abierto de Moravia, en 1.983 y se iniciaron las operaciones de Disposición final en el Relleno Sanitario Curva de Rodas en 1.984

 

El autor presentó en nombre de AINSA ACODAL,  el “Proyecto Piloto  para la conformación y puesta en marcha de una organización de Recicladores Informales del Sector de Guayaquil[2], ante el Fondo para la Acción Ambiental (FPPA), el cual fue aprobado y desarrollado desde Enero del 2.003 hasta el mes de Abril del 2.004. Con este proyecto  se ha fortalecido la línea base de diagnóstico de  la población recicladora de la zona urbana de Medellín, conociendo mediante investigación directa en muestras representativas, las  condiciones socio económicas  de todo su grupo familiar, las condiciones en que labora cotidianamente, su producción, sus rendimientos e ingresos que obtiene. Se ha realizado prueba de sensibilización de 4 meses   en el  Barrio Laureles al  Occidente de la ciudad, con un 93% de aceptación para  separar en fuente y a recibir a los recicladores como agentes organizados de la cadena del reciclaje. Durante 15 meses se  llevó a cabo todo el proceso de identificación, sensibilización  y capacitación de 170 recicladores en organización cooperativa,  a partir del cual,  se creó el Grupo Precooperativo de Trabajo Asociado “Reciclemos”.[3]  AINSA ACODAL, asistió   a través de Empresas Varias de Medellín,  a su fortalecimiento administrativo y técnico,  de la -Precooperativa, para adelantar un Plan de Acción, coordinado con la con la Administración Municipal.

 

Varios proyectos de investigación se han formulado alrededor del trabajo  gremial, en el empeño de tener los mayores y mejores argumentos teórico- prácticos que permitan en el  corto o mediano plazo, la toma de decisiones  por parte de la Administraciones municipales, frente a las alternativas que cumplan principios de la sostentabilidad y balance óptimo   de : eficiencia   ambiental, viabilidad  económica y aceptación social, en la gestión de residuos sólidos residenciales  reciclables, como las que  consideran  al reciclador informal, frente  a otras, como las  Rutas Selectivas convencionales y  mecanizadas, que son técnicamente más eficientes, pero sin aplicación de los principios enumerados anteriormente.

 

El 20 de Mayo del 2.005, se inauguró en la ciudad de Medellín, el primer Centro de Acopio de Reciclaje Municipal, que tendrá una inversión total de 448 millones de pesos, proyecto documentado y estructurado con base en  las experiencias de AINSA ACODAL, lo cual le da valor y justificación social a las  organizaciones de profesionales, para que  existan más allá de sus revindicaciones propias, generando desde el sector propuestas para el desarrollo y  equidad de amplios sectores de la población urbana del país.

 

Se usa el término reciclador, durante todo el proyecto, ya que en la ley colombiana así se definen, especialmente los Decretos 511/99,  el 1713/2.002 y el 1505/2.003 del Ministerio del Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, amén del resto de la población que así mismo los reconoce, aunque técnicamente se denominan recuperadores.  

 

Resumen

El trabajo metodológicamente,  se soporta en revisiones bibliográficas,  en la aplicación  del  “Método Analítico por Dimensiones”, desarrollado por Ángel y Carmona(2.002), para la  identificación integral  de impactos positivos y negativos de proyectos de desarrollo, aplicado a la recolección y  aprovechamiento de residuos reciclables que hace el reciclador en la ciudad de Medellín-Colombia.

 

Para valorar los impactos positivos bajo una unidad común, se usa el precio en pesos, hallado con base en el  Método Contingente de Valoración Económica, con base  en el cual se mide la DISPONIBILIDAD A PAGAR (DAP) mensual de la población, por el servicio ambiental  hipotético  de recolección de residuos reciclables por recicladores organizados por gestión de  la Administración Municipal. El precio hipotético  hallado,  involucra valores de uso directo como son el ingreso diario del reciclador, logrado a partir de la venta de  los materiales recuperados a  precios de mercado, los ahorros  económicos no internalizados, que obtiene la Empresa de Aseo en Recolección, Transporte y Disposición Final, los ahorros operativos y de inversión en rutas  selectivas de recolección de reciclables que se debieran implementar en caso de no existir los recicladores, espacio no ocupado en el Relleno Sanitario, con sus costos de adecuación, los ahorros energéticos y de consumo de agua  obtenidos  en la manufacturación de productos con materias primas  recicladas, la disminución de la carga contaminante expresada en kg de DBO   y Sólidos Suspendidos de los lixiviados. Según las bases conceptuales del método, en la DAP, se captan valores  de uso indirecto como  son la proporción de los  costos de gestión de los impactos remanentes, el menor impacto visual, de generación de olores y menor contaminación del aire por la disminución en  kilómetros recorridos por los vehículos recolectores. Valores de opción y de herencia, como son la no ocupación de áreas con valor estratégico de paisaje, donde se asentaría rellenos sanitarios o de donde se extraen materias primas para la producción de papel, vidrio, plásticos, aluminio y el acero.

 

El método de valoración se aplicó en una muestra de 204 usuarios de  los Barrios La Floresta y Santa Lucía del Centro Occidente de Medellín, los cuales  se caracterizan por ser de estratos 3 y 4, en un 96%. La  DAP de la comunidad en estos barrios,  por el servicio de recolección de reciclables por el Reciclador, indica que esta alternativa, tendría una gran aceptación social para estructurarla orgánicamente dentro del sistema de Gestión de Residuos Sólidos de los centros urbanos del país.

 

  1. Reciclaje y pobreza

 

El punto de partida, para validar la  perspectiva, es reconocer que en el mediano plazo, las condiciones de desempleo y pobreza, requerirán grandes transformaciones estructurales, para modificarlas sustancialmente, por  lo cual, la existencia de población recicladora se mantendrá en su ejercicio, hasta que el mercado laboral formal o  informal les posibilite obtener iguales o superiores ingresos económicos a los que  hoy están logrando en la recuperación de residuos  reciclables.

 

Al respecto, según el Informe del Desarrollo Humano 2.003, en 1.999 existen  en Latinoamérica, 57 millones  de personas que ganan menos de U $ 1,  lo cual coloca a esta población en condiciones de extrema pobreza, ya que con  este ingreso no es posible   acceder al mercado  que  oferta  las necesidades básicas de vivienda, servicios públicos  de agua potable y saneamiento, alimento, salud y educación.  En Colombia según la Encuesta Nacional de Calidad de Vida, realizada por el DANE y dada  conocer el mes de Abril/2.004, el  66% de la población colombiana está en la línea de la pobreza, es decir, que  devenga menos de U $ 2.0 por día. El  Informe de Desigualdad de América Latina y el Caribe  del Banco Mundial, confirma  que Colombia, tiene el 57% de desigualdad después de Guatemala y Brasil,  lo  cual significa que el PIB se concentra en pocas manos   y el  crecimiento económico  no se traduce en incremento de bienestar para  población en la misma proporción. Estas cifras e indicadores, permiten confirmar la hipótesis de  Acurio G, Rossin A y Texeira P.F. (1.997), con relación al reciclaje de residuos sólidos, cuando afirma que  “la  situación de pobreza, unida a la falta de programas de educación comunitaria, representan una grave restricción para lograr la autosuficiencia en la gestión financiera de servicios de residuos sólidos municipales y es el factor decisivo que obliga a muchas personas a subemplearse como recicladores o segregadores”, población sobre la que no existen cifras consolidadas, pero que en 1.997 se estimaba en América Latina  en 100.000 familias dedicadas a la recuperación de residuos sólidos en las calles de las ciudades, cifra que a la fecha es muy baja si se tiene en cuenta que en  Colombia,  sólo Medellín y Bogotá, albergan un población de 11.500 personas dedicadas de manera directa a la actividad del reciclaje informal.

 

  1. Algunas características del Reciclaje Informal Medellín y en Bogotá

 

En Medellín, a través del “Proyecto Piloto para la Conformación y Puesta en marcha de una Organización de Recicladores Informales de Guayaquil” de Medellín,  estructurado y co-dirigido por el autor y   desarrollado por  AINSA ACODAL con la Facultad de Medicina de la U de A (2.003), con recursos del Convenio de las Américas y el  Fondo para la Acción Ambiental de Colombia(FPAA),  se halló que  el 56% de la población recicladora de la ciudad, de un total  de 2.900 estimados, viven en condiciones de pobreza estructural (Necesidades Básicas Insatisfechas: NBI), cuando el mismo indicador para toda  la ciudad en la década del 90 al 2.000, oscilaba entre el 10 y el 15%. En el mismo período, según Brand P. y Prada F. (2003), el desempleo estuvo entre el 12.4 y el 20.1%.  En ese  contexto, se halló en el proyecto, que el 80%  de los Recicladores, escogían el oficio por la falta de oportunidades de empleo (Gráfico 1), con una permanencia alta en este trabajo, ya que  un 46% (Gráfico 2) llevan de 6 a 10 años en el oficio. La gran cantidad de personas dedicadas en los centros urbanos  a este trabajo, que según la Asociación Nacional de Recicladores( ANR), la estiman para  Colombia, en 280.000 personas, que viven del reciclaje. (El Colombiano. Ago 3, 2003), son elementos para aceptar la afirmación de   ENDA- América Latina (Environmental Development Action in the Third World, 2.003),  quien que considera, que “el reciclaje popular”  es  un creador de empleo secundario y una  oportunidad para responder por las necesidades básicas de  las  familias del reciclador”.

 

Gráfico 1. Motivos de elección del oficio

 De  los recuperadores del sector de

Guayaquil de Medellín, marzo 2003. n: 97

Gráfico 2. Antigüedad en el oficio de los recuperadoresjefes de hogar, del sector de Guayaquil de Medellín, marzo 2003. n: 97.

 

 

 

 

 

 

 


Si se relacionan los indicadores Línea de Pobreza y Necesidades Básicas Insatisfechas, se puede afirmar que aunque hay un 56% de población (Gráfico 3.) en condición de pobreza estructural (NBI), es aún mayor el número de hogares (77%) en condición de pobreza coyuntural (LP), o sea que no reciben los ingresos diarios suficientes para satisfacer las necesidades diarias de supervivencia: alimentación y vestido. [4] Al respecto en el caso de Medellín y de acuerdo al mismo informe,  el 47% de los recicladores devenga menos de  $ 10.000 por día, luego de laborar un promedio de 10 horas por día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Gráfico 3. Proporción de familias en pobreza y miseria según el indicador de Necesidades Básicas Insatisfechas de los recuperadores del sector de Guayaquil. Medellín, marzo 2003.

 

El balance realizado en la ciudad de Medellín, con base en los valores medios de generación y  aprovechamiento es el siguiente: de acuerdo al SIAM5[5], en el año  1.998, se generaban en la ciudad 1.543 toneladas diarias de residuos sólidos, de las cuales se desviaban a través del Reciclaje Residencial Informal,  198 toneladas.  A la fecha, ingresan al Relleno Sanitario La Pradera, una media de 1.200 toneladas día procedentes de Medellín[6], lo cual  significa que se están desviando del Sistema de Recolección, Transporte y Disposición Final, una media de 350 toneladas por día de  residuos, que se considera son   aprovechados a través del Reciclaje principalmente, considerando la hipótesis de la misma cifra de generación del año 1.998. Con base en este balance  y una media de recuperación por reciclador de  90-100 kgr/ día[7] ( similar a la registrada para Bogotá de 60-80 kgr/reciclador),    se estima que en la ciudad de Medellín, podría tenerse una población de 2.900 personas recuperadoras de reciclables, que comercializan,  37 millones de pesos diarios( U$15.600 a TRM= $ 2.403/1U$) en   una compleja red de negocios de compraventa, que de acuerdo  a resultados parciales del Censo que realiza AINSA ACODAL – UdeA,  para la Secretaría de Medio Ambiente, son cerca de 300,  cada uno de ellos  con un promedio de 3 empleos por establecimiento.  

Para el caso de Bogotá y de acuerdo al Censo del DANE, 2003,   y la  Unidad Ejecutiva de Servicios Públicos del D.C (UESP), se contabilizaron,  8,479 recicladores, que tienen  presencia en el 7.5% del territorio capitalino y   3.170 personas  ocupadas en 920  Unidades Económicas de Reciclaje (UER) o Centros de Comercialización, los cuales  ocupan 4 personas por establecimiento y realizan ventas anuales por $ 66.129 millones, equivalentes a 212  millones de pesos diarios[8]. Las cifras de las dos principales  ciudades del país en materia de reciclaje informal, están significando una recuperación equivalente al 10-12%, sin ningún costo para los entes territoriales, cuando estas cifras han sido logradas por países como en EEUU en 1.990 con inversiones millonarias en todo su territorio.

Para comprender  los beneficios de orden social, económico y ambiental,  se considera necesario para el lector hacer una delimitación del proceso de trabajo que realiza regular y cotidianamente el reciclador en muchos sectores de la ciudad. En la Tabla No 1, se resumen las características principales de su trabajo.

3. Delimitación del Proceso de Recuperación de Reciclables por el Reciclador e identificación de impactos.

El Reciclador que recupera reciclables en el Centro y Sur  Occidente de Medellín, utiliza la carretilla como medio de producción más común, complementado con tulas (talegas de 3.0 m3 de capacidad media) fabricadas en polipropileno o costal típico del mismo material de 0.2 m3 de capacidad. Las operaciones del proceso de recuperación se hacen  por grupos de 2 o 3 personas que tienen relación familiar en un 43% de los casos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Tabla No 1.Resumen de  las actividades de la labor cotidiana del reciclador en el sector Centro Occidental de Medellín.

OPERACIONES/ACTIVIDADES

DESCRIPCIÓN

1.Generación de residuos sólidos por parte usuario residencia

Generación de residuos  por consumo de bienes y servicios en función de la capacidad de pago y nivel cultural

2. Separación de residuos reciclables por la ciudadanía en residencia. (Proceso imperfecto). 

Separación de residuos en dos bolsas como mínimo o colocación de los reciclables en caja

3.Recuperación

 

 3.1. Viaje de su casa al alquiladero de carretillas.

 

 Normalmente en bus en la madrugada: 3:30-4:00 a.m.

3.2. Desplazamiento hacia el sector residencial.

1. El Reciclador de Medellín se desplaza con su carretilla, siguiendo la  ruta del vehículo recolector de la Empresa de Aseo.

2.  Algunos tienen destino preestablecido, según “contratos” con los porteros de Edificios de propiedad horizontal.

3. Llegan a los barrios de la ruta antes que el vehículo recolector

4. Algunos en sector de la ruta, estacionan la carretilla en esquina y se desplazan con costal hacia los cuadralazos de las manzanas que dominan desde este  punto.

5. Otros siguen paralelamente la ruta del vehículo recolector.

6. Existe una distribución implícita  del territorio: por relación personal con usuario (su cliente) o por el estacionamiento de la carretilla.

3.3 Recolección de reciclables residenciales

1. Recibe directamente los reciclables de parte del ciudadano.

2. Encuentra los reciclables separados en bolsa independiente y corrobora el resto de las bolsas palpándolas.

3. Alternativamente  abre la bolsa o recipiente y la  revisa directamente.

4. Separa  minimamente el vidrio, el cartón, los metales y los checheres, al momento de colocarlos en la carretilla.

5. Repite la operación frente a la residencia o en esquina.

6. Termina la recolección cuando tiene copada la capacidad de la carretilla o cuando el vehículo recolector ha cubierto la ruta.     

3.4 Separación, selección final y limpieza

1. Se estaciona en esquina, zona verde de parque, separador de vía, antejardín, retiro de quebrada, cancha de fútbol, andén 

2. Coloca en el piso casi todo el material, extendiendo costal para algunos materiales

3. Separa los reciclables

4. Empaca y amarra por tipo de reciclable

5. Separa los materiales no comercializables y los coloca en sitio adecuado para la recolección por vehículo de Empresa de Aseo.

3.5 Transporte

Desde el sitio donde hace la separación se desplaza hacia los centros de comercialización o compraventa de los materiales recuperados reciclables

3.6 Comercialización

1. De los reciclables: Hace la venta de los reciclables que le son pagados de manera diferenciada: cartón, papel archivo, plegadiza, plásticos, vidrio por unidad o por kg en función del artículo, metales( cobre, aluminio, “ chatarra( ferrosos)

2. De los checheres con valor de uso: todos los artículos que él sabe que pueden ser reusados, los separa y los vende cada uno a los chechereros, que luego los refacciona y  revende a quien los demanda. Esta operación se hace dominantemente en espacios públicos andenes y vías.

 

Con base en esta síntesis de las actividades que realiza el reciclador,  se considera que existe un proceso que es posible tipificarlo,  ya que   se repite diariamente en la ciudad.  En la Figura 1, se sintetiza el “modelo” de trabajo que realiza esta población de manera repetida en la ciudad y en el país en torno al aprovechamiento de los reciclables residenciales.

 

A este proceso se ha aplicado el método Analítico por Dimensiones para identificar los impactos positivos o negativos de la actividad colectiva del reciclador, que luego se valoran algunos económicamente, mediante la Metodología de Valoración Contingente para darle un significado más estructural a esta labor. La Tabla 2, resume algunos de  los impactos identificados con la metodología y sobre estos se hace valoración por el método señalado.

 

 

LO QUITE PARA HACER LIVIANO EL ARCHIVO PARA EL ENVIO

 

 

Figura 1. Modelo de trabajo del Reciclador Informal en Medellín-Colombia

 

Impacto Directo o Indirecto en las Dimensiones Biótica, Física, Económica,  Cultural y Política

La Generación

Demanda del servicio de Aseo: Recolección, Transporte y Disposición final:

1. Impacto estético  y sanitario en la vivienda y en la presentación al frente de la residencia.

2. Generación de CO y material particulado por  la combustión del diesel de los motores de los vehículos que recolectan y transportan los residuos.

3. Mayor concentración vehicular en las vías terciarias, secundarias y primarias de la ciudad.

4. Olores desde el vehículo sobre viviendas de los corredores viales cuando hay derrame de lixiviado.

5. Ocupación de áreas en Relleno Sanitario que han debido ser adecuadas a través de obras civiles para decepcionar los residuos

6. Olores durante la operación de formación de celdas

7. Formación de gases de efecto invernadero como el CH4

8. Formación de lixividos con alta carga orgánica de DBO y Sólidos Suspendidos.

9. Deterioro estético de las áreas vecinas por la presencia de moscas y gallinazos por operación inadecuada

10. Riesgo de salud pública por transmisión de enfermedades a través de las moscas y roedores.

11. Mayor control y vigilancia de parte de las autoridades ambientales sobre los posibles impactos prevenibles, mitigables y remanentes.

La Separación en la  fuente

1. Responsabilidad y participación ciudadana

2. Compromiso educativo

3. Solidaridad social entre sectores poblacionales

 

El Tiempo muerto de desplazamiento  con la  carretilla hacia la ruta de  Recolección Residencial

1. Molestia y obstáculo al tránsito vehicular

2. Molestia en sectores poblacionales por la connotación cultural que tiene el reciclador.

3. Aceptación cultural del reciclador en ciertos sectores por el compromiso que él adquiere en “cuidar” la limpieza y la seguridad del barrio donde recupera.

4. Generación de lazos solidarios entre sectores poblacionales con los recicladores que adquieren regularidad en sus recorridos

 

La Recolección de los Reciclables Residenciales

1.Ídem a los anteriores

2. Evita la inversión de vehículos para rutas selectivas

3. Evita los costos operacionales de las rutas selectivas

4. Evita la generación de CO y Material particulado de los vehículos de recolección selectiva

5. Disminuye proporcionalmente los vehículos de la ruta convencional de recolección.

6. Disminuye proporcionalmente los costos operacionales de transporte y recolección de residuos convencionales.

7. Disminuye proporcionalmente los costos operacionales en la disposición final.

8.Disminuye proporcionalmente los impactos ambientales identificados en la operación  1.

9. Prolonga la vida útil de los rellenos sanitarios en la proporción que se recicle

10 Genera el número de subempleos que pueden ser potencialmente formalizados

11. Disminuye proporcionalmente los costos de gestión ambiental de control y vigilancia.

12. Disminuye proporcionalmente los costos de tratamiento de lixiviados o valor de las tasas retributivas

13. Da valor económico a residuos que serían basura de no ser recuperados

14. Disminuye costos de materias primas de  los procesos  de manufacturación respectivos

15. Disminuye los consumos de energía y agua en los procesos industriales respectivos

16. Disminuye proporcionalmente la presión sobre los recursos naturales que proveen la materia prima virgen para procesar los productos( Ej Mina de bauxita para proveer el aluminio)

 

 

Impacto Directo o Indirecto en las Dimensiones Biótica, Física, Económica,  Cultural y Política

La Generación

Demanda del servicio de Aseo: Recolección, Transporte y Disposición final:

1. Impacto estético  y sanitario en la vivienda y en la presentación al frente de la residencia.

2. Generación de CO y material particulado por  la combustión del diesel de los motores de los vehículos que recolectan y transportan los residuos.

3. Mayor concentración vehicular en las vías terciarias, secundarias y primarias de la ciudad.

4. Olores desde el vehículo sobre viviendas de los corredores viales cuando hay derrame de lixiviado.

5. Ocupación de áreas en Relleno Sanitario que han debido ser adecuadas a través de obras civiles para decepcionar los residuos

6. Olores durante la operación de formación de celdas

7. Formación de gases de efecto invernadero como el CH4

8. Formación de lixividos con alta carga orgánica de DBO y Sólidos Suspendidos.

9. Deterioro estético de las áreas vecinas por la presencia de moscas y gallinazos por operación inadecuada

10. Riesgo de salud pública por transmisión de enfermedades a través de las moscas y roedores.

11. Mayor control y vigilancia de parte de las autoridades ambientales sobre los posibles impactos prevenibles, mitigables y remanentes.

La Separación en la  fuente

1. Responsabilidad y participación ciudadana

2. Compromiso educativo

3. Solidaridad social entre sectores poblacionales

 

El Tiempo muerto de desplazamiento  con la  carretilla hacia la ruta de  Recolección Residencial

1. Molestia y obstáculo al tránsito vehicular

2. Molestia en sectores poblacionales por la connotación cultural que tiene el reciclador.

3. Aceptación cultural del reciclador en ciertos sectores por el compromiso que él adquiere en “cuidar” la limpieza y la seguridad del barrio donde recupera.

4. Generación de lazos solidarios entre sectores poblacionales con los recicladores que adquieren regularidad en sus recorridos

 

La Recolección de los Reciclables Residenciales

1.Ídem a los anteriores

2. Evita la inversión de vehículos para rutas selectivas

3. Evita los costos operacionales de las rutas selectivas

4. Evita la generación de CO y Material particulado de los vehículos de recolección selectiva

5. Disminuye proporcionalmente los vehículos de la ruta convencional de recolección.

6. Disminuye proporcionalmente los costos operacionales de transporte y recolección de residuos convencionales.

7. Disminuye proporcionalmente los costos operacionales en la disposición final.

8.Disminuye proporcionalmente los impactos ambientales identificados en la operación  1.

9. Prolonga la vida útil de los rellenos sanitarios en la proporción que se recicle

10 Genera el número de subempleos que pueden ser potencialmente formalizados

11. Disminuye proporcionalmente los costos de gestión ambiental de control y vigilancia.

12. Disminuye proporcionalmente los costos de tratamiento de lixiviados o valor de las tasas retributivas

13. Da valor económico a residuos que serían basura de no ser recuperados

14. Disminuye costos de materias primas de  los procesos  de manufacturación respectivos

15. Disminuye los consumos de energía y agua en los procesos industriales respectivos

16. Disminuye proporcionalmente la presión sobre los recursos naturales que proveen la materia prima virgen para procesar los productos( Ej Mina de bauxita para proveer el aluminio)

 

Tabla No 2. Relación de Impactos identificados a partir del Método de Dimensiones Analíticas para el servicio de recolección de Residuos Residenciales Reciclables por el Reciclador

 

 

 

 

 

No nos detendremos en otros valores como  la solidaridad,  que en un entorno urbano como el de Medellín, han sido menguada  por las condiciones socio políticas y económicas de los últimos 20 años, y es que es determinante para la funcionalidad de  la estrategia del reciclaje con participación de recicladores, si se reconoce la inclusión social, como eslabón para mejorar  la calidad de vida de la población marginal de la ciudad.  Según Obando S A, Gómez H. Esperanza, Restrepo M. C. 2.003, la solidaridad constituye un elemento fundamental del desarrollo integral y equitativo, ya que crea las condiciones para  garantizar  cooperación, articulación y alianzas de trabajo conjunto, entre actores y localidades

 

Se requiere en cualquier caso la identificación de los actores que hacen posible todo este proceso hasta hoy informal, para su justa valoración y diseño futuro de propuestas incluyentes, en la Gestión Integral de los Residuos Sólidos especialmente a nivel urbano.  Un diseño responsable de las estrategias de gestión ambiental en residuos,  se confecciona desde  el reconocimiento del número y diferentes  formas de organización social de las comunidades, su capacidad de movilización y convocatoria y de las relaciones que tienen establecidas en su territorio, como  actores de toda la cadena del proceso del Reciclaje. Algunos identificados en el  proceso  del reciclaje residencial informal son los siguientes:

  1. El industrial productor de bienes  y servicios
  2. Los almacenes que los comercializan
  3. El ciudadano  que genera residuos con base en el con consumo de bienes.
  4. Los recicladores
  5. Los dirigentes municipales
  6. La empresa se Aseo Urbano
  7. Las agencias de protección y control ambiental
  8. Las entidades reguladoras de los servicios públicos de Aseo
  9. Los negocios de compraventa de materiales recuperados
  10. Las pequeñas empresas transformadoras de materiales recuperados
  11. Las pequeñas, medianas y grandes empresas consumidoras de las materias primas reciclables
  12. Las organizaciones gremiales como AINSA ACODAL
  13. La Academia y centros de investigación

 

 

4. La Dimensión Económica de la recuperación informal de residuos residenciales reciclables

 

Las operaciones que hacen parte del Sistema Convencional de Aseo Urbano en Colombia son: la Generación, el Almacenamiento, la Recolección, el Transporte, la Disposición Final, por la técnica del Relleno Sanitario y el barrido de calles. Estos componentes tienen costos operativos de administración y  de inversión, para mantener el servicio en condiciones que garanticen calidad y continuidad.  El instrumento económico que se utiliza para sustentar el cobro del Servicio  es la Tasa de Aseo, la  cual es una tarifa  única, variable sólo en  función de la estratificación para el caso de los usuarios residenciales. Los otros tipos de usuario son el  comercial, el  industrial y los especiales. En cualquier caso,  la tasa busca  reflejar el  costo medio del Servicio, con una asignación  presuntiva nacional (PPU) de 0.12 toneladas/usuario/mes. (Resolución 151/2001 de la CRA.),   y valores adoptados por resolución para la Recolección y Transporte ( CRT) y el Tratamiento y Disposición Final( CDT)

 

 

 

4.1 La aplicación de la Valoración Contingente para calcular el Valor Económico Total

 

Para agregar todos los impactos positivos identificados en la matriz de Dimensiones Analíticas, a través de una unidad común, el precio en pesos,  metodológicamente, se  propone aplicar el  concepto de Valor Económico Total (VET), que de acuerdo a Botero U. et al (2.003)[9], este  es la suma de los Valores de Uso Directo (VUD), Indirecto (VUI) y no Uso (VNU), como son los de opción, existencia y herencia. Para captar estos valores, que normalmente muchos de ellos, no tienen precios de mercado, la Economía Ambiental ha desarrollado el  Método Directo  de Valoración Contingente,   con el cual se mide la DISPONIBILIDAD A PAGAR del individuo, por el bienestar que le causaría  “disponer o consumir”  un bien o servicio ambiental hipotético, que apenas se planea o propone incorporar en la ciudad.

 

La siguiente ecuación sintetiza los valores que encierra el Valor Económico Total.

VET= VUD+VUI+VNU  

 

El VUD equivale a la Disponibilidad a Pagar (DAP) que tienen las personas  para usar  o consumir los bienes que provee el recurso natural. El VUI corresponde a la DAP que tiene una persona por recibir los beneficios de los flujos ambientales que el recurso genera en buen funcionamiento. El VNU, representa la satisfacción que siente una persona al saber que otros o él mismo eventualmente podrá hacer uso del bien o del recurso.

 

En el caso del servicio de recolección de los residuos reciclables, el VUD estará representado por el bienestar  que la persona percibe por que: le  retiran un residuo que el genera y que no lo quiere tener ni dentro ni al  frente de su casa; le resulta antiestético, le  puede producir olor desagradable, por el riesgo o la presencia de moscas u otro tipo de vectores que los asocia con  enfermedad o falta de higiene  y porque finalmente para él, en función de su condición social, a estos elementos no les concede valor, que lo lleve a conservarlos o venderlos con precios de mercado significativo para él.

Cuando la recolección o aprovechamiento la hace el reciclador, la persona le da un valor directo a este servicio, al saber que los elementos que ha separado, le proveen un ingreso o posible bienestar económico a otro ciudadano. La solidaridad en este caso, puede adquirir esta connotación de valor económico indirecto. Otros son los que la persona  puede  conferirle al servicio de recolección del residuo reciclable, que está en función de su conocimiento sobre el destino final que ellos tendrían en un relleno sanitario, de los costos económicos que tiene el transporte, la disposición  en esa infraestructura y de los  efectos ambientales y sociales que tiene en las áreas donde son dispuestos finalmente. 

El valor económico de no uso, en este servicio, está representado por la satisfacción que siente la persona  por saberse que ayuda a que otros tengan como garantizarse la vida, porque evita que en el futuro no se ocupen otras áreas  que tienen  bosques, aguas,  que pueden ser ocupadas  para rellenos sanitarios, y además poblaciones que pueden ser también afectados por estas obras. En el mismo sentido, otro valor de no uso, es la satisfacción por contribuir para que las materias primas de las que están hechas los materiales reciclables separados, puedan durar más para que otros en el futuro también las puedan tener.      

 

La contaminación o degradación de los recursos naturales y ambientales  deviene de la subvaloración de ellos, ya que usualmente las personas,  sólo les   asigna uso y valor directo. En el caso de los bosques se le asigna valor sólo como madera, sin considerar valores indirectos, como la regulación hídrica, el control de la erosión, soporte o biotopos de cadenas ecológicas de seres vivos, estética de paisaje, etc, y menos aún los de no uso o valor intrínseco asociados  con la vida, como deleite al saberse que otros también los podrán disfrutar en el futuro.

 

El valor económico, por tanto,  puede expresarse a través del deseo de dar algo a cambio- Disponibilidad a Pagar (DAP)-por el disfrute de un bien o servicio, o del deseo de recibir una compensación- Disposición a Aceptar (DAA)- como retribución por un cambio negativo; tales comportamientos coinciden respectivamente con las medidas de la teoría del bienestar: la variación compensada y la variación equivalente (Riera, 1994).

 

4.2 Proceso Metodológico para llegar a la valoración de caso.

 Este proceso encierra las actividades siguientes para aplicar el método: determinar el bien o servicio a valorar, seleccionar el método, diseñar la encuesta piloto, aplicarla y obtener el vector de precios de DAP, eliminar los sesgos, calcular el tamaño de la muestra para un error del 2% y confiabilidad del 95%,  entrenar los encuestadores, aplicar y supervisar la encuesta, preparar la comunidad para recibir a los encuestadores, procesarla y generar la base de datos  para correr los modelos, ajustar modelos y obtener los resultados. Este fue el proceso que se siguió en la presente investigación.

 

4.3 Descripción conceptual del modelo econométrico usado para medir la DAP por el servicio de la Recolección de Residuos Reciclables por el Reciclador

 

Para el desarrollo de estas estimaciones econométricas, se deben formular primero en términos microeconómicos lo que se quiere evaluar, en este caso específico, el cambio en la utilidad indirecta del beneficiario (∆V).  Esta expresión explica como el individuo que desea maximizar su bienestar, bajo el supuesto de racionalidad que sostiene que se prefiere de  más a menos, enfrentado a una restricción presupuestaria (ingreso), por lo que el nivel óptimo de utilidad que puede obtenerse, depende indirectamente de los precios de los bienes comprados y de la renta del individuo.  Esta dependencia se refleja  en la función de utilidad indirecta V, por lo cual  si variaran los precios o la renta, también resultaría afectado el nivel de utilidad que puede obtenerse (Nicholson, 1997).

 

En síntesis, la utilidad máxima estaría expresada así: 

 

Utilidad Máxima = V (P1, P2,…..Pn, I)

 

Veamos a continuación, los modelos microeconómicos que se tendrán en cuenta:

 

 

Modelo sin efecto ingreso:

1.  ∆V= 

 

Modelos con efecto ingreso:

2.  ∆V= 

3.  ∆V= 

4.  ∆V= 

 

5.  ∆V= 

 

Donde:

∆V =  Cambio en el nivel de utilidad indirecta del beneficiario.

  P  =  Conjunto de precios hipotéticos

  Y =  Ingreso familiar mensual.

   = Conjunto de características socioeconómicas.

 

4.4 Estimaciones y Resultados de la Disponibilidad a Pagar

 

Para estimar en términos monetarios, cual es la disponibilidad a pagar de la comunidad de Floresta y Santa Lucía, barrios del Centro Occidente de Medellín, donde se hizo la aplicación de caso, se realizó una base de datos de acuerdo a las respuestas de las 205 encuestas  depuradas de un total de 220 realizadas en el mes de Diciembre del 2.004. Una vez depuradas  y procesadas las encuestas, quedaron 204 con los datos completos para correr los modelos. Se  codificó como 1(uno), la respuesta afirmativa a la  DAP y con  0(cero), la respuesta negativa. Se corrieron los seis modelos con el fin de comparar consistencia de signos de los estimadores, el número de  variables significativas (Significativa si X<= 0.05), el indicador log likelihood y el MacFadeen, y con base en estos parámetros, elegir el mejor de todos ellos.

 

La tabla siguiente resume las características de estratificación de los dos barrios de Medellín donde se aplicó la valoración.

 

Tabla No 3. Estratificación de los Barrios de aplicación de caso

COMUNA 12  LA AMÉRICA –MUNICIPIO DE MEDELLÍN

Nombre del barrio, comuna y corregimiento

Estrato Socioeconómico

Estrato 1

Estrato 2

Estrato 3

Estrato 4

Estrato 5

Estrato 6

TOTAL

Bajo bajo

Bajo

Medio bajo

Medio

Medio alto

Alto

 

 

 

%

%

%

%

%

%

%

La Floresta

0,0

0,0

0

0,0

806

27,2

1.983

66,9

174

5,9

0

0,0

2.963

57,0

Santa Lucía

0,0

0,0

37

1,7

2.183

97,6

17

0,8

0

0,0

0

0,0

2.237

43,0

TOTALES

0,0

0,0

37

1,7

2.989

 

2.000

67,7

174

5,9

0

0,0

5.200

100,0

Tomado del Plan de Ordenamiento Territorial de Medellín.

 

De los 6 modelos enumerados y corridos a través del Programa Limdep, el  modelo Logit logarítmico con efecto ingreso y ciertas características socioeconómicas,   como lo son la edad, la ocupación, el sexo,  el número de integrantes en la familia y el número de hijos, es el que tiene  la mayor consistencia por la significancia de las variables y los  mejores criterios de decisión.

 

Se hace importante resaltar que la DAP refleja la valoración que le dan los habitantes de La Floresta y Santa Lucia al servicio de reciclaje organizado con recicladores en el municipio de Medellín, teniendo en cuenta un conjunto amplio de variables cuantitativas y cualitativas, que normalmente no son incluidas en los análisis, y que permiten medir de forma integral el impacto que produciría en la comunidad un cambio en el servicio de recolección de reciclables.

 

La interpretación y el resultado en la modelación de algunas de  ellas es el siguiente: ( Ver anexo de resultados de la modelación)

PH: Precio Hipotético. De signo negativo, lo cual significa que a medida que el servicio sea más costoso, la demanda por ese bien o la DAP se verá desminuida.

ING: Ingreso.  El signo que acompaña a la variable ingreso es positivo, lo cual es consistente. Significa que a mayor  ingreso de la familia, mayor será la probabilidad que tenga el hogar en responder afirmativamente a la pregunta sobre DAP por el servicio hipotético  planteado

EDAD: El signo negativo que acompaña esta variable evidencia que a medida que las personas tienen mayor edad, la probabilidad de responder afirmativamente a la pregunta de DAP es menor. Existe mayor probabilidad de respuesta afirmativa de la DAP, con edades menores.

OCUP: Ocupación. Tiene signo positivo y se esperaba que fuera de esa forma, ya que a medida que las personas alcanzan una actividad económica de mayor independencia pueden tomar decisiones con mayor nivel de autonomía

 

Otras variables usadas en los modelos son las siguientes.

GRUFAMI: Grupo Familiar. El parámetro que acompaña la variable es negativo y cumple con las expectativas, ya que entre mayor sea el número de miembros del hogar, se tendrán mayores gastos y por ende menor probabilidad de responder afirmativamente a la pregunta de DAP.

HIJOS: El signo del parámetro que acompaña a la variable hijos sin embargo es positivo, y aunque parezca contradictorio, también cumple con las expectativas formuladas, ya que en general en Colombia y en Medellín, se tiene culturalmente  equidad intergeneracional, es decir, los padres quieren dejarle lo mejor a sus hijos.

 

5. RESULTADOS

 

Con el modelo más robusto y consistente desde el punto de vista econométrico y estadístico, que tiene los signos esperados de los estimadores que acompañan las variables, con valores que permite clasificarlas  como  significativas y con los mejores criterios de decisión, se obtuvieron los siguientes resultados:

 

5.1 Disponibilidad a Pagar (DAP), por el servicio ambiental  hipotético de recolección de residuos reciclables por parte de recicladores organizados: $ 14.468,  es  el valor en pesos mensuales adicionales, que estarían dispuestos a  pagar,  los  usuarios por   el  servicio ambiental proyectado en los Barrios Floresta y Santa Lucía de Medellín. Estos barrios tienen un total de 5200 usuarios, con un 96% de la población en los estratos  3 y 4, según datos del catastro de usuarios de EEPPM.

 

 

 

 

 

5.2. Algunas estadísticas Descriptivas

·     La variable DAP

Con relación a la Disponibilidad a Pagar, el 59.51% de los entrevistados respondieron en forma afirmativa a esta pregunta ante el servicio hipotético  de un programa de reciclaje organizado, con base en recicladores organizados.  En la Tabla No 4, se presenta el vector de pagos usados para la encuesta.

 

Tabla No 4. Respuestas de DAP ante el vector de precios usados en la encuesta

DAP

$1.0000

$9.000

$6.000

$5.000

$4.000

$2.000

$1.000

$500

SI

5

2

5

48

2

39

13

8

NO

3

7

3

34

6

26

4

0

 

Como se esperaba, haciendo una proporción entre los diversos montos utilizados se presenta que los precios más altos presentan más respuestas negativas que los menores;  tal es el caso de la DAP $500,  la cual no tuvo respuestas negativas.

 

 

·     Razones de no pago

Del total de las personas que respondieron negativamente la pregunta de DAP, el 24.1% argumentan no tener capacidad de pago, el  39.7% considera que debe ser el municipio quien pague por el  servicio de reciclaje y  un 27.71% cree que el servicio debe ser gratis. El 8.4% afirma que este servicio  está incluido  en la tasa de aseo, que además consideran alta.

 

·     La variable: Importancia del servicio de aseo.

 

Un 84.9% de la población encuestada en los barrios: La Floresta y Santa Lucía, considera altamente importante el servicio de aseo para su bienestar, un 13.2% lo considera medianamente importante y un 1.95% cree que es poco importante.

 

·     La Variable: Los recicladores prestan un servicio a la ciudad:

Del total de la población encuestada, un 82.4% cree que los recicladores prestan un servicio en la ciudad, por su parte, un 12.2% no los considera de esta forma y un restante 0.5% no tiene una clara opinión o no sabe.

 

 

 

 

·     La variable: Recolección de Residuos Reciclabes.

Con respecto a quién prefiere la población encuestada que se le asigne la tarea de Recolección de residuos reciclables, el 67.3% cree que deben ser recicladores organizados, un 24.9% opina que debe ser Empresas Varias de Medellín y un 7.8% le asignaría esta tarea a otras entidades.

 

 

·     Sexo

Una gran parte de las personas encuestadas fueron mujeres, con un porcentaje del 62.44%, mientras los hombres encuestados fueron un 37.56%. Del total de las mujeres encuestadas el 56.2% respondió afirmativamente la pregunta de DAP, y del total de hombres encuestados el 64.9% respondió de la misma forma, es decir se encontró cierta paridad entre hombres y mujeres.

·     Edad

De acuerdo a la tabla anterior se comprueba la hipótesis de que las personas jóvenes presentan mayor disponibilidad a pagar que las personas adultas. Esto se observa al hacer la relación entre el número de encuestas realizadas a cada rango de edad y la diferencia en las cantidades entre las respuestas positivas y negativas de la DAP. Por ejemplo: Todos los jóvenes encuestados de 16-19 tiene Disponibilidad a Pagar por el servicio, mientras que a medida que aumenta el rango de edad, el número de respuestas negativas aumenta.

 

Con esta variable se puede afirmar que existe una relación inversa entre la edad y la disponibilidad a pagar, pues mientras más joven es la persona, existe una mayor probabilidad de que su respuesta sea positiva. Esto puede explicarse debido a que los jóvenes piensan más en su futuro y desean un ambiente limpio y descontaminado para vivir, mientras los adultos ya tienen una forma de vida y no se preocupan tanto por su futuro.

 

·     Educación

Al mirar la variable educación, se observa que el 0.98% de la población encuestada no ha realizado ninguna clase de estudios, el 13.66% estudió sólo hasta primaria, un 49.76% realizó estudios de secundaria, el 28.78% efectuó  estudios universitarios y el 4.88% ha estudiado un postgrado.

 

 Con relación a la DAP, se puede decir, que las personas con un nivel más alto de estudios tienen mayor probabilidad de responder afirmativamente a esta pregunta.

 

6. Significado de los resultados económicos

 

El valor agregado que le confieren los habitantes de los barrios investigados por medio de la encuesta para valorar la DAP por el servicio de la recolección de residuos reciclables por Recicladores organizados por la Administración Municipal es el siguiente:

No usuarios o viviendas = 5.200

DAP hallada en la valoración= $ 14.468/mes

Valoración mensual agregada del servicio en los dos barrios investigados= $75.233.600

 

Para comprender la consistencia o no  del valor hallado  a través de la DAP, se utiliza la ecuación propuesta por Calderoni( 2003),  en su investigación de la evaluación económica que hace del Reciclaje en el Estado de San Pablo Brasil, donde incluye buena parte de los costos evitados o disminuidos identificados como efectos positivos en la  primera parte de este escrito. En esta oportunidad, para el propósito de confrontar la validez de la cifra investigada, se tienen varios componentes de la ecuación que tienen precios tangibles de mercado, por lo cual pueden ser valorados por procesos convencionales contables.

 

Para Calderoni, el balance económico integral  se condensa en la siguiente ecuación

 

G= V-C+ E+W+H+M+CGAR+D,  donde

G: Es el ahorro consolidado en el barrio, sector, comuna,  municipio, departamento, etc, en función de la unidad territorial que se defina.

V: es el valor de venta promedio de una tonelada recuperada por el reciclador (incluye cartón, papel, vidrio, plástico rígido, plegadiza, metales como el aluminio, hierro y cobre).

C: es el costo de la recolección selectiva y de la separación en planta.  En Colombia no hay experiencias sistematizadas en costos a nivel de grandes ciudades, que incluyan plantas manuales o automatizadas para la separación y beneficio  por  producto reciclable. Calderoni( 2003, p. 156),  reporta un valor medio óptimo para  Brasil de U$ 103.00/tonelada de material recuperado. El valor es negativo cuando se tiene la operación de recolección selectiva. En el caso de la alternativa con recicladores informales, este costo se ahorra, por lo cual es positivo en la ecuación.

 

E= CRT+CDT: ahorros en recolección, transporte y disposición final para el caso colombiano

W: ahorros energéticos en Kwh;

H: ahorro  en consumo de agua en m3;

M: ahorro en los costos de las materias primas vírgenes versus la obtenida  a partir del reprocesamiento de materiales recuperados

CGAR: ahorros en los procesos de control y  gestión ambiental de los impactos remanentes

 

Existe otros ahorros  de mayor dificultad de medición( D), como son la mayor vida útil de los equipos, menores costos de salud, menor cantidad de emisiones atmosféricas de monóxido de Carbono( CO) y material particulado( MP), menor Demanda Bioquímica de Oxígeno( DBO) o Demanda química de Oxígeno( DQO) y Sólidos Suspendidos( SS) en las aguas de lixiviado y por tanto menores TASAS RETRIBUTIVAS, la generación de empleo y el fortalecimiento del tejido social son entre otros algunos de los valores sociales, que hasta la fecha, no son medidos como ganancias de toda la cadena del reciclaje.

 

Aplicación del balance económico al caso del Reciclaje Informal en  Medellín: En la Tabla No 5,  se resumen algunos valores de uso directo, según los conceptos de la Economía Ambiental equiparables a los ahorros que propone Calderoni.

 

Balance económico de la Recolección de Residuos reciclables  en los barrios Floresta y Santa Lucia de Medellín, por Recicladores Organizados

N

GR(s)

PR(s)

V

C

E

G

Usuarios de Santa Lucia y Floresta(1)

Generación de Residuos en Ton/mes(2)

Potencial ReciclableTon/mes(2)

Valor de venta a precios ponderados de mercado($)/mes(3)

Costos de Ruta Selectiva  a U$ 103/ton( $)/mes(4)

Ahorros en Recolección, Transporte y D.Final( $)/mes(5)

Suma de valores tangibles de ahorros por Reciclaje($)/mes

5.200,00

374,40

112,30

16.848.000,00

27.441.573

5.179.075

49.468.648

Tabla No 5. Resumen de valores directos sugeridos por Calderoni

 

 

(1) 4 habitantes por vivienda. POT Medellín.

(2) Según el SIAM5 EEVVM. 1.998 el ppc para Estratos 3 y 4 es de 0.6 kg/hab/día y el potencial reciclable del 30%

(3) A $ 150.000/ton: valor ponderado de venta según Proyecto Piloto de AINSA ACODAL

(4) Calderoni Sabetai. Os bilhoes perdidos no lixo. p. 156.  TRM: 1 U$= $ 2. 372

(5) CRT= $ 32.872/Ton;  CDT=$13.238/Ton (Resolución 180/2002 de la CRA)

                                                                                                 

Valoración agregada por el Método Contingente con una DAP media de $ 14.468/mes en los B. Floresta y Santa Lucía de Medellín

 

DAP: $/mes

DAP agregada en los dos Barrios( $/mes)

14.468,00

75.233.600,00

 

El autor  no conoce valores consolidados o investigados de los ahorros por reciclaje en consumos de energía ( W) y agua( H) por cada uno de los productos principales recuperados en la ciudad  de Medellín. Al respecto Calderoni (2.003, p. 87) señala los ahorros energéticos en la producción de materiales usando materia prima de origen reciclado y comparado con materia prima virgen,  para el caso de la industria brasilera, que podrán ser adaptados posteriormente a las condiciones de Medellín u otra ciudad de Colombia.

 

No se tienen valores de M, CGAR y D, que permitan a la fecha cerrar completamente el balance. Sin embargo con los datos consolidados  y enumerados se tiene el siguiente cálculo  que nos aproxima a valores que tienen gran significado al momento de la toma de decisiones frente al  impulso   de  la estrategia del reciclaje residencial, fundamentado en la recolección y aprovechamiento a partir de Redes de Recicladores Organizados, no sin advertir  que a la fecha no se tienen antecedentes nacionales de experiencias planificadas e implementadas en las grandes ciudades del país, con este tipo de iniciativa. En este sentido  están más establecidos  procesos bajo esta perspectiva, en Municipios como San Vicente, El Carmen, Envigado, Amalfi, en el caso de Antioquia etc., con variantes logísticas en cada uno de ellos.

 

Con la evidencia de los costos más visibles, se llega a cifras que tienen proximidad, considerando la gran cantidad de intangibles que aún no se miden por costeo directo  convencional, por lo cual las dos cifras de  75.233.600,00  y 49.468.648 se colocan a consideración de  expertos, para continuar indagando sobre la utilidad del método de valoración contingente y la confiabilidad de las cifras que arrojan los modelos econométricos propuestos en este trabajo.

 

 

7. Conclusiones e importancia de la investigación

 

1)       El valor hallado de DAP se considera consistente, según comparación con la evaluación directa realizada con base en la metodología de Sabetai Calderóni.

2)       La evaluación que se hace con las estadísticas descriptivas de los hallazgos sociales frente a la aceptación del servicio de recolección de reciclables en barrios como en los que se aplicó la encuesta (Estrato 3 y 4 ),  le dan a esta alternativa gran fundamento técnico para sustentar programas institucionales de gran envergadura en las ciudades capital, con características  similares.

3)       Las metodologías de evaluación integral como el Modelo Analítico por Dimensiones combinado con Métodos de Valoración Económica, permiten dimensionar  en valor monetario los impactos, ante la ausencia de información, para la toma de decisiones con métodos de valoración convencionales de  relación costo/ beneficio.

4)       Esta metodología es  una alternativa para apalancar el instrumento económico, que dentro de la filosofía del marco regulatorio de hoy y del que se propone para el futuro cercano en El Servicio Público de Aseo, incentive la separación en la fuente de los residuos reciclables residenciales hacia el aprovechamiento por medio de cadenas de recicladores organizados en los centros urbanos de los municipios de Colombia, versus rutas selectivas,  según lo establece la política Nacional de GIRS, los Decretos 1713, 1505 y la Metodología para la elaboración de los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos( PGIRS).

5)        La dimensión social que tiene el Reciclaje Residencia Informal en la Ciudad de Medellín y en Colombia,   anima a mantener el proceso de  investigación acción como una herramienta que permite sustentar propuestas, que desde la Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos, contribuyan a lograr  mayor equidad en la calidad de vida de sectores de población que participan activamente en la cadena.

6)       Este balance parcial permite afirmar  que los centros urbanos por excelencia, han econonomizado o derivado utilidades que son “internalizadas” en los procesos de cada agente económico de la cadena, sin reconocer mínimamente que estos valores se originan en el trabajo de los recicladores informales.

7)       Se debe continuar, no sólo  en la desagregación de otras cuentas de tipo ambiental, que permitirán a futuro reunir más argumentos para superar la visión asistencial de esta alternativa,  que está amparada desde luego, en las carentes condiciones de vida de amplios sectores e la población. 

8)       Convertir cada uno de los ahorros que permite el Reciclaje Informal en valores económicos permitirá en el futuro cercano sustentar la pertinencia de desarrollar instrumentos económicos que le den mayor equidad a la actividad de la población recicladora del país.

9)       Es necesario construir interdisciplinariamente un discurso, que sensibilice culturalmente la población y a todos los agentes de la cadena, para que los recicladores puedan adquirir estatus de trabajadores formales que hacen viable el Reciclaje Residencial en los municipios del país.

10)    Los programas y proyectos de Reciclaje Residencial en Colombia, requieren amplios procesos de investigación aplicada en operaciones de recolección y aprovechamiento con medios de transporte ambientalmente coherentes con su misión, pero que humanicen el trabajo del reciclador.

11)    Los ahorros ilustrados y los beneficios sociales, creemos constituyen argumentos iniciales suficientes para diseñar programas en la ciudad de gran alcance y de largo plazo.

12)     Hoy los recicladores de Medellín logran ingresos medios de $ 10.000  a $12.000 con jornadas intensas de 14 horas y en ausencia de condiciones mínimas para reponer su fuerza laboral. Los elementos expuestos deben animar decisiones contundentes de todas las partes involucradas. 

 

  

 

 

 

Bibliografía.

 

Acurio G, Rossin A, Texeira P.F, Zepeda F.  1.998.  Diagnóstico de la Situación del Manejo de Residuos Sólidos Municipales en América Latina y el Caribe. Banco Mundial. Organización Panamericana de la Salud(OPS). Serie Ambiental No 18. No ENV97-107 BID. 2ª Edición, 18, 62

AINSA-ACODAL, Proyecto Piloto para la conformación y puesta en marcha de una organización de recicladores de Guayaquil. 2.003,  Informes. Medellín.

Angel S, Enrique, Carmona M, Sergio et al. Octubre, 2001. Gestión Ambiental en Proyectos de Desarrollo. Escuela de Geociencias y Medio Ambiente. Universidad Nacional de Colombia, Sede de Medellín, Topográficas Ltda., Medellín, 3ª Edición, 41-67,161.

Área Metropolitana. Diciembre, 2.003. Plan Maestro de Gestión de Residuos Sólidos del Área Metropolitana.  Borrador. Cap. 5 Fundamentos del Plan.

Banco Mundial. 2.003. Informe sobre el Desarrollo Mundial, Desarrollo Sostenible en un Mundo Dinámico 120-121

Brand P, Prada F. 2.003. La Invención de Futuros Urbanos. Colciencias. Universidad Nacional, Sede de Medellín. 81, 88

Botero U. Eduardo, Mendieta L. JC, Rueda H. J., Osorio F.C. 2.003.  Introducción a la Valoración Ambiental y Estudios de Caso. Universidad de los Andes. Bogotá. 60-61

Carrisoza U., Julio C. 2.003. Colombia de lo imaginario a lo complejo. Instituto de Estudios Ambientales. Universidad Nacional de Colombia. Sede Bogotá. Bogotá DC, 172

Comisión Reguladora de Agua Potable y Saneamiento (CRA). 2.000. Resolución 151 del 2.001, Titulo IV, Secciones 4.2.2 a 4.2.4

Calderoni, Sabetai. 2.003. Os bilhoes perdidos no lixo. Humanitas FFLCH/USP. San Pablo Brasil, 81-96, 156

EEVVM. 1.998. Sistema de Información del Servicio Integrado de Aseo para Medellín y sus 5 corregimientos(SIAM5).  Universidad de Antioquia. Centro de Investigaciones Ambientales. Medellín.

Correa N y Restrepo L. (2004). Valoración Económica del recurso hídrico como servicio ambiental prestado por el Páramo de Sonsón

El Colombiano. Agosto 3, 2003.  Del Reciclaje viven 280.000 familias.: Medellín. 

El Mundo,  1 de Abril del 2.002. Aviso. Solicitud  Publica de Ofertas No 001  

ENDA América Latina. 2003. Hacia una cultura del reciclaje solidario en las localidades de Suba y Usaquén. Encuentro Nacional de Intercambio de experiencias de gestión ambiental, desarrolladas mediante proyectos cofinanciados a través de Ecofondo. Santa Fé de Bogotá.

Gómez C. Jaime A. AINSA ACODAL-Facultad de Medicina U de A. 2003. Proyecto Piloto para la conformación y Puesta      en Marcha de una organización de recicladores de Guayaquil. Condiciones socioeconómicas y de salud de los recuperadores informales y de sus familias del sector de guayaquil, Medellín. 54-56

González, P. Camilo, Ochoa J. Doris, Duarte B. María et al. 1.996. Los Recicladores en Bogotá. Corporación Salud y Desarrollo. Serie Documentos Especiales No 8. Bogota DC, 111-112

González (2000) En línea: www.juntadeandalucia.es: Valoración de la recreación en el  Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos. (CÓRDOBA, ESPAÑA)

González (1999). Costos y beneficios ambientales del reciclaje en       México. Una            aproximación monetaria. Subdirección de             Instrumentos Económicos. Dirección de Economía Ambiental.     Instituto Nacional de Ecología-Semarnat.  Correo-e: acgonzal@ine.gob.mx.

Herruzo, C. (2002). Fundamentos y métodos para la valoración de bienes        ambientales. Jornada temática " Aspectos Medioambientales de la Agricultura" Madrid, 18 de julio.

Lambert, A. (2003).  Valoración económica de los humedales: un componente importante de las estrategias de gestión de los humedales a nivel de las cuencas fluviales.  Convención de Ramsar

Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial de Colombia. Junio, 2.003. Decreto 1505 del 2.003.

Ministerio de Desarrollo Económico de Colombia. Agosto, 2002. Decreto 1713 del 2.002.

Ministerio de Desarrollo Económico de Colombia . 2.000. Reglamento Técnico de Agua Potable y Saneamiento  Básico RAS. Resolución 1096. Título F.

Ministerio del Medio Ambiente. 1.997. Política para la Gestión Integral de Residuos Sólidos, Bogotá  DC. 18, 21. 

Obando E. Álvaro S, Gómez H. Esperanza, Román C. Martín H,   et al. 2.003. La Planeación participativa una apuesta de ciudad. Corporación Región. Ed. Pregón Ltda.. Medellín, Colombia, 49

Ramírez, R. Carlos J. Agosto, 2003. Nueva visión de la Política para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos en Colombia. Avances  e Implicaciones. Dirección de Agua Potable y Saneamiento  Ambiental. Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Primer  Encuentro Latinoamericano de Residuos Sólidos Municipales. Cartagena.

 

Riera, P. (1994). Manual de Valoración Contingente. En línea : volcano.uab.es/priera/papers/manualcvm2

Recursos Mundiales. 2002. La Guía Global del Planeta. PNUD, PNUMA, Banco Mundial, Instituto de los Recursos Mundiales. Ecoespaña Editorial, Madrid, España. 148-149

Savage M George, Díaz Luis F, et al. 1.999.  Solid Waste Mangament in Asia. Seminario Internacional Gestión Integral de Residuos Sólidos y Peligrosos. Acodal. Medellín Colombia

Unidad Ejecutiva de Servicios Públicos –UESP-Unión Temporal Fichtner- Cydep Ltda. Diciembre, 2.000. Plan Maestro para la Gestión Integral de Residuos Sólidos para Bogotá DC. Bogota DC.

Velásquez C. Fabio et al. Junio, 2.003. ¿Que ha pasado con la participación ciudadana en Colombia? Fundación Corona. Lito Camargo Ltda., Bogotá D.C. 20.

 

 

 En línea:

http://agronomia.uchile.cl/examenes/2004/26julio/recursos/carolinatorres.html

http://www.oitandina.org.pe/publ/colombia/empleoco/cap1/texto.html

http://www.eclac.cl/publicaciones/DesarrolloEconomico/5/lcl1355/lcl1355e2.pdf,



[1] Periódico  El Mundo,  1 de Abril del 2.002

[2] AINSA ACODAL. 2.002. Proyecto Piloto para la conformación y Puesta en Marcha de una organización de recicladores de Guayaquil- Medellín. Informel

[3] AINSA ACODAL. 2.003Proyecto Piloto para la conformación y Puesta en Marcha de una organización de recicladores de Guayaquil- Medellín. Informe 

 

[4] Gómez Correa Jaime Arturo. AINSA ACODAL-Facultad de Medicina U de A. 2003. Proyecto Piloto para la conformación y Puesta en Marcha de una organización de recicladores de Guayaquil. Condiciones socioeconómicas y de salud de los recuperadores informales y de sus familias,

del sector de guayaquil, Medellín,.p 54-56

 

[5] EEVVM. 1.998. Sistema de Información del Servicio Integrado de Aseo para Medellín y sus 5 corregimientos(SIAM5).  Universidad de Antioquia. Centro de Investigaciones Ambientales. Medellín.

 

[6] Sanear, 2.004. Informe de Interventoría.

[7] Proyecto Piloto para la Organización y puesta en marcha de una Organización de Recicladores Informales del Sector de Guayaquil. Informe Final. Medellín.  Abril. 2004

[8]DANE. Cadena del Reciclaje en Bogotá. Unidad Ejecutiva de Servicios Públicos. Bogota. DC. 2.003 

[9] Botero U. Eduardo, Mendieta L. JC, Rueda H. J., Osorio F.C. 2.003.  Introducción a la Valoración Ambiental y Estudios de Caso. Universidad de los Andes. Bogotá. P.60-61