*** Compilado por RESOL Engenharia LTDA ***

 

SEGUNDA VERSION

PROYECTO DE LEY
GENERAL DE RESIDUOS SOLIDOS
N 4129/98-CR


Los Congresistas de la República que suscriben, ejerciendo el derecho de iniciativa legislativa a que se refiere el artículo 107 de la Constitución Política del Perú, presentan el Proyecto de Ley siguiente:

CONSIDERANDO:

Que, la Constitución Política en su artículo 2 inciso 22, artículos 7, 43 y 67 establece:

Que, el Código del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, Decreto Legislativo N 613, en los artículos 1 y 2 de su Título Preliminar y artículos 1 y 101; estipula:

Que, la Ley General de Salud, Ley N 26842, en su artículo 1 del Título Preliminar y artículos 99 y 103, señala:

Que, el Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación, aprobado mediante Resolución Legislativa N 26234, indica en su Preámbulo:

Que, el Decreto Legislativo N 757, Ley Marco para el Crecimiento de la Inversión Privada, señala en su artículo 49: "El Estado estimula el equilibrio racional entre el desarrollo socio-económico, la conservación del ambiente y el uso sostenido de los recursos naturales, garantizando la debida seguridad jurídica a los inversionistas mediante el establecimiento de normas claras de protección del medio ambiente". En consecuencia, el Estado promueve la participación de empresas o instituciones privadas en las actividades destinadas a la protección del medio ambiente y la reducción de la contaminación ambiental".

Que, en cumplimiento de lo establecido en el artículo 75 del Reglamento del Congreso de la República cumplimos con expresar lo siguiente:

Que, por los fundamentos expuestos:


EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA

HA DADO LA SIGUIENTE LEY:

LEY GENERAL DE RESIDUOS SÓLIDOS:

TITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1: Objeto

La presente Ley tiene por objeto establecer el conjunto de pautas, principios, obligaciones y responsabilidades para la gestión y manejo de los residuos sólidos en forma sanitaria y ambientalmente adecuadas, a fin de proteger la salud y bienestar de la persona humana.

Artículo 2: Ambito de aplicación

La presente Ley se aplica a las actividades relacionadas con la gestión, los procesos y operaciones desarrollados desde la generación hasta la disposición final de los residuos sólidos, y las actividades de internamiento y tránsito por el territorio nacional de aquellos residuos generados fuera del país. No están comprendidos en el ámbito de esta Ley, los residuos sólidos de naturaleza radiactiva.

Artículo 3: Lineamientos de política

La gestión y manejo de los residuos sólidos se rige por los siguientes lineamientos de política, de carácter obligatorio:

  1. Adoptar medidas destinadas a reducir los volúmenes de generación y la peligrosidad de los residuos sólidos y evitar situaciones de riesgo e impactos negativos en la salud humana y en el ambiente, como condiciones indispensables del desarrollo humano.
  2. Definir planes, estrategias y acciones de gestión de residuos sólidos conjugando las variables económicas, sociales, culturales, técnicas, sanitarias y ambientales. La gestión de los residuos sólidos debe planificarse y ejecutarse coordinada y concertadamente.
  3. Asumir acciones integrales de manejo de los residuos sólidos desde su generación hasta la disposición final.
  4. Promover la iniciativa y la participación activa de la población, la sociedad civil organizada y el sector privado en la gestión de los residuos sólidos.
  5. Definir estrategias y ejecutar acciones de educación y capacitación para alcanzar los objetivos de una gestión de los residuos sólidos eficiente y eficaz.
  6. Armonizar las políticas de ordenamiento territorial y las de gestión de residuos, con el objeto de favorecer el manejo adecuado de los residuos sólidos y la identificación de áreas apropiadas para la localización de las instalaciones para su tratamiento, transferencia y disposición final.
  7. Promover el uso de tecnologías, métodos, prácticas y procesos de producción y comercialización, que favorezcan la minimización de los residuos sólidos y su manejo adecuado.
  8. Fomentar la incorporación de los costos de la prevención, control, fiscalización, recuperación y compensación que se deriven del manejo de residuos sólidos, en la contabilidad de las personas naturales y jurídicas generadoras o poseedoras de dichos sólidos.
  9. Realizar las acciones de segregación de residuos sólidos, prioritariamente en el lugar de su generación, utilizando métodos y técnicas apropiadas y en condiciones de seguridad sanitaria para el personal involucrado.
  10. Ejecutar acciones de manejo selectivo de los residuos sólidos, pudiendo realizarse el manejo conjunto de residuos sólidos de distinto tipo, cuando no se generen riesgos sanitarios o ambientales significativos.
  11. Establecer acciones orientadas a recuperar áreas degradadas por la descarga inapropiada e incontrolada de los residuos sólidos.
  12. Fomentar la generación, sistematización y difusión de información técnica como instrumento para la toma de decisiones y el control del manejo de los residuos sólidos.
  13. Erradicar las prácticas de descarga, acopio, abandono, segregación y comercialización de residuos sólidos, en zonas o condiciones no permitidas por la ley.
  14. Promover el reaprovechamiento de los residuos sólidos y la adopción de prácticas para su tratamiento y adecuada disposición final.

TITULO II

DEL SISTEMA NACIONAL DE GESTIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS

CAPÍTULO 1

De la Coordinación Interinstitucional

Artículo 4: Conformación del Sistema

El Sistema Nacional de Gestión de Residuos Sólidos está integrado por todas las entidades o dependencias sanitarias y ambientales del Estado de los niveles de gobierno nacional, regional y local, así como por la sociedad civil y el sector privado vinculado al manejo de residuos sólidos. El Sistema es coordinado por el Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos.

Artículo 5: Objetivo del Sistema

El objetivo prioritario del Sistema Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, es alcanzar un manejo integrado y sostenible de los residuos sólidos en el país, mediante la articulación, integración y compatibilización de las políticas, planes, estrategias, acciones, recursos y capacidades de las personas naturales y jurídicas que intervienen en la gestión y el manejo de los residuos sólidos.

Articulo 6: Comité Nacional

El Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, es una instancia técnica que reúne a las autoridades representativas de diversos sectores e instituciones públicas, para coordinar, concertar y adoptar acuerdos que permitan alcanzar los objetivos del Sistema Nacional de Gestión de Residuos Sólidos. El Comité está integrado por:

  1. Los responsables de los órganos de línea con competencias ambientales de los siguientes Ministerios: Ministerio de Salud; Ministerio de Industria, Turismo, Integración y Negociaciones Comerciales Internacionales; Ministerio de Energía y Minas; Ministerio de Pesquería; Ministerio de Agricultura; y, Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción
  2. Un representante del Despacho del Viceministerio de Desarrollo Regional del Ministerio de la Presidencia
  3. El Director Municipal de Servicios a la Ciudad y Medio Ambiente de la Municipalidad Metropolitana de Lima
  4. El Director Municipal de Servicios a la Ciudad de la Municipalidad Provincial del Callao
  5. Dos representantes de las Municipalidades Provinciales Regionales, designados por la Asociación de Municipalidades del Perú; y,
  6. El Presidente del Consejo Nacional del Ambiente (CONAM) quien presidirá el Comité Nacional

Para la adopción o implementación de acuerdos específicos, el Presidente del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, podrá invitar a representantes de otras instituciones para que participen en las reuniones del Comité Nacional.

Artículo 7: Secretaría Ejecutiva

La Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA), en su calidad de autoridad de salud de nivel nacional, ejerce la función de Secretaría Ejecutiva del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos. La Secretaría Ejecutiva es una instancia permanente que coordina, ejecuta y vigila el cumplimiento de los acuerdos y disposiciones emitidas por el Comité Nacional, y está a cargo del Director General de la DIGESA, en calidad de Secretario Ejecutivo del Comité Nacional.

Artículo 8: Gestión Regional

Las Municipalidades Provinciales de las Regiones elaborán sus políticas, estrategias, programas y planes de gestión de residuos sólidos coordinada y concertadamente, en armonía con las acciones de las dependencias sectoriales desconcentradas, las políticas de desarrollo regional y los acuerdos adoptados por el Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos. Asimismo, elaborarán y aprobarán, con los mismos criterios, las propuestas municipales de su Región que serán alcanzadas al Comité Nacional.

Artículo 9: Acuerdos de alcance transectorial

Las políticas, estrategias, planes nacionales y demás acuerdos de gestión de residuos sólidos establecidos por el Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, son de obligatorio cumplimiento y deben ser implementados adecuadamente por todas las entidades, instituciones y personas que integran el Sistema Nacional de Gestión de Residuos Sólidos.

 

 

Artículo 10: Acuerdos específicos

La Secretaría Ejecutiva del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos podrá solicitar al CONAM, la conformación de grupos técnicos para la elaboración de documentos técnicos de carácter específico, dentro del Marco Estructural de Gestión Ambiental.

Artículo 11: Participación ciudadana

La sociedad civil organizada y el sector privado podrán alcanzar sus propuestas, pedidos o recomendaciones al Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, a través de su Secretaría Ejecutiva. La Agenda de las reuniones del Comité Nacional es pública.

CAPÍTULO 2

De las Competencias

Artículo 12: Competencia de los Sectores

La gestión de los residuos sólidos de origen industrial, agropecuario, agroindustrial o de instalaciones especiales es regulada, fiscalizada y sancionada por los ministerios u organismos regulatorios correspondientes. La aplicación de sanciones relativas al manejo de residuos sólidos que se realiza fuera de las áreas extractivas e instalaciones industriales o especiales, está sujeta al dictamen previo del Ministerio de Salud, a través de sus unidades técnicas especializadas en salud ambiental.

Artículo 13: Competencia del Sector Salud

El Ministerio de Salud a través de la DIGESA normará los aspectos técnicos sanitarios de todos los sistemas de manejo de residuos sólidos, incluyendo las actividades de reciclaje, reutilización y recuperación. Asimismo, fiscaliza de oficio o a pedido de parte, el manejo de los residuos sólidos, debiendo emitir los dictámenes previos correspondientes, de conformidad con lo dispuesto en la presente Ley y sus normas reglamentarias.

El Ministerio de Salud, a través de sus unidades técnicas especializadas en salud ambiental, regula, fiscaliza y sanciona el manejo de los residuos sólidos de establecimientos de salud, así como de los envases y embalajes de sustancias y productos peligrosos utilizados en actividades domésticas y en campañas sanitarias.

Artículo 14: Competencia de Transportes y Construcción

La gestión de los residuos sólidos de la actividad de la construcción civil es regulada y fiscalizada por el Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción. El Sector planifica, regula y fiscaliza el transporte de los residuos peligrosos, en coordinación con el Ministerio de Salud y las Municipalidades Provinciales. Supletoriamente podrá ejercer estas funciones la Municipalidad Provincial correspondiente.

Artículo 15: Competencia provincial

Las municipalidades provinciales regulan y fiscalizan la prestación de los servicios de manejo de residuos sólidos de origen domiciliario, comercial y de aquellas actividades que generen residuos similares a éstos, de carácter no peligrosos, así como la limpieza pública en sus respectivas jurisdicciones. Asimismo, son responsables de las plantas de transferencia, tratamiento y disposición final de dichos residuos y de la limpieza pública en el Distrito del Cercado de las ciudades capitales correspondientes.

Las municipalidades provinciales podrán asumir la prestación de los servicios de manejo de residuos sólidos para complementar o suplir la acción de aquellos distritos de su jurisdicción que no puedan hacerse cargo de los mismos en forma adecuada.

En situaciones de emergencia sanitaria declarada por el Ministerio de Salud, las Municipalidades Provinciales correspondientes deberán apoyar y prestar ayuda para realizar la limpieza pública en los distritos afectados de su jurisdicción.

Artículo 16: Competencia distrital

Las municipalidades distritales son responsables por la prestación de los servicios de recolección y transporte de los residuos sólidos señalados en el primer párrafo del artículo anterior. La municipalidad distrital deberá conducir los residuos sólidos de su responsabilidad directamente al lugar de disposición final autorizado por el Ministerio de Salud, a menos que éste se encuentre ubicado a más de 10 km. de distancia de los límites de su distrito, en cuyo caso, los residuos deberán ser transportados a la planta de transferencia provincial correspondiente.

Artículo 17: Ciudad Metropolitana de Lima

Los alcaldes de la ciudad metropolitana de Lima coordinarán, armonizarán y concertarán estrategias y acciones para la gestión de los residuos sólidos de responsabilidad municipal.

La Asamblea Metropolitana de Alcaldes, es la instancia formal para el cumplimiento de lo dispuesto en el párrafo anterior, debiendo incluirse en la Agenda de dicha Asamblea los temas relativos a la gestión de los residuos sólidos.

Artículo 18: Apoyo para la fiscalización

El Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo fiscalizan el fiel cumplimiento de esta Ley y sus normas reglamentarias.

La Policía Nacional brindará el apoyo que requieran las autoridades públicas para el cumplimiento de sus funciones y la fiscalización del manejo de los residuos sólidos.

TITULO III

DEL MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS

Artículo 19: Residuo Sólido

Se consideran residuos sólidos a aquellos productos o subproductos en estado sólido o semisólido que, por voluntad de su generador o poseedor, por mandato de la autoridad o de la ley, deben ser manejados a través del sistema de manejo previsto en el artículo 23, a fin de evitar riesgos a la salud y el ambiente.

Artículo 20: Clasificación

Para los efectos de esta Ley y sus reglamentos, los residuos sólidos se clasifican según su origen, pudiendo agruparse en categorías, como las siguientes:

1. Residuo domiciliario

2. Residuo comercial

3. Residuo de establecimiento de salud

4. Residuo industrial

5. Residuo de limpieza pública

6. Residuo de construcción civil

7. Residuo agrícola

8. Residuo de instalaciones especiales

Artículo 21: Residuo Peligroso

Se consideran peligrosos, aquellos residuos que por sus características o el manejo al que son sometidos o van a ser sometidos, representan un riesgo significativo para la salud o el ambiente. Sin perjuicio de lo establecido en las normas internacionales o las reglamentaciones nacionales específicas, se considerarán peligrosos los residuos que presenten por lo menos una de las siguientes características: inflamabilidad; corrosividad, reactividad, toxicidad, o patogenicidad. La autoridad sectorial competente establecerá procedimientos técnicos para determinar la presencia de dichas características.

Artículo 22: Otros criterios de clasificación

Al establecer normas reglamentarias, disposiciones técnicas específicas para alcanzar los objetivos del adecuado manejo de los residuos sólidos en general o para cada categoría de residuo según la clasificación establecida en el artículo 20 de esta Ley, se podrán establecer subclasificaciones en función de las características de los residuos sólidos como su naturaleza orgánica o inorgánica, física o química, o su potencial de reaprovechamiento.

 

 

Artículo 23: Del manejo

Los residuos sólidos deben ser sometidos a un sistema de manejo que incluya las siguientes operaciones o procesos, según corresponda:

  1. Minimización de residuos
  2. Segregación
  3. Acondicionamiento y almacenamiento
  4. Reaprovechamiento
  5. Recolección.
  6. Transporte
  7. Transferencia
  8. Tratamiento
  9. Disposición final

Artículo 24: Internamiento de residuos

Se prohibe internar al territorio nacional residuos sólidos destinados a su disposición final y aquellos que por su sistema de manejo resultaren peligrosos para la salud humana y el ambiente. Asimismo, se prohibe el tránsito por el territorio nacional de los residuos indicados, cuando su destino final no es el país. Sólo se permitirá el internamiento de residuos sólidos destinados a actividades de reciclaje, reutilización o recuperación previa autorización de la DIGESA.

Artículo 25: Residuos del ambito no municipal

El generador de residuos sólidos no comprendidos en el ámbito de la gestión municipal, es responsable por su manejo sanitario y ambientalmente adecuado, desde su generación hasta la disposición final, de acuerdo a lo establecido en la presente Ley, sus reglamentos y las normas técnicas correspondientes.

Artículo 26: Reaprovechamiento de residuos de alimentos

El Estado promueve el reaprovechamiento de los residuos sólidos generados en el procesamiento y comercialización de alimentos, previo tratamiento.

El reaprovechamiento de los residuos de alimentos para la nutrición de animales, está sujeta a la aprobación del Ministerio de Agricultura, previa opinión favorable de las unidades de salud ambiental del Ministerio de Salud, que correspondan.

Artículo 27: Transporte de residuos de alimentos

Los residuos mencionados en el artículo anterior deben recolectarse y transportarse en unidades especial y exclusivamente acondicionadas para este efecto. Se prohibe la recolección y transporte de dichos residuos en unidades utilizadas para el transporte de otros tipos de residuos. En esta disposición no se incluyen los residuos alimentarios de origen domiciliario.

Artículo 28: Envases de residuos peligrosos

Los envases de las sustancias o productos peligrosos deben ser recuperados por los productores nacionales, o en su defecto, por los importadores de los mismos, quienes son responsables de su manejo.

Artículo 29: Obligaciones específicas

Para alcanzar los objetivos de la presente Ley y sus normas reglamentarias, la autoridad competente podrá requerir al productor o al importador, distribuidor, comerciante o cualquier otra persona responsable de la comercialización de productos o servicios generadores de residuos sólidos, el cumplimiento de obligaciones específicas, como las siguientes:

  1. Modificar sus procesos de producción, prestación de servicios o la utilización de envases y embalajes, que por su diseño, fabricación, comercialización o utilización,
  2. contribuyan a la minimización de los residuos sólidos, su reaprovechamiento o disposición final en forma menos perjudicial para la salud y el ambiente.

  3. Hacerse cargo directamente del manejo de los residuos derivados de sus productos, servicios o actividades.
  4. Adoptar sistemas de recuperación o retorno de los residuos derivados de sus productos.
  5. Sustituir el uso de envases y embalajes para minimizar la generación de residuos sólidos o facilitar su reaprovechamiento o disposición final, en armonía con los objetivos de la presente Ley.

Artículo 30: Adquisiciones Estatales

Las entidades y dependencias del Estado que aperturen procesos de adquisiciones y contrataciones, optarán preferencialmente por productos y servicios de reducido impacto ambiental, que sean durables, no peligrosos, reciclables y susceptibles de reaprovechamiento. Estas características deben ser incluidas en las especificaciones técnicas y administrativas de los concursos o licitaciones correspondientes.

Artículo 31: Participación de la población

Los usuarios son responsables de almacenar los residuos sólidos que generan en sus domicilios, en forma sanitaria y ambientalmente adecuadas para evitar daños a terceros y facilitar la prestación de los servicios de recolección y transporte.

La población participa activamente en la fiscalización del manejo de los residuos sólidos, debiendo informar a las autoridades competentes acerca de los hechos que evidencien su posible manejo inadecuado.

Artículo 32: Responsabilidad solidaria

La responsabilidad legal del generador, el operador, el poseedor y cualquier otra persona que intervenga en el manejo de residuos peligrosos, es solidaria y se extiende a todo el sistema de manejo de dichos residuos.

Artículo 33: Salud ocupacional

Los operadores de los sistemas de manejo de residuos sólidos deberán contar con los equipos necesarios para salvaguardar su salud y la de terceros, en las actividades que realizan.

TÍTULO III

DE LA INFORMACIÓN DEL

MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS

Artículo 34: De la información

Las autoridades responsables de la fiscalización del manejo de los residuos sólidos, sistematizarán y pondrán a disposición de los usuarios la información obtenida en el ejercicio de sus funciones. Asimismo, deben remitir a la Secretaría Ejecutiva del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos un informe anual sobre la gestión de los residuos sólidos generados por las actividades comprendidas en su ámbito de competencia , considerando todas las operaciones o procesos del sistema de manejo, de acuerdo a lo establecido en el artículo 23 de esta Ley. La Secretaría Ejecutiva podrá requerir mayor información o recomendar las correcciones a las operaciones o procesos de manejo que considere necesarias.

Artículo 35: Declaración de manejo y manifiesto generador

El generador de residuos sólidos no comprendidos en el ámbito de la gestión no municipal, remitirá anualmente a la autoridad de su Sector correspondiente una Declaración de Manejo de Residuos Sólidos, en la que detallará el estimado del volumen y las características de los residuos a generarse, asi como, el sistema de manejo correspondiente. En la declaración se incluirá la información consolidada de los manifiestos de manejo de residuos sólidos peligrosos suscritos durante el año transcurrido.

Artículo 36: Declaración de manejo y manifiesto operador

La disposición del artículo anterior se extiende a los responsables del transporte, plantas de tratamiento o de disposición final de residuos peligrosos, así como a los responsables de las plantas de transferencia, tratamiento y disposición final de residuos sólidos del ámbito de gestión municipal, los que deberán informar sobre los servicios que han prestado, a las unidades técnicas especializadas correspondientes, del Ministerio de Salud.

Artículo 37: Notificación de enfermedades y accidentes

Los generadores de residuos sólidos no comprendidos en el ámbito de la gestión no municipal y operadores de los sistemas de manejo de dichos residuos notificarán sobre las enfermedades ocupacionales, accidentes y emergencias presentadas durante el manejo de los residuos sólidos a la autoridad de salud de la jurisdicción correspondiente, la que a su vez informará a la Secretaría Ejecutiva del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos.

Artículo 38: Archivo de información

Los generadores y operadores de los sistemas de manejo de residuos sólidos peligrosos deberán conservar las Declaraciones y Manifiestos indicados en los artículos 35 y 36 de esta Ley, durante un plazo no menor de cinco años.

Artículo 39: Participación ciudadana

La población participa en la definición de políticas y planes de gestión de residuos sólidos. Los proyectos de manejo de residuos sólidos sometidos al proceso de evaluación de impacto ambiental deberán ser puestos a disposición pública para el debido ejercicio del derecho de participación ciudadana.

TÍTULO IV

DE LA PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS

DE MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS

Artículo 40: Modalidades de la prestación

El manejo de residuos sólidos se ejecuta a través de cualquier modalidad de prestación pública, privada o mixta, siempre que se garantice la sostenibilidad de la prestación, su eficiencia en términos de calidad y cobertura y la prevención de impactos sanitaria y ambientalmente negativos.

Artículo 41: Límites de la prestación municipal

Las municipalidades provinciales y distritales son responsables por la prestación de los servicios de recolección, transporte, transferencia, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos indicados en el primer párrafo del artículo 15, cuando su volumen no exceda la capacidad de un contenedor de 200 litros de generación diaria.

Artículo 42: Responsabilidad por daños

La contratación a terceros no exonera a la entidad legalmente responsable de los residuos sólidos, de asumir solidariamente el costo de los daños causado al ambiente, la salud de la comunidad u otros daños originados por su manejo inadecuado.

Artículo 43: Seguro obligatorio

Las entidades generadoras o responsables del manejo de residuos sólidos peligrosos están obligadas a contratar una póliza de seguro contra todo riesgo, que cubra todas las operaciones de manejo de los mismos, desde su generación hasta la disposición final. Esta disposición incluye a los residuos que son almacenados para su posterior reaprovechamiento.

Artículo 44: Estudios de Impacto Ambiental (EIA) y Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA)

Los sistemas de manejo de residuos sólidos constituirán parte integrante de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) y los Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA). Para la inclusión de los sistemas de manejo de residuos sólidos en los referidos instrumentos, se deben considerar los siguientes aspectos, así como aquellos que se establezcan en las disposiciones reglamentarias que se aprueben al amparo de esta Ley:

  1. Minimización de residuos sólidos
  2. Segregación de residuos sólidos en la fuente de generación
  3. Prevención y control de riesgos sanitarios y ambientales
  4. Criterios adoptados y características de las operaciones o procesos del sistema de manejo, de acuerdo a lo establecido en el artículo 23 de esta Ley

Artículo 45: EIA de infraestructura

Para la construcción de infraestructura de tratamiento, transferencia y disposición final de residuos sólidos se requiere contar con un EIA, previamente aprobado por la autoridad de salud de nivel nacional. Cuando la aprobación referida a la infraestructura de tratamiento de residuos sólidos esté dentro del ámbito de competencias de otro Sector, antes de la aprobación del EIA la autoridad competente deberá someter el expediente a opinión previa de la autoridad de salud, indicada.

Artículo 46: Licencia municipal de funcionamiento

La operación de infraestructura de tratamiento, transferencia y disposición final de residuos sólidos está sujeta a la previa expedición de la Licencia Municipal de Funcionamiento correspondiente.

Artículo 47: Selección de áreas

La selección del lugar donde se va a construir un relleno sanitario o de seguridad, una planta de tratamiento o transferencia, u otra infraestructura para el manejo de residuos sólidos, se basará en criterios sanitarios y ambientales a fin de evitar riesgos a la salud y bienestar de la comunidad.

Artículo 48: Intangibilidad de áreas

Son intangibles para la urbanización y el desarrollo de actividades comerciales y productivas, las áreas ubicadas dentro del radio de 1.5 Km. circundantes a los rellenos sanitarios.

Artículo 49: Auditorías

Los sistemas de manejo de residuos sólidos e infraestructura de transferencia, tratamiento y disposición final de residuos sólidos, serán auditados de conformidad con las normas de fiscalización establecidas por los sectores correspondientes.

Artículo 50: Facilidades para la auditoría

Todos los generadores, responsables y operadores de sistemas e infraestructura de manejo de residuos sólidos, facilitarán el ingreso a sus instalaciones y el acceso a sus documentos técnicos y administrativos, a los representantes autorizados por las autoridades competentes, para realizar las auditorías señaladas en el artículo anterior o las actividades análogas que se requieran.

TÍTULO V

DE LOS INSTRUMENTOS ECONÓMICOS

Artículo 51: Establecimiento de incentivos

Las autoridades competentes que regulen o fiscalicen el manejo de residuos sólidos establecerán condiciones favorables que directa o indirectamente generen un beneficio económico, en favor de aquellas personas o entidades que contribuyan a mejorar el manejo de los residuos sólidos, sea a través de la segregación de materiales reaprovechables, su reciclaje, reutilización o recuperación, o de la inversión en tecnología, la utilización de prácticas, métodos o procesos de producción que conduzcan a la minimización de residuos sólidos.

Artículo 52: Inversión privada

El Estado promueve la participación del sector privado en la construcción y operación de infraestructura de tratamiento, transferencia o disposición final de residuos sólidos, en coordinación con las autoridades competentes y en el marco de las normas de promoción de inversiones en este campo, incluyendo las que aprueban incentivos tributarios.

Artículo 53: Pago de deudas a municipios

La prestación de servicios administrativos municipales está sujeta a la cancelación de todas las deudas que el usuario ha contraido con el municipio, incluyendo el pago de los derechos referidos al manejo de residuos sólidos.

Artículo 54: Recuperación de envases y embalajes

Los productores nacionales y distribuidores de productos importados deben establecer mecanismos que involucren la participación de los consumidores para la recuperación de envases y embalajes reaprovechables, los que pueden incluir incentivos económicos u otras modalidades. Los establecimientos comerciales donde se expenden productos de consumo o utilización masiva están obligados a facilitar sus instalaciones para dicha actividad de recuperación.

Artículo 55: Buen desempeño ambiental y sanitario

Las autoridades sectoriales publicarán anualmente en medios masivos de comunicación escrita, una lista de las diez empresas o instituciones de su Sector, que han destacado por la prevención y control de impactos ambientales o sanitarios. Uno de los criterios a ser considerados para tal efecto, será el manejo efectuado de los residuos sólidos generados.

Artículo 56: Premio a la minimización

Créase el Premio Nacional a la Minimización de Residuos Sólidos, que será entregado anualmente por la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, a aquella persona natural o jurídica que haya destacado por su contribución al mejoramiento del manejo de los residuos sólidos en el país.

TÍTULO VI

DE LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD, INFRACCIONES Y SANCIONES

Artículo 57: Medidas de seguridad

Las autoridades sectoriales podrán aplicar las siguientes medidas de seguridad cuando las operaciones y procesos empleados durante el manejo de residuos sólidos representen riesgos significativos para la salud de las personas o el ambiente:

  1. Aislamiento de áreas o instalaciones;
  2. Suspensión parcial o total de actividades o procedimientos;
  3. Decomiso;
  4. Alerta a través los medios de difusión masiva.

Estas medidas de seguridad son de inmediata ejecución y se aplican sin perjuicio de las sanciones que correspondan.

Artículo 58: Infracciones y sanciones

Sin perjuicio de las acciones constitucionales, civiles o penales a que hubiere lugar, las infracciones a las disposiciones contenidas en la presente Ley, darán lugar a la aplicación de una o más de las siguientes sanciones administrativas:

  1. Amonestación.
  2. Multa.
  3. Cierre temporal o definitivo de empresas o instalaciones de manejo de residuos sólidos.

Artículo 59: Publicación por cuenta del infractor

La autoridad sectorial competente publicará en medios de difusión escrita, las medidas de seguridad y sanciones que imponga en virtud del inciso c) del artículo anterior, por cuenta del infractor.

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS,

TRANSITORIAS Y FINALES

PRIMERA.

El Presidente del Consejo Nacional del Ambiente, instalará el Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, en su calidad de Presidente del mismo, en un plazo no mayor de 60 días calendario, contados a partir de la entrada en vigencia de esta Ley.

SEGUNDA.

Las empresas o instituciones generadoras y operadoras de instalaciones de manejo de residuos sólidos, deberán presentar a las autoridades competentes una Declaración de Manejo de Residuos Sólidos, en la que detallarán los volúmenes y las características de los residuos sólidos generados en sus instalaciones durante el año previo a la aprobación de la presente Ley, así como, los sistemas de manejo que hubieren estado operando, en un plazo no mayor de seis meses calendario, contados a partir de la publicación de esta Ley.

Las empresas que a la fecha de entrada en vigencia de la Ley, tuvieran Programas de Adecuación y Manejo Ambiental aprobados o en ejecución, podrán ser requeridas por la autoridad competente, para efectuar los ajustes que correspondan, con el objeto que se adecuen a lo dispuesto en la presente Ley y sus normas reglamentarias.

TERCERA.

Las empresas comprendidas en los artículos 28 y 54 de esta Ley, están obligadas implementar los mecanismos de recuperación de sus envases y embalajes en un plazo no mayor de dos años.

CUARTA.

La Secretaría Ejecutiva del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, elaborá en un plazo no mayor de noventa días calendario contados a partir de la instalación del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, los formularios correspondientes a la Declaración y Manifiesto del Manejo de Residuos Sólidos, indicados en los artículos 35 y 36 de esta Ley, para ser aprobado por la Presidencia de Consejo de Ministros.

QUINTA.

El Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos se reune en los meses de enero y agosto de cada año, con el objeto de adoptar los acuerdos propios de sus funciones establecidas en el artículo 6 de esta Ley. Podrá reunirse extraordinariamente, previo acuerdo de sus integrantes.

SEXTA.

Durante el primer año de su gestión, el Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos constituirá un Grupo Técnico para la elaboración del Reglamento de Manejo de Residuos Peligrosos, que deberá ser alcanzado a la Presidencia del Consejo de Ministros para su correspondiente aprobación.

SÉPTIMA.

Créase el Registro de Auditores de Salud Ambiental, en la Dirección General de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, el que será implementado por la referida institución en un plazo no mayor de sesenta días calendario.

OCTAVA.

Las Municipalidades Provinciales evaluarán e identificarán en coordinación con el Ministerio de Salud y las otras autoridades sectoriales competentes, espacios geográficos en su jurisdicción, que puedan ser utilizados para la instalación de plantas de tratamiento, transferencia y disposición final. En un plazo no mayor de 270 días calendario publicarán una lista de las áreas disponibles para la construcción y operación de dichas instalaciones.

NOVENA.

Los Consejos de Coordinación con Gobiernos Locales y los Consejos Interinstitucionales y Multisectoriales de los Consejos Transitorios de Administración Regional (CTAR), son las instancias formales para el cumplimiento de lo dispuesto en el Artículo 8 de esta Ley.

DÉCIMA.

La máxima autoridad ejecutiva de la Región es responsable de alcanzar las propuestas indicadas en el artículo 8 de la presente Ley, al Ministerio de la Presidencia, para ser presentadas al Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos.

El Ministerio de la Presidencia, remitirá una copia a la Secretaría Ejecutiva del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos de las propuestas recibidas, así como de las recomendaciones, observaciones u otros requerimientos regionales, a través del Viceministerio de Desarrollo Regional.

DECIMOPRIMERA.

Para el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 9 de esta Ley, los acuerdos de alcance transectorial para la gestión de residuos sólidos serán presentados por el Presidente del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos ante la Presidencia del Consejo de Ministros o Ministerios correspondientes, para su aprobación.

DECIMOSEGUNDA.

Para el ejercicio de sus funciones dictaminadora y de fiscalización, el Ministerio de Salud recibirá un porcentaje del monto de las multas aplicadas por las autoridades sectoriales competentes y las Municipalidades Provinciales, por el incumplimiento de la presente Ley y sus normas reglamentarias. Los recursos que reciba el Ministerio de Salud por este concepto, serán destinados exclusivamente para el cumplimiento de sus funciones como Secretaría Ejecutiva del Comité Nacional de Gestión de Residuos Sólidos, actividades de capacitación y apoyo a los municipios.

DECIMOTERCERA.

Las Disposiciones Complementarias, Transitorias y Finales de esta Ley, que establecen plazos, procedimientos o responsabilidades, serán de aplicación hasta que se establezcan los Reglamentos correspondientes, pudiendo prolongarse su vigencia, siempre y cuando, en dichos Reglamentos no se establezca disposición distinta.

DÉCIMOCUARTA.

La aplicación de esta Ley es supletoria respecto del manejo de residuos sólidos que cuentan con normas o reglamentaciones específicas, siempre que éstas no contradigan sus disposiciones. Los productos y sobproductos que son denominados en otras normas nacionales e internacionales como basura, desechos, restos, desperdicios entre otros están comprendidos en el ámbito de esta Ley.

DÉCIMOQUINTA.

Las siguientes definiciones son aplicables en el ámbito de la presente Ley:

  1. CIUDAD METROPOLITANA
  2. Ciudad principal o capital de provincia, caracterizada por integrar a varias ciudades menores a su alrededor, constituyendo en conjunto una sola unidad urbana.

  3. DECLARACIÓN DE MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS
  4. Documento técnico administrativo suscrito por el generador u operador, según corresponda. Describe el sistema de manejo de los residuos sólidos, de una empresa o institución generadora u operadora y comprende las características de los residuos en términos de cantidad y peligrosidad, operaciones y procesos ejecutados y por ejecutar, modalidad de ejecución de los mismos y los aspectos administrativos determinados en los formularios correspondientes.

  5. GENERADOR
  6. Persona natural o jurídica que en razón de sus actividades genera residuos sólidos. También tendrá carácter de generador el importador de residuos.

  7. GESTIÓN
  8. Toda actividad técnica administrativa de planificación, coordinación, concertación, diseño, aplicación y evaluación, de políticas, estrategias, programas y planes de acción del manejo apropiado de los residuos sólidos de ámbito nacional, regional y local.

  9. MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS
  10. Toda actividad técnica operativa que involucre, manipuleo, acondicionamiento, transporte, tratamiento y disposición final, o cualquier otro procedimiento técnico operativo utilizado desde la generación hasta la disposición final de residuos sólidos.

  11. MANIFIESTO DE MANEJO DE RESIDUOS SÓLIDOS
  12. Documento técnico administrativo que describe el manejo de las operaciones o procesos de los residuos sólidos, explicitando los volúmenes generados, sus características, la tecnología utilizada, procedimientos, sistema de seguridad y los aspectos administrativos, determinados en el formulario correspondiente. Es suscrito por el generador y todos los operadores que participan hasta la disposición final de los residuos sólidos.

  13. MINIMIZACIÓN
  14. Acción de reducir el volumen y carga contaminante de los residuos sólidos generados, a través de cualquier método o técnica en los procesos productivos.

  15. OPERADOR
  16. Persona natural o jurídica que realiza cualquiera de las operaciones o procesos que componen el manejo de los residuos sólidos, sea o no el generador de los mismos.

  17. POSEEDOR
  18. Persona natural o jurídica que tenga en su poder residuos sólidos y que no tenga la condición de operador de residuos.

  19. REAPROVECHAR
  20. Volver a obtener un beneficio del bien, artículo, elemento o parte del mismo que constituye residuo sólido, a través del reciclaje, recuperación y reutilización.

  21. RECICLAJE
  22. Toda actividad que permite reaprovechar un residuo sólido mediante un proceso de transformación para cumplir su fin inicial u otros fines.

  23. RECUPERACIÓN
  24. Toda actividad que permita reaprovechar partes de algún elemento o componente que constituye residuo sólido.

  25. RESIDUO AGRÍCOLA
  26. Son aquellos residuos generados en el desarrollo de las actividades agrícolas y pecuarias. Estos residuos incluyen los envases de fertilizantes, plaguicidas, agroquímicos diversos, entre otros.

  27. RESIDUO COMERCIAL
  28. Aquellos generados en los establecimientos comerciales de bienes y servicios, tales como, centros de abastos de alimentos, restaurantes, supermercados, tiendas, bares, bancos, centros de convenciones o espectáculos, oficinas de trabajo en general, entre otras actividades comerciales y laborales análogas.

    Estos residuos están constituidos mayormente por papel, plásticos, embalajes diversos, restos de aseo personal, latas, entre otros similares.

  29. RESIDUO DOMICILIARIO
  30. Aquellos residuos generados en las actividades domésticas en los domicilios, constituidos por restos de alimentos, periódicos, revistas, botellas, embalajes en general, latas, cartón, pañales descartables, restos de aseo personal y otros similares.

  31. RESIDUO DE CONSTRUCCIÓN CIVIL
  32. Aquellos residuos fundamentalmente inertes, que son generados en las actividades de construcción y demolición de obras civiles, tales como: edificios, puentes, carreteras, represas, canales y otras actividades afines a éstas.

  33. RESIDUO DE ESTABLECIMIENTOS DE SALUD
  34. Aquellos residuos generados en los procesos y en las actividades para la atención e investigación médica, en establecimientos tales como, hospitales, clínicas, centros y puestos de salud, laboratorios clínicos, consultorios, entre otros afines.

    Estos residuos se caracterizan por estar contaminados con agentes infecciosos, o que pueden contener altas concentraciones de microorganismos que son de potencial peligro, tales como, agujas hipodérmicas, gasas, algodones, medios de cultivo, órganos patológicos, restos de comida, papeles, embalajes, material de laboratorio, entre otros.

  35. RESIDUO DE ESTABLECIMIENTOS ESPECIALES
  36. Son aquellos residuos sólidos generados en infraestructuras, normalmente de gran dimensión, complejidad y riesgos en su operación, que son usadas para la prestación de ciertos servicios públicos, tales como: plantas de tratamiento de aguas residuales, puertos, aeropuertos, terminales terrestres, plantas de energía nuclear, entre otras.

  37. RESIDUO DE LIMPIEZA PÚBLICA
  38. Son aquellos residuos generados por los servicios de barrido y limpieza de pistas, veredas, plazas, parques y otras áreas públicas.

  39. RESIDUO INDUSTRIAL
  40. Aquellos residuos generados en las actividades de las diversas ramas industriales, tales como, manufacturera, minera, química, energética, pesquera y otras similares.

    Estos residuos presentan diversas características, tales como: lodos, cenizas, escorias metálicas, vidrios, plásticos, papel, cartón, madera, fibras, que generalmente se encuentran mezclados con sustancias alcalinas o ácidas, aceites pesados entre otros, incluyendo en general, los residuos considerados peligrosos.

  41. REUTILIZACIÓN
  42. Toda actividad que permita reaprovechar directamente el bien, artículo o elemento que constituye el residuo sólido, con el objeto que cumpla el mismo fin para el que fue elaborado originalmente.

  43. RIESGO SIGNIFICATIVO
  44. Alta probabilidad de ocurrencia de un evento con consecuencias indeseables para la salud y el ambiente.

  45. SEGREGACIÓN
  46. Acción de separar determinados componentes o elementos físicos de los residuos sólidos para ser manejados en forma especial.

  47. SEMISÓLIDO
  48. Material o elemento que normalmente se asemeja a un lodo y que no posee suficiente liquido para fluir libremente.

  49. TRATAMIENTO

Cualquier proceso, método o técnica que permita modificar la característica física, química o biológica del residuo sólido, a fin de reducir o eliminar su potencial peligro de causar daños a la salud y el ambiente, o de reaprovecharlo.

DECIMOSEXTA:

Deróganse y modifícanse en su caso, todas las normas que se opongan a la presente ley.

DÉCIMOSÉPTIMA:

Esta Ley entrará en vigencia al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial "El Peruano".

Lima, 09 de octubre de 1998.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS


En el proceso de modernización del Estado Peruano y la inserción de las actividades socioeconómicas del país, en el esquema de la creciente globalización y la mayor competitividad de los mercados nacionales e internacionales, la gestión de los residuos sólidos cobra especial relevancia por sus implicancias sanitarias, ambientales y económicas, más aun, por la preponderancia que ha adquirido el principio de desarrollo sostenible, en virtud del cual, el crecimiento económico debe ser compatible y armónico con la equidad social y la protección ambiental.

En el mismo sentido, la Agenda 21 de la Conferencia de las Naciones Unidas, sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, señala en el Capítulo 6 que: "La salud y el desarrollo tienen una relación directa. Tanto el desarrollo insuficiente que conduce a la pobreza como el desarrollo inadecuado que redunda en el consumo excesivo, combinados con el crecimiento de la población mundial, pueden redundar en graves problemas de salud relacionados con el ambiente en los países desarrollados y en los países en desarrollo."

Hay varios aspectos vinculados al desarrollo que contribuyen a agudizar la complejidad del manejo de los residuos sólidos. El crecimiento del Producto Bruto Interno PBI (7,0% en 1996 y 7,4% en 1997), la apertura y modernización del mercado nacional y el crecimiento poblacional (24 millones 371 mil habitantes en 1997, con una tasa de crecimiento promedio anual de 1,7%) han propiciado una mayor generación de residuos sólidos, el incremento de sus características de peligrosidad y de sus impactos negativos, generándose riesgos significativos para los recursos naturales y la calidad ambiental. Otro factor que complejiza el manejo de los residuos sólidos, es el proceso de urbanización. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el grado de urbanización que alcanzó el país en 1997 fue del 71,7%, vale decir, que la población del Perú es eminentemente urbana, donde de cada 10 peruanos, 7 viven actualmente en áreas catalogadas como urbanas, mientras que en las áreas rurales residen tan sólo 3 en promedio.

Debe tenerse en cuenta que la generación per capita promedio de residuos sólidos en el país, bordea aproximadamente los 0,53 kilogramos por habitante, por día; 2,0 kilogramos por cama por día en los hospitales y 5 y 2.5 kilogramos por centro y puesto de salud respectivamente, por tanto, se estima que en el país, la generación total promedio de residuos sólidos de origen domiciliario a ser atendido diariamente, es aproximadamente 12,900 toneladas, mientras que los generados en establecimientos de salud alcanzan las 56 toneladas.

Por otro lado, los sectores productivos o industriales generan grandes cantidades de residuos sólidos, de naturaleza eminentemente peligrosa que se suman a los mencionados anteriormente y deben ser manejados en forma integral, sanitaria y ambientalmente adecuada y en concordancia con las estrategias y principios del desarrollo sostenible. La generación de residuos sólidos está asociada a las diversas actividades que contribuyen al PBI del país, el que recibe aportes en cerca del 23% de las actividades industriales manufactureras, 56% de las actividades de servicios, 12% de las actividades de construcción y 9% de otras fuentes de renta.

La generación de los residuos sólidos y su correspondiente manejo están vinculados al propio modelo de desarrollo, por lo que se requiere armonizar las actividades económicas del país con la debida protección del ambiente, y fundamentalmente con la salud de las personas, para contribuir a su pleno desarrollo personal y social. Como consecuencia de ello, el manejo de los residuos sólidos está comprendido en las regulaciones asociadas al derecho a un ambiente adecuado y a la salud y debe ser objeto de un tratamiento legal integrado.

La identificación y gestión de los residuos sólidos a partir de sus fuentes de generación, permiten diseñar, elaborar e implementar políticas, planes, estrategias y aspectos técnicos operativos y un marco legal, adecuados para organizar e integrar el manejo de las distintas clases de residuos sólidos. Además, propician el ordenamiento del marco institucional y reglamentario para suplir las deficiencias del manejo actual de los residuos sólidos en el país.

En la actualidad, los servicios de limpieza pública y de manejo de residuos sólidos en general, no llegan a cubrir en forma satisfactoria las demandas de la población y de los sectores productivos, existiendo serias deficiencias en las diversas etapas del manejo de los residuos sólidos, desde su generación hasta la disposición final, y en especial, en relación a los residuos de naturaleza peligrosa. Esta situación establece un cuadro sanitario que compromete seriamente la salud y el medio ambiente en el Perú, país que presenta un perfil epidemiológico muy heterogéneo y complejo, es decir, desigual, polarizado, estratificado social y geográficamente, regresivo en algunos aspectos y superpuesto, con patologías que corresponden a condiciones y estilos de vida muy diferentes.

En ese escenario epidemiológico, las patologías asociadas al inadecuado manejo del saneamiento ambiental aún prevalecen en niveles preocupantes, evidenciando condiciones de insalubridad en las ciudades como parte de la deuda social prevalente, sobre todo en aquellos segmentos de la sociedad de mayor pobreza.

En 1991 el país experimentó y comprobó su vulnerabilidad sanitaria, en términos de saneamiento básico, con la epidemia del Cólera. Entre 1991 y 1994, se registraron 625,000 casos de esa patología y 12 millones de episodios de diarreas. También las enfermedades metaxénicas, como la malaria, el dengue entre otras derivadas, en gran parte, por el desorden y deterioro ambiental e insalubridad urbana, son factores que contribuyen en el establecimiento de dicho perfil epidemiológico.

Por tanto, el complejo tratamiento de los residuos sólidos aún sigue sin resolverse, sumado a la limitación de la gestión municipal, a la infraestructura sanitaria del país, sobre todo para los residuos industriales de naturaleza peligrosa, y de aquellos que son objeto de movimientos transfronterizos, los que requieren además, de un tratamiento normativo, técnico y administrativo especial para su correspondiente manejo.

Un instrumento fundamental para los responsables de la gestión de los residuos sólidos es la legislación. Un marco legal claro e integrado permite la articulación de estrategias, políticas, planes y acciones programáticas en los diferentes niveles de gobierno y en el ámbito de los operadores. El país cuenta desde 1904 con más de 6,000 normas ambientales, de las cuales más de cien están vinculadas a la gestión de residuos sólidos, las que sin embargo, no constituyen un marco legal integrado para la adecuada gestión de los residuos sólidos en el país.

El marco normativo peruano para el manejo de los residuos sólidos es insuficiente e inadecuado. La norma central para el manejo de los residuos sólidos es el Reglamento de Aseo Urbano (D.S. N 033-81-SA modificado por D.S. N 037-83-SA), cuyo ámbito se extiende sólo a los residuos domiciliarios y comerciales, conteniendo algunas pautas para el manejo de los residuos hospitalarios. La legislación nacional no establece lineamientos claros que faciliten una gestión integral de los residuos, ni delimita las atribuciones de las autoridades competentes, habiendo frecuentes conflictos de competencias en los aspectos normativos, de fiscalización y sanción.

Por lo expuesto, creemos que es necesario e impostergable dotar al país de una norma legal que establezca las pautas y lineamientos generales para el tratamiento de los residuos sólidos en un marco político-normativo claro, consistente, integral y coherente.

Sobre la base de lo expuesto esta propuesta de Ley pretende entre otros efectos, los siguientes:

 

 

ANÁLISIS COSTO - BENEFICIO

La propuesta no generará costos mayores al Estado debido a que se basa fundamentalmente en un reordenamiento del marco institucional y no en la creación de nuevas dependencias administrativas. Más aun, porque se promueve la construcción de infraestructura y la administración de los servicios de manejo de los residuos, por parte del sector privado, estando las autoridades, a cargo de la regulación y fiscalización de estas actividades.

Adicionalmente, se promueve la internalización de los costos derivados del manejo de los residuos peligrosos por las propias empresas o instituciones que los generan, reduciéndose así, los gastos que en la actualidad asumen el Estado y la población por los efectos de la contaminación en la salud de las personas y en sus actividades socioeconómicas.

La propuesta busca establecer lineamientos para un manejo integral de los residuos sólidos desde que son generados, hasta su disposición final. Se busca reasignar los costos del manejo y los impactos derivados de los residuos sólidos, evitando que sean transferidos indirectamente a terceros, como sucede en el caso de los residuos industriales abandonados, los que generan riesgos sanitarios y ambientales causando enfermedades en la población y encareciendo la gestión de las autoridades municipales y sanitarias.

El mayor impacto global de la norma está asociado al mejoramiento de la calidad de vida de la población y a la protección del entorno ambiental y sanitario que la rodea, por lo que sus beneficios recaerán en la mayor parte de la población, que se verá retribuida con la prestación de servicios de manejo de residuos sólidos de mejor calidad y mayor cobertura.

Lima, 09 de octubre de 1998

<!---assunto meio ambiente assunto medio ambiente assunto environment --->