El animal apareció en la localidad rusa de Norislk. Extraviado y con hambre, llega hasta el basural ubicado en un extremo de la ciudad.