“Conversé con muchas personas y nadie oyó la sirena de alarma “, explica Carlos Diniz, un trabajador que espera noticias de su esposa. Las autoridades confirman la muerte de 34 personas

Fonte de la Novedad:
https://elpais.com/internacional/2019/01/26/actualidad/1548508332_354641.html